¿A qué contenedor se tira el dinero?

Está claro que la conciencia ecológica es esencial. Que un consumo sostenible y responsable de los recursos influye directamente en el medio ambiente. Pero...

Zumo de Naranja Concentrado y Congelado de Florida

mailto  facebook  twitter  google+

El viaje del zumo de naranja

A lo largo de 4.000 años, las naranjas han crecido en el sudeste asiático y China. La naranja se abrió camino a Europa durante la ocupación árabe de España, llegando finalmente al Nuevo Mundo. A partir de estos humildes comienzos, la industria del zumo de naranja se ha desarrollado tanto en los EE.UU. como en Brasil.

Antes de 1947, la forma tradicional del consumo de zumo de naranja era recién exprimido.

Por lo tanto, la industria del zumo de naranja comercial estaba limitada por el carácter perecedero de las naranjas recién exprimidas. Transportar zumo de naranja exprimido es muy complejo y no resultaba seguro ni estable.

La invención del jugo de naranja concentrado y congelado (JNCC) en 1947 trajo un nuevo estándar para la industria de jugo de naranja, abriendo las puertas a un mercado internacional que no estaba disponible.

Brasil y Florida los ejes mundiales del zumo de naranja concentrado congelado

Hasta 1962, Florida dominaba el mercado de exportación de jugo de naranja. Sin embargo, a causa de las heladas y huracanes se ha visto superado por Brasil, el mayor exportador de FCOJ (las siglas en inglés de Zumo de Naranja Concentrado y Congelado) del mundo en 2009. En los últimos 30 años, el dominio de Brasil en el mercado internacional se ha vuelto tan completa que representa el 80% de todos las exportaciones mundiales.

Brasil aún suministra a los EE.UU. el 30-50% de su jugo de naranja.

La dependencia de FCOJ sólo en dos regiones geográficas ha dado como resultado una sensibilidad extrema a la intemperie. Cuando el huracán Katrina golpeó la Florida en 2005, arruinó naranjos y condujo el precio del jugo de naranja concentrado congelado de 90 centavos de dólar por libra a $ 1,98 por libra.

El zumo de naranja se valora como el oro, aluminio, cobre…

Para negociar con éxito una mercancía, debe ser consciente de estos componentes clave y entender cómo usarlos para calcular sus potenciales beneficios y pérdidas.

Las naranjas se convierten en jugo y se envían en todo el mundo en forma congelada. El sistema de grados Brix de medida asegura la uniformidad en la calidad de FCOJ que se negocia entre proveedores y compradores. Brix se define como una medida que cuantifica la relación de masa de azúcar disuelto en agua en un líquido.

Datos sobre la Producción de zumo de naranja

El precio de FCOJ es impulsado por el clima. temporada de sequía de Brasil se produce a partir de julio a noviembre, mientras que Florida experimenta su congelación de diciembre a marzo. Por lo tanto, la cosecha es un asunto de todo el año, por lo que los informes de los cultivos y de tiempo deben ser monitoreados con frecuencia, especialmente al comienzo de la temporada de las inclemencias de cada país.

  • La industria ha montado en una montaña rusa en el número de oferta y demanda en los últimos 30 años. Congelación en la década de 1980 bajaron los números de producción, dando lugar a tan sólo 652 millones de galones producidos para la temporada 1989-90.
  • La década de 1990 vio un aumento constante de la producción, más del doble de 1,55 mil millones de galones.
  • En la temporada 1997-98, el consumo interno se fijó en 5,73 litros por cápita, con los precios de futuros de llegar a un modesto $ 1,28. El descenso más reciente puede atribuirse en parte a la competencia con los jugos no de concentrado y otras frutas.

Un elemento importante a considerar es que gran parte de la producción FCOJ de Brasil ha sido golpeado con clorosis variegada de los cítricos (CVC), un tipo de plaga que podría afectar potencialmente a los 250 millones de naranjos de los que depende el tercer mayor mercado de Agricultura de Brasil.

Factores que influyen en Precio del zumo de naranja concentrado

  • La naranja de ombligo es el producto de una única mutación que se produjo en 1820. Un monasterio en Brasil descubrió esta variedad de semillas de naranja y comenzó a exportar cortes de los EE.UU.
  • Los árboles de naranja navel son un producto de injerto y por lo tanto son vulnerables a una serie de enfermedades.
  • La naranja Valencia se utiliza para extraer el jugo naranjas navel cuando están fuera de temporada.
  • Más de 1 millón de hectáreas de cítricos están en Brasil.
  • En la década de 1950, la introducción de una bacteria llamada Xanthomonas, el agente de cáncer de los cítricos, se convirtió en un problema. Se necesitaron treinta años para erradicar y sigue siendo una amenaza muy real.
  • A mediados de la década de 1980, el zumo de naranja listo para beber (RTD) comenzó su ascenso a la fama, capturando el 75% de la cuota de mercado a partir de jugo de naranja concentrado congelado.

El zumo de naranja concentrado. Una innovación tecnológica

Otro ejemplo del efecto de la tecnología en la agricultura es la transformación de naranjas para zumo de naranja concentrado y congelado (FCOJ). El Departamento de Cítricos de Florida inventó el zumo de naranja concentrado y congelado en 1945, y se entregó a la patente para el Gobierno de los Estados Unidos en 1948, lo que ayudó a que la industria de alimentos congelados se hiciera comercialmente viable.

La cantidad de naranjas que se destinan a zumo concentrado

Pocas naranjas se procesaron para zumo de naranja concentrado antes de la temporada 1931-32 en Florida. Por esa temporada, el 98 por ciento de las naranjas producidas se comercializa como fresca y el otro 2 por ciento fueron procesadas.

  • En los mediados 1930, este porcentaje no había cambiado mucho y al final de la década de 1930, el 80 por ciento de las naranjas de Florida se siguen produciendo para el mercado fresco.
  • A finales de la década de 1940, sin embargo, la participación de las naranjas que van al procesamiento había aumentado a 40 por ciento.
  • Cinco años después, la proporción era de casi el 70 por ciento.
  • Por la década de 1970, más de 90 por ciento de las naranjas producidas en Florida fueron procesadas, como lo son todavía hoy.

Económicamente, el valor de la industria de la naranja de la Florida fue de $ 15.7 millones en 1935 a $ 140 millones en el 1950.

En los siguientes 30 años, el valor de la producción de naranjas en Florida había superado los mil millones de dólares al año y fue valorado en $ 1.3 billones para el año 1998-1999.

El zumo de naranja concentrado es conveniente y un ahorro de tiempo en comparación con exprimir el jugo en casa. Se vierte fácilmente cuando se descongela, fácilmente reconstituye con agua, y es muy agradable cuando se consume fresco.

Más sobre zumo de naranja concentrado

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Crónica sobre mi llegada a Mordor en Blablacar

mailto  facebook  twitter  google+

CC: Pixabay

Recientemente, he descubierto una de esas cosas mágicas que nos ofrece Internet: Blablacar; también conocido como el coche compartido de toda la vida pero ahora con extraños conduciéndolo. Extraños que también van a Mordor, como fue en mi caso.

No, no vengo a descubriros el mundo de Blablacar, tremendamente fácil de entender y que por lo tanto no precisa ni siquiera de un tutorial de Youtube. En realidad vengo a ejemplificar qué significa aprovechar este nuevo medio de transporte (o la reinvención de uno anterior) para que cada cual saque las conclusiones que quiera.

Y así es cómo nos saltamos la norma número 1

El concepto de Blablacar se basa en saltarnos la primera regla que aprendemos conscientemente de nuestros padres: no te vayas con desconocidos. Además lo hacemos con recochineo porque entramos voluntariamente en el coche, sin engaños que usar como excusa. Por supuesto, podemos fiarnos de las estrellas que puntúan al conductor y de los comentarios que dejan los que ya han viajado con él. También se puede tener tan poco sentido de la supervivencia como una servidora y meterse en una furgoneta de un conductor primerizo (es decir, sin reviews) con los cristales traseros tintados para irte a Mordor (traducción: a un lugar a tomar por…).

En mi defensa diré que en las llamadas telefónicas y en los diez minutos previos a la salida en las que estuvimos charlando, el conductor en cuestión me dio buena sensación, así que me subí a su coche sin grandes reservas. Al principio, el conductor, que a partir de ahora llamaré Súper, parecía amable. De hecho Súper parecía súper. Súper humano, súper currante, súper interesante. Súper había visto el mundo entero y  tenía historias para emocionar y aburrir. Daba imagen de ser de hierro, de que ya no quedaba nada en este mundo que le pudiera sorprender.

Plot Twist: No bebas mientras conduces

Al parecer, tanta era su sabiduría vital que ya ni las reglas de circulación podían aplicarse a él. O eso deduje cuando después de rechazar el whisky en la botella de Vichy Catalán que me había ofrecido, Súper se dio el gusto y pegó tres tragos.

Tres largos tragos.

De Whisky.

Por autopista.

A más velocidad de la permitida.

God help me.

En ese momento comprendí el grandísimo inconveniente de Blablacar: No son conductores profesionales. Súper no tiene que enfrentarse a un jefe o a una administración con una reglas estrictas, tan solo a las del Estado y estas son fáciles de eludir. Súper conducirá bajo sus propias normas y sin tener especial consideración hacia su acompañante, porque en realidad de este no gana nada, solo reduce gastos. Súper no tendrá conocimientos sobre cómo reaccionar ante un accidente o, mejor, cómo evitarlos más allá de las normas que se estaba saltando. Súper simplemente es él y está en su coche y sucede que por una vez hay alguien más, una desconocida, que le acompaña, pero que no puede recriminarle nada. Así que de cierta manera, Súper está poniendo en peligro mi vida y yo lo estoy permitiendo bajo el pretexto de ahorrarme unos euros.

Blablacar parece un gran sistema pero significa desprenderte de cierta seguridad. Viajar en otros transportes puede ser más caro, pero normalmente están sujetos a seguros y tienen políticas de empresa que protegen al consumidor. Con Blablacar solo hay un sistema de reviews.

Pero a pesar de todo, en el fondo estuvo genial

Súper fue un buen compañero de viaje. Conocí a una persona muy interesante que me dio una nueva perspectiva sobre la vida. Aquí se halla el gran éxito de Blablacar: poder conocer a gente. Los usuarios de esta web son aventureros, en realidad, con ganas de conocer mundo y de conocer a la gente que puebla ese mundo. Fue una experiencia bonita, a fin de cuentas. Además, Súper fue súper amable y me dejó en Mordor, aunque tuviera que desviarse un poco de su camino. Y todo fue genial. Y aunque por un momento tuviera miedo, eso no me ha desanimado. Tengo ganas de seguir conociendo gente y moviéndome, sin cerrarme a ninguna de las posibilidades.

Hoy en día viajamos así. Los medios de transporte se han diversificado aún más. Llegamos en un momento en tren a París desde Barcelona, los buses tienen WiFi y compartimos coche con extraños. No pagamos hoteles y nos buscamos la vida lo mejor que podemos. Queremos conocer gente, oír idiomas que no se parezcan en nada al nuestro. Nos hacemos temerarios, a sabiendas que nos saltamos todas las recomendaciones que nos dan los adultos. En definitiva, la liamos. Pero así ha sido siempre la juventud. Y sí, tuve miedo en esa furgoneta negra. Pero también me reí mucho y eso superó con creces el miedo.

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Ranking

Diez trucos para reducir colesterol comiendo más y mejor

mailto  facebook  twitter  google+
01

Lo primero que vamos a decirte es que preguntes a tu médico. Eso desde nuestra responsabilidad es lo que más te va a ayudar, porque sólo un profesional con la correspondiente analítica podrá decirte qué es lo que necesitas. Pero en el caso de que ya te hayan dicho que tu colesterolemia necesite que revises tu dieta, o que tengas interés en comer de forma más sana para prevenir problemas futuros, aquí vamos a darte algunas ideas gastronómicas, aptas para todos los públicos y bolsillos, con los que podrás comer mejor en cuanto a consumo reducido de grasas saturadas y, lejos de lo que piensas que es una dieta, podrás comer más variedad e incluso cantidad en tu menú diario. ¿El truco? Añadir ingredientes que reducen el colesterol “malo” (es decir, que no sólo no aportan colesterol “malo” sino que lo reducen o compensan con “bueno”) o sustituir algunos por otros. Prepárate para un buen apetito. Y de nuevo, recuerda que esto es una información genérica y debes hacer más caso a tu médico siempre.

 

ESPINACAS A TODAS HORAS, COMO POPEYE

Que aporten tanta fuerza como al marino animado tiene mucho de leyenda urbana y marketing, pero lo que sí se ha demostrado es que esta hortaliza es uno de los alimentos que son capaces de reducir la cantidad de colesterol en nuestro organismo con un consumo regular. Y la verdad es que no hay nada más fácil. Se encuentra en todo tipo de presentaciones y estados, desde cocida en frascos, congelada y ya habitualmente, fresca y en bolsas. Usarla para revueltos, o en lugar de la lechuga en ensaladas y acompañamientos es una delicia, y añadirle un puñado a todo tipo de guisos es rápido, fácil y como ves, saludable.

La Clave: La Luteína, que también previene de la DMAE.

02

BLANCO Y EN BOTELLA, LA LECHE EN CASA.
Lo primero que te prohibirá el médico si tienes colesterol son los lácteos normales. La mantequilla es 100% grasa animal saturada, y por eso, la leche sin desnatar es uno de los alimentos que tomamos a diario que más nos puede perjudicar, sobre todo si excedemos de una taza con el café y nos gusta hacernos batidos pensado que son saludables. Y lo son, pero hay que tener cuidado con la proporción. Existe leche desnatada, pero normalmente no gustan tanto como la entera, y es normal, porque en realidad es “menos” leche. Un pequeño truco es mezclar en una jarra o botella de cristal para la nevera medio brik de desnatada con medio de semidesnatada. La diferencia de textura y sabor casi no se notan, pero le estás quitando aproximadamente un 30% de la grasa total. Lo de mezclarlo en una botella, es para igualar siempre el resultado, y un pequeño recurso psicológico para convencer a niños y grandes que se dejan influenciar por la etiqueta del envase. Prueba.

Pero también puedes optar por la leche de soja, que según últimos estudios, podría ser también beneficiosa para reducir el colesterol por la combinación de su proteína con las isoflavonas.

03

LAS LEGUMBRES, DE CRISTAL
Las legumbres tienen que formar parte de cualquier dieta por sus aportes en vitaminas y otros oligoelementos. Y a la mayoría le agrada un buen guiso de cuchara. Sin embargo, lo que añaden para darle gusto, carnes y embutidos, suele contar con mucha grasas saturadas. La vida actual nos ha hecho comodones y cada vez compramos más estos platos precocinados. Y ese es el mayor problema, porque una lata de lentejas, aunque sea receta jardinera que aparentemente es vegetal y no tenga conservantes o colorantes, lleva un añadido de grasas saturadas (y otros suplementos que mejor no indagar a veces) que seguramente desconoces hasta que no lees la etiqueta. Y casi nunca lo haces ¿verdad?
En cambio, las legumbres cocidas en frasco de cristal no llevan nada más, y la diferencia de tiempo que te llevará prepararlas, muy poca. Si te decides a terminar tú la receta en casa, podrás añadirle hasta un poco de chorizo, pues la proporción de grasa es menor y si es casero, no llevará más aditivos. Añade un puñado de espinacas y será redondo.

La clave: Fibras solubles.

04

MÁS ALLÁ DEL TARTAR DE SALMÓN Y AGUACATE
El salmón, ya lo habrás leído mil veces, es fuente de Omega 3 y por tanto ayuda a controlar el colesterol. La forma más fácil de consumirlo es ahumado, y la más popular en la actualidad, elaborado en forma de tartar. Para esta receta, algunos combinan el ahumado con el fresco, y añaden aguacate. Pues esa es la otra gran noticia: el aguacate es uno de los alimentos que más ayudan a controlar los niveles de colesterol.
Te dijimos que podrías comer más y mejor para cuidarte, y aquí tienes una propuesta de los más chic: Tosta de salmón con rodajas de aguacate. Fácil, rápido, barato y delicioso. Pero aún hay más, añade un chorrito de aceite de oliva y verás.

Las claves: Omega-3 (Salmón), grasas mono-insaturadas y beta-sitosterol (Aguacate).

05

COMO UN BUEN CATADOR, VINO Y ACEITE.
Pues sí, la dieta mediterránea es famosa por ser la más saludable y en gran medida por sus dos estrellas, el vino (que en España tiene consideración legal de alimento) y el aceite de oliva. Pues la mejor noticia es que el consumo de ambos, moderado en el caso del vino, no te aproveches, también tiene efectos positivos sobre los niveles de colesterol. Y en España, un vino crianza con DO lo puedes encontrar entre 2 y 3€ en los supermercados. Así que tomarte una copita de vino bueno con cada comida no es un lujo, y encima puede ser saludable. ¿No te prometimos disfrutar comiendo?
Las claves: Ácidos Fenólicos y Flavoniodes (vino) y Ácido Oléico (Aceite de Oliva Virgen).

06

EL PAN, DE BARRA Y POR LA MAÑANA TOSTADO.
Otra de las cosas que te prohibirá el médico seguramente es la panadería industrial. Especialmente bollos y galletas. Para que te hagas una idea, una “inofensiva” bolsita de galletas de chocolate tipo Filipinos que te comerías de camino a casa para merendar contiene más grasas saturadas de las recomendadas para un solo día. Un verdadero horror. Y acostumbrarse a desayunar, merendar y/o cenar magdalenas o minicroissants de bolsa con un vaso de leche, puede subir tu colesterol y amargarte el dulce. ¿En serio se tarda tanto en tostar el pan de barra? Porque una tostadora eléctrica, o en la plancha, lo hace mientras se calienta el café o te duchas. La diferencia entre una barra de pan y unas rebanadas de pan de molde, o unos biscotes, también merece que las sustituyas. Y no sólo porque la miga industrial (más los azúcares añadidos) sea peor, sino porque cereales como la avena también han demostrado su eficacia. Y si las rocías con un chorrito de aceite de oliva, superior.

La clave: la fibra de los cereales, como el beta-glucano, las saponinas.

07

Y LA PATA NEGRA COMO CEBO.
O del serrano si el Jabugo o Guijuelo, los ibéricos, salen caros. Pero el jamón serrano es también uno de los alimentos estrella de la dieta mediterránea y mítico en todo el mundo no sólo por su sabor, sino porque también contiene ácido oléico natural que combate los niveles de colesterol. Así que no te cortes y en lonchas o en taquitos, ponle jamón jamón a tus tostadas y platos. Sustituye las tiras de bacon por lonchas de jamón cuando comas huevos fritos (¡pruébalo a la plancha!) y, aunque no te lo creas, cámbialo en los bocadillos por otros embutidos que parecen más ligeros y en realidad son una pasta de carnes, harinas y colorantes. Alucinarás cuando sepas que muchos “jamones de york” tienen glúten, porque no son sólo jamón cocido. El de pata, es sólo jamón.

La clave: ácido oléico y polifenoles.

08

QUE TE DEN LA LATA, PERO DE LA MAR SALADA.
Y si te recomendábamos evitar los guisos en lata (fabadas, cocidos, lentejas… pero ojo, lee la etiqueta antes que no todos llevan grasas saturadas) vamos a añadir a la cesta de la compra todas las latas que quieras de conservas del mar. Muchísimo mejor si son en aceite de oliva, claro. Porque resulta que tanto el pescado azul como los moluscos también son estupendos para controlar el colesterol. Así que atún, caballa, melva, sardinas o anchoas, pero también mejillones, almejas, berberechos, pulpo y algunos mariscos (cuidado con éstos, porque tienen colesterol del malo, pero en cantidades moderadas, sus omega-3 son saludables) son un magnífico aliado de nuestra salud. Y en conserva son baratos. Puedes comerlos en bocadillo o en ensalada, como guarnición o como aperitivo. Y aunque los tomes por picoteo, siempre serán mejor que unas patatas fritas, por ejemplo.

La clave: Omega-3

09

PICA ENTRE HORAS, POR FAVOR (NUECES Y JALAPEÑOS).
Porque te dijimos que podías comer más y mejor, y esta es otra prueba. Comer entre horas está mal visto, pero no siempre tiene que ser malo. De hecho, muchos nutricionistas recomiendan comer más veces y menos cantidad cada una. Lo que está mal es lo que comemos para “matar el gusanillo”. Cuando tengas hambre a media mañana, o quieras picotear antes de comer, toma un puñado de nueces o frutos secos. Las primeras, como las avellanas, tienen también ácidos oléicos, las grasas buenas, que contribuyen a equilibrar las malas. Cuidado, porque no valen las fritas (panchitos, almendras) o los cocos de Brasil, que sí que contienen demasiadas grasas saturadas aunque sean de origen vegetal. Cambia esas dos galletitas por tres nueces y verás qué bien. Y para variar, no te cortes con los aperitivos picantes como jalapeños, chiles, guindillas… porque también tiene propiedades contra enfermedades cardiovasculares y un estudio australiano reciente asegura que reduce el colesterol.

La clave: las grasas monoinsaturadas (frutos secos) y la capsaicina (Picante).

10

ACOSTUMBRA TE

 

Para acabar una buena comida, vamos a cambiar el café o el chocolate por un te. El café, porque normalmante se acompaña de leche, y aunque también se haga eso con el te, hay infinidad de infusiones a las que nunca se le pondrías. Pero además, algunas variedades como el Te Verde, también suman a sus cualidades antioxidantes la capacidad de reducir el colesterol en sangre. En cuanto al chocolate, si no es puro o casi puro (más del 75% de cacao) lo que estás comiendo es manteca pura y otras grasas saturadas. En cambio, el negro, no sólo tienen menos grasa sino que gracias a uno de sus componentes también favorece la reducción del colesterol. Así que una pastillita de chocolate negro de vez en cuando, es casi terapéutico. O por lo menos, no te hará ningún daño.

La clave: Los Flavonoides (Te y Chocolate)

 

Para concluir, hemos dicho que podrías comer más, y es verdad. Más variedad e incluso cantidad, pero recuerda que el exceso de cualquier alimento o ingrediente también es malo. Come mejor, más variado,  haz ejercicio regularmente y acude a tu médico regularmente para que todo vaya bien.

Más información sobre el Colesterol y sus riesgos: Fundación Española del Colesterol.

Se estrena ‘Kubo y las dos cuerdas mágicas’, una obra maestra de la animación

mailto  facebook  twitter  google+

KUBO AND THE TWO STRINGS

Kubo es un niño japonés que vive en con su madre en una aldea tranquila, en la que cuenta historias a base de figuras de origami. Hasta que tiene que seguir la pIsta de su padre, que fue un gran guerrero.

Una de las películas del año

Kubo y las dos cuerdas mágicas es la primera película de Steven Knight, director del estudio Laika, que, hasta ahora, había realizado tres largometrajes, Los mundos de Coraline, El alucinante mundo de Norman y Los Boxtrolls.

Heredera de los estilos de Miyazaki y Kurosawa, con voces de Charlize Theron, Matthew McConaughey o Travis Knight, es una producción que parte de las técnicas más artesanales y el stop motion, perfeccionándose con lo más reciente de la edición digital.

Así conforma la que se posiblemente sea una de las películas del año, perfecta en su ritmo, sentido de la aventura y originales, que nos sumerge en un genial mundo de fantasía y poesía visual.

Una película que, sin duda, constituye un paso más en el cine de animación, para todos los públicos y que también puede disfrutarse en 3D.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Adiós, VHS, y gracias por todo

mailto  facebook  twitter  google+

Vídeo y cintas VHS
Foto: InspiredImages

Los tiempos modernos se caracterizan por la rápida evolución de la tecnología. Un formato se queda obsoleto en cuestión de años y es sustituido por otro más pequeño, con más capacidad y, a veces, con mayor calidad. No son tiempos para el romanticismo de aquellos que crean una relación emocional con los objetos. Tan solo los amantes de los discos de vinilo parecen resistir esta oleada. Desde luego, los que crecieron con los vídeos VHS hoy estarán tristes.

El último fabricante de VHS deja de fabricar

Hace unas semanas, Funai Corporation anunció que deja de fabricar reproductores de este tipo de vídeo. Funai era la última compañía que mantenía su producción, de manera que el sistema de vídeo en cinta magnética irá desapareciendo poco a poco hasta quedar como un elemento del pasado. Uno más.

La empresa japonesa argumentó dos motivos para cesar la producción. Por un lado la complicación de encontrar componentes para los aparatos y por otro, la bajísima demanda. En 2015 vendió  750.000 unidades en todo el mundo, cuando en los años de esplendor, en la década de los ochenta, llegaba a comercializar 15 millones de reproductores en un año. Y esas 750.000 unidades pertenecen con seguridad a coleccionistas nostálgicos a los que les cuesta desprenderse de sus miles de cintas.

La revolución del contenido

Porque el VHS (siglas de Video Home System) cambió de manera radical las casas de todo el mundo durante una década. Para varias generaciones supuso el medio de acceso al cine y la primera alternativa a los dictados de la televisión. Además, el hecho de que se pudieran grabar programas y películas lo convirtió en el primer método de autogestión del contenido por parte del usuario. Hoy es algo normal. Entonces fue una revolución.

Poco importaba que el formato fuese pesado y en cierto modo rústico. Que la calidad de imagen fuera mejorable y la de sonido no digamos. Que las cintas se arrugaran y hubiera que darle al dichoso tracking. O que hubiera que rebobinar cada cinta una vez vista.

Aquellos videoclubs

Es otro elemento que pasa a formar parte del recuerdo. “Por favor, devuelva las películas rebobinadas” rezaban los carteles de los videoclubs, los negocios de alquiler de películas que proliferaron como setas en todas las ciudades y que sustituyeron a las salas de cine como lugares de culto para los cinéfilos. Incluso antes que los propios aparatos, estos establecimientos fueron desapareciendo, tanto las pequeñas tiendas independientes como las grandes multinacionales, arrasados todos por los sistemas digitales y, sobre todo, por Internet.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias