El fútbol femenino acorta distancia hacia la igualdad. Pero a paso de tractor

Estamos madurando como sociedad en igualdad de género, pero entre las brechas que quedan por cerrar, especialmente abierta está la del deporte femenino. Probablemente...

¿Es Celine Dion una mierda?

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Anirudh Koul

Suele decirse que aquellos a los que les gusta la música establecen dos únicas categorías: la música que ellos escuchan y la música de mierda. El crítico cultural Carl Wilson utiliza una expresión parecida del músico de culto Momus: “el infierno es la música de los demás”, parafraseando a Jean-Paul Sartre.

Un libro polémico

Es lo que trata de establecer Wilson en su obra Música de Mierda, publicada en España por Blakie Books. Cuál es la línea o los criterios que hacen que un tipo de música se considere cool y la otra basura. En qué se basan los críticos y los amantes de la música para establecer esas dos categorías ya comentadas.

Para ellos utiliza durante toda el libro la figura de Celine Dion. La cantante canadiense que vendió más de veinte millones de copias de Let’s Talk About Love y cuyo single My Heart Will Go On, tema principal de la película Titanic, es uno de los más radiados de la historia. Frente a este apabullante triunfo comercial, Dion se ha encontrado siempre con las más aceradas críticas de los entendido y de buena parte de los compañeros de la industria, Madonna entre ellos.

Alguien tiene que estar equivocado. Wilson dedica 200 páginas a una especie de penitencia. La que le lleva desde denostar el trabajo de Dion hace veinte años a verlo ahora con otros valores, poniendo en entredicho, por el camino, el papel, la objetividad y la misma función de la crítica musical y cultural.

Crítica de la crítica

Aunque sigue sin gustarle la música y la pose melodramática de Celine Dion, Wilson duda de que su criterio pueda extrapolarse a alguien más que él mismo y deja entrever que en muchos casos la crítica no es más que prepotencia y desprecio por todo lo mainstream, como si eso fuera un defecto en sí mismo.

El libro de Wilson no es solo un paso más en el viejo debate sobre la utilidad y el criterio de la crítica. Es una nueva visión sobre los elementos que configuran el arte, no a partir de la herramientas que se encuentran en los museos, si no de lo que hoy se escucha en las radios fórmulas.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

De los tazos a Pokémon Go: Por qué ahora salir a la calle mola más

mailto  facebook  twitter  google+

@Lucía León / Leequid

Si de pequeño jugaste con los tazos de Pokémon o con sus videojuegos es muy probable que cuando oíste por primera vez Pokémon Go notarás un cosquilleo que no era más que tu yo pequeño saltando de alegría. Desde este mismo verano ha sido posible cumplir el sueño que muchos hemos tenido: ser entrenadores Pokémon.

¡Por fin nos convertimos en entrenadores Pokémon!

Cuando el profesor dice Se pueden encontrar Pokémon en todas partes se descubre lo más interesante del juego: será dinámico y nuestro personaje caminará junto a nosotros, lo que significa que nuestra ciudad será el Pueblo Paleta con el que hemos soñado y a cada esquina nos esperará un Pokémon, habrá gimnasios y pokeparadas en las que abastecerse. Podremos formar parte de un equipo y, por fin, cumplir con lo que siempre oíamos en la tele: ¡Hacernos con todos!

La revolución fitness llega con la búsqueda Pokémon

Pasear por la ciudad se ha convertido en un espectáculo orquestado por entrenadores. Encontrarse a gente de la generación milennial con las miradas fijas en los móviles es más comprensible que nunca: probablemente haya un Snorlax cerca. Si la fiebre de Pokémon Go sigue así, pronto vamos a ser la generación que más ha caminado: A veces para abrir un huevo hace falta una caminata de 10km.  Lo que es cierto es que estamos saliendo a la calle y basando nuestras actividades en la movilidad: cuánto caminaremos y cuántos Pokémon podremos encontrarnos.

Resurge la comunidad que una vez formamos

Y así como en su momento nos jugábamos los tazos en el patio del colegio o activábamos los infrarrojos para pasarnos los Pokémon, ahora hemos podido volver a notar esa comunidad. Ya se están llevando a cabo quedadas para jugar (pronto se espera en Madrid la más grande) y entre equipos hay hermandad y se comparten trucos y secretos.
Por supuesto, no todo lo que reluce es oro y Pokémon Go también trae consigo problemas, pero por ahora vamos a quedarnos con la felicidad de volver mejor que nunca a nuestra infancia.

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Al ritmo actual, 2016 puede convertirse en el año más cálido de la historia

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Freeimages

De seguir al ritmo de su primer semestre, 2016 se convertirá en el año más cálido de la historia, según las previsiones de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Las temperaturas medias en todo el mundo han batido récords, el deshielo anual en el Ártico se ha producido de forma anticipada -lo que suele considerarse un indicador irrefutable de cambio climático-, y los niveles de dióxido de carbono -el mayor causante del cambio climático- también alcanzaron cotas especialmente elevadas.

Temperaturas de récord

En concreto, la temperatura media del primer semestre fue 1,3 grados centígrados por encima de la media de la era preindustrial, a finales del siglo XIX. El pasado junio fue el decimocuarto mes consecutivo más caluroso, también tomando como referencia la temperatura del mar, y el trigésimo octavo mes consecutivo en el que las temperaturas estuvieron por encima de la media del siglo XX. La última vez en que las temperaturas en el mundo estuvieron por debajo de esa media fue en diciembre de 1984.

En cuanto a las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, este año han sobrepasado la barrera simbólica de 400 partes por millón. Hoy, la extensión del mar Ártico en pleno verano cubre el 40 por ciento de lo que solía cubrir en la década de los setenta y los ochenta.

Alteraciones de lluvias

Por último, la OMM también indica que las lluvias han variado significativamente en el mundo. Mientras se ha vivido una temporada muy árida en España, el norte de Colombia, el noreste de Brasil, en Chile, el sur de Argentina y en varias partes de Rusia se han registrado condiciones más húmedas de lo normal.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Edificios de Energía Casi Nula. El futuro necesario.

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Tom Chance

En muchas ocasiones los esfuerzos por ahorrar y optimizar el consumo de energía se centran en elementos móviles, como los coches, a los que claramente concedemos la capacidad de consumir recursos. Pero pocas veces nos paramos a pensar en el gasto energético que tiene un elemento urbano mucho mayor como es un edificio, dado que el 40% del consumo de energía en la Unión Europea es en estas construcciones.

III Congreso de Edificios Energía Casi Nula

Pero esto no ha sucedido con los expertos en el sector, que desde hace años trabajan en el diseño de los denominados edificios de consumo energético casi nulo. El pasado mes, se celebró en Madrid el congreso que reúne a instituciones y empresas para discutir soluciones e innovaciones encaminadas a reducir drásticamente el impacto energético de los edificios, el III Congreso de Edificios Energía Casi Nula.

Un edificio de consumo energético casi nulo se define como aquella estructura de viviendas u oficinas con una alta eficiencia desde el punto de vista energético, una demanda muy baja que puede ser prácticamente cubierta con fuentes renovables cercanas o incluso instaladas en el propio edificio. Estas construcciones pueden ser nuevas, pero también se discutió en el Congreso sobre procesos de rehabilitación que buscan lograr estos objetivos en edificios antiguos.

Objetivos de Kyoto

También se presentaron distintas soluciones encaminadas a cumplir los objetivos marcados por la Unión Europea, a consecuencia de los Protocolos de Kyoto, que buscan reducir las emisiones de CO2 y maximizar el aprovechamiento de las energías renovables. El objetivo es que en 2020 todos los edificios de obra nueva sean de consumo energético casi nulo.

Inés Leal, directora del Congreso, quiso destacar otro factor en el desarrollo de este tipo de construcciones, además de la lucha contra el cambio climático. La apuesta por edificios con un consumo energético optimizado “ofrecen posibilidad de creación de empleo y riqueza en diferentes sectores, desde la construcción a la investigación”. Además; leal fue más allá y aseguró que el objetivo debe ser más ambicioso y lograr en el futuro “edificios de consumo energético positivo”, que necesiten menos energía de la que producen.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias