¿Es Oumuamua una nave extraterrestre?

No. No, no, no. En serio. Nos volvemos loco. Serán las ganas de contactar con extraterrestres, ganas de llamar la atención. O quién sabe,...

Freddie Mercury es ahora también un asteroide

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: queenonline.com

Don’t stop him now. Hasta el firmamento y más allá. El pasado lunes habría cumplido 70 años Freedie Mercury, quien fue el vocalista de la banda Queen, autor de éxitos como Bohemian Rhapsody, I was born to love you o We are the champions.

Y en honor a él, a su obra inmortal, a esta leyenda de luz inextinguible en la música, el Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional ha designado con su nombre a un asteroide descubierto en 1991, año de la muerte del artista. En concreto, el nombre entero del asteroide será “Asteroide 17473 Freddiemercury”. El elegido está en órbita alrededor de Júpiter.

Un regalo de Brian May

Ha dado la noticia Brian May, doctor en astrofísica además de guitarrista y letrista de Queen, e impulsor de la iniciativa de este bautismo. Se ha tomado, así, al pie de la letra esa frase de “hagas lo que hagas, no me aburras” que repetía Mercury, y funciona como uno de los eslóganes de Freddie For A Day, la celebración anual que homenajea la vida del cantante de Queen en ciudades como Londres, París o Berlín.

El asteroide mide unos tres kilómetros y medio de ancho y reflecta poca luz, y por esa ocuridad sólo se puede ver desde la Tierra con telescopios de gran alcance, según ha explicado el propio May.

Ya estrella del pop

Nacido como Farrokh Bulsara en Zanzíbar (Tanzania) en 1946, pero criado en Reino Unido, Freddie Mercury comenzó en la música cuando era estudiante de diseño gráfico. Se inició como parte de las bandas Ibex y Sour Milk Sea, hasta que en 1970 funda Queen, para convertirse en un icono del rock de los años 70 y 80 y una de las voces más importantes de la música popular británica.

Murió en 1991 tras una discreta lucha contra el sida, y su fallecimiento causó gran conmoción en todo el mundo. “A shooting star leaping through the sky”, cantaba Mercury. Para siempre tu luz.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Los perros nos entienden

mailto  facebook  twitter  google+

La dueña de Zeus le habla durante uno de sus paseos diarios. El perro la mira con gesto bovino. Un tipo que se cruza medita en el absurdo de hablarle a los perros. Como si pudieran entender lo que les decimos, piensa. Lo que no sabe es cuánto se equivoca. Porque sí, Zeus entiende lo que su dueña le dice.

Los perros reconocen palabras y tono

Ahora un estudio publicado en la revista Science Daily pone en términos científicos lo que cualquier dueño de perro sabe por experiencia propia. Los canes tiene la habilidad no solo de entender ciertas palabras de nuestro vocabulario. También interpretan la entonación con la que se les hablamos.

Los científicos del Family Dog Project trabajan desde 1994 en el estudio de la etología canina. Ahora publican este descubrimiento que supone un paso más en la relación del hombre con el perro, una unión que empezó hace más de 20.000 años. En este proyecto trabajan expertos en diferentes áreas e instituciones húngaras.

Escáner cerebral

El equipo de Attila Andics, de la universidad de Budapest, utilizó un escáner de resonancia magnética funcional para analizar el comportamiento del cerebro de diferentes perros. Reproducían grabaciones de las voces de sus dueños en las que les decían diferentes palabras y con distintas entonaciones. Lo que descubrieron es que en la corteza cerebral de los animales se activaban regiones neuronales similares a las que los humanos usamos para identificar y decodificar los mensajes verbales.

En concreto, los perros utilizaban las regiones cerebrales del hemisferio izquierdo para identificar las palabras. Estas zonas se activaban ante los mismos términos, independientemente de la entonación de los amos.

Perros colaboradores

Aún así, no fue fácil realizar el estudio, sobre todo por cuestiones logísticas. Por que una cosa es que los animales entiendan las órdenes y otra que estén dispuestos a ejecutarlas. Conseguir que los animales entraran en los escáneres y se estuvieran quietos mientras eran analizados fue todo un reto. Un equipo de adiestradores tardó varias semanas en lograr que 13 de los perros colaboraran en el estudio que ahora se ha publicado.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Nociones sobre la fiebre hemorrágica de Crimea – Congo

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Pixabay

Dos afectados en Madrid, un hombre de 62 años fallecido y una mujer -la enfermera que lo atendió- en la UCI, ambos por el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC), según ha confirmado el Centro Nacional de Microbiología. Se trata de un virus muy desconocido en nuestro país, pero de carácter endémico en África, Oriente Medio, Asia y los Balcanes, al estar situados por debajo de los 50º de latitud norte.

Según explica la OMS (Organización Mundial de la Salud), tanto los animales salvajes como los domésticos -vacas, cabras- pueden ser sus portadores, a raíz contagiarse de garrapatas infectadas; las más propensas son las de clase Hyalomma. No se dispone de vacunas para los animales. Para humanos, aunque se ha desarrollado una vacuna inactivada derivada de cerebro de ratón contra la FHCC, utilizada a pequeña escala en Europa Oriental, actualmente no hay ninguna vacuna segura y eficaz.

Cómo se transmite a las personas

A las personas, el virus de la FHCC se transmite por contacto con la sangre o tejidos de animales infectados durante o inmediatamente después de la matanza -así, muchos casos se han dado en personas relacionadas con la industria ganadera-, o bien directamente por la picadura de garrapatas. Así, el varón fallecido en Madrid explicó que le picó una garrapata mientras paseaba por el campo en Ávila, cuando fue ingresado en el hospital. Se cree que un ave migratoria pudo transportar al insecto. De hecho, se han documentado, en el pasado, varios casos de contagio desde avestruces.

El periodo de incubación varía en función del modo de contagio. Si se produce por una picadura de garrapata, suele ser de uno a tres días, nueve días como máximo. Si se produce por contacto con sangre o tejidos infectados, el periodo oscila de cinco a seis días, con un máximo documentado de 13 días.

Cómo son los síntomas

Los síntomas comienzan de forma súbita, con fiebre, mialgia (dolor muscular), mareo,  rigidez de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos y fotofobia (hipersensibilidad a la luz). También se pueden producir náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, dolor de garganta al principio, bruscos cambios de humor y confusión. Al cabo de dos a cuatro días, se producirá debilidad, dolor abdominal en el cuadrante superior derecho y un agrandamiento del hígado detectable. También es posible sufrir taquicardia, adenopatías y erupción petequial en mucosas internas como la boca y la garganta, y en la piel.

La tasa de mortalidad asociada a este virus es de, aproximadamente, un 30%, y el punto crítico y con más riesgo de fallecimiento es en la segunda semana. Entre los consejos que recomienda la OMS para evitar la transmisión del virus desde las garrapatas al ser humano, usar ropa de manga larga, de color clara para poder detectar a las garrapatas adheridas, usar repelentes autorizados en la piel, examinar la piel en busca de garrapatas. Para la reducción del riesgo de transmisión del virus al hombre, usar ropa protectora durante la manipulación de animales –sobre todo durante la matanza- o someter a los animales a una cuarentena antes de llevarlos al matadero.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Los efectos del cambio climático ya están aquí

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: David Shankbone

Hace ahora justo un año, un conocido político español negaba en sede parlamentaria el cambio climático. Su argumento era que se había profetizado la subida del nivel del mar, pero que esta no se había producido. Pues bien, ahora ya puede estar feliz. Los expertos no tienen dudas de que las recurrentes inundaciones en Estados Unidos son una muestra clara de este fenómeno.

Estudio de inundaciones

Es la conclusión tras estudiar los modelos estadísticos que recogen las subidas del mar en los últimos sesenta años. No solo ahora son más frecuentes, si no que el mar llega más lejos en cada crecida provocada por tormentas o huracanes. El fenómeno es especialmente recurrente en la costa este y en el Golfo de México en esta época del año. Lo que los norteamericanos llaman sunny-day floods (inundaciones en días soleados).

El estudio encabezado por William Sweet y Joseph Park expone que el nivel del mar ha ido subiendo desde hace 10.000 años, si bien los últimos 4.000 se ha mantenido estable. Sin embargo, en el último siglo se ha reiniciado este proceso con una subida media anual de 1,7 mm. Y más aún en las dos últimas décadas, con ascensos de 3,2 mm al año. Para los científicos, que esto es un efecto del cambio climático está fuera de discusión.

Más agua y más fuerte

Los ascensos anuales del mar pueden parecer ridículos, pero cuando se traducen en los efectos de una tormenta, las cosas se agravan. Un nivel mayor del mar significa no solo que el agua llega más arriba, sino también, que lo hace con más fuerza, al presentar mayor volumen. El resultado es que zonas que antes no se anegaban, ahora quedan arrasadas con mayor frecuencia. La traducción en millones de dólares en pérdidas y el riesgo para la población es evidente.

Además, ambos procesos vienen juntos. La subida del nivel del mar y el incremento del número y virulencia de las tormentas. La mayor temperatura de las aguas oceánicas genera bajas presiones que absorben los vientos creando la inestabilidad atmosférica y tornados.

Los republicanos admiten el cambio climático

Afortunadamente, en Estados Unidos los políticos están tomando conciencia, no como sucedía hacer unos meses en España. Miami ha destinado ya 400 millones de dólares a un plan que preparará la línea costera para reconducir las inundaciones. El alcalde republicano, partido que con más energía ha negado el cambio climático, de Tybee Island, en Georgia, ha declarado que “soy republicano, pero también me doy cuenta de lo que está pasando. Cualquier análisis objetivo muestra que el nivel del mar está subiendo”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Europa pierde al 63% de sus gorriones

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

¿Volverán los oscuros gorriones? Seguramente no lo hayan notado demasiado si viven en España, porque este es uno de los países donde menos se registra este fenómenos, pero cada vez hay menos gorriones en los zonas urbanas abandonadas o las agrarias más despobladas de Europa.

Su presencia se ha desplomado en un 63% en solo 30 años. El caso es especialmente dramático en Reino Unido, donde se perdieron 10 millones de ejemplares entre 1970 y 1980, y en concreto, en grandes ciudades como Londres, ya no se ve ni uno. En nuestro país, en cambio, según datos del área de seguimiento de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), el descenso ha sido solo del 6% de media, aunque en la zona centro y Aragón está más acusado y alcanza en torno al 19%. En total, en los últimos diez años, los gorriones comunes se han reducido de ocho millones de ejemplares, se ha pasado de 165 millones en 2006 a poco más de 155 este año.

Aparecieron con las ciudades

Y es que los gorriones son aves sedentarias muy unidas a los humanos, hasta el punto de que surgieron con las primeras ciudades. Y se van con los hombres allí de donde éstos se marchan, aunque sus éxodos tienen también relación con la contaminación, la falta de lugares verdes y la presencia de otras especies exóticas como la cotorra argentina. Algunas de las soluciones propuestas por Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), a las que se puede sumar cualquier ciudadano, son la creación de pequeños nidos y comederos, la promoción de los espacios verdes y un control para las especies exóticas invasoras.

En un reciente estudio de esta organización, se analizaron ejemplares de los núcleos urbanos y la periferia, y los resultados mostrados constatan una realidad más desfavorable para los gorriones que viven en el centro, que pueden sufrir malnutrición, anemia o deficiencias en el sistema de defensa.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias