Rich Froning – Campeón mundial de CrossFit 4 años seguidos – ¿cómo entrena?

Rich Froning es el campeón mundial de CrossFit durante 4 años seguidos. Estos campeonatos que se han hecho algo populares en NetFlix son una...

Co2 per capita. Estados Unidos, Reino Unido, China, España, México

mailto  facebook  twitter  google+

En este gráfico vemos la evolución de las emisiones de Co2 por países, per capita, desde 1960.

Fuente: Banco Mundial.


Emisiones de Co2 per capita en 2013

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Cómo estresa la pirotecnia navideña a los perros

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

En Navidad se intensifica la actividad pirotécnica. Petardos en nochevieja, fuegos artificiales con el año nuevo… Una expresión de alegría que a veces deriva en contaminación acústica particularmente desagradable para los perros.

Éstos tienen mucho más agudizado que nosotros el sentido del oído. Cuatro veces más evolucionado. Gracias a los 17 músculos de cada una de sus orejas –frente a los 9 de nuestrosoídos-, mientras que los seres humanos percibimos sonidos a 6 metros de distancia, los perros pueden escuchar los que se producen a 25 metros o más. Su oído registra hasta 35.000 vibraciones por segundo, su alcance auditivo es de 10.000 a 50.000 Hz, cuando el de las personas es de 16.000 a 20.000 Hz.

No es extraño, por eso, que la pirotecnia les pueda producir un estado de pánico y nerviosismo total. Afecta su sistema nervioso, porque, además de molestarles el ruido, no reconocen su origen, y eso los desarma. Para afrontar el problema, se suele recomendar acostumbrar al perro desde cachorro a los ruidos de esta naturaleza. Es importante también que el perro sienta el afecto y la compañía de su dueño, arroparlo con protección. Se aconseja, en este sentido, que no se queden solos en casa si fuera suenan elementos pirotécnicos. También se sugiere encerrar al perro en algún lugar de la casa con la radio o la tele encendidas, o con música puesta a un volumen suficiente como para disimular los estampidos de fuera.

Fuera, siempre con la correa

Pero si no el perro no se encuentra en casa sino en la calle cuando durante una sesión de petardos o elementos similares, es importante ponerle la correa al animal para evitar que eche a correr, presa del pánico, aunque esta no es su única reacción posible y puede que, al contrario, vuelva a refugiarse junto a sus dueño.

El conocido adiestrador de perros Cesar Millán, en su página web, plantea más opciones como la sedación o los calmantes, siempre con el asesoramiento del veterinario, o si se sabe que al can le espera una noche explosiva, darle un largo paseo antes, que lo relaje.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

La Niña enfría el planeta (pero no lo suficiente)

mailto  facebook  twitter  google+

Efectos de La Niña sobre las temperaturas globales
Foto: NOAA

Es probable que la insistencia en los síntomas del cambio climático sea ya un poco pesado. Cansino. Pero en vista de que no paran de sucederse y del caso que hacen los responsables y quienes han de solucionarlo, ninguna reiteración parece suficiente. La última noticia son los efectos que el fenómeno de La Niña han tenido este año.

El Niño y la Niña

La Niña es un fenómeno que forma parte del ciclo natural El Niño-Oscilación del Sur (ENSO). El ciclo presenta dos extremos. La fase cálida conocida como El Niño y la fase fría, La Niña. Son el resultado del comportamiento de los vientos alisios. Cuando su intensidad disminuye, las temperaturas superficiales del mar aumentan y da paso a la fase cálida.

La National Oceanic and Atmospheric Administration norteamericana ha publicado los datos de temperaturas de este año. La fase cálida, el Niño, ha dominado claramente todo el periodo. Los meses calurosos se extendieron desde enero hasta agosto. En cuanto a los meses supuestamente fríos, septiembre fue el segundo septiembre más cálido desde que se tienen registros, hace nada menos que 122 años. Octubre, el tercero y noviembre, el quinto.

El año más cálido del siglo

La temperatura global de noviembre fue 0,75 grados superior al promedio del siglo XX de 12,9 grados. En el periodo de septiembre a noviembre, el ascenso fue de 0,8 grados sobre la media de 13,9 grados. Se trata de la segunda temperatura más alta. Solo se superó el pasado año. Este año el fenómeno de La Niña ha enfriado el planeta solo 0,2 grados más.

En conjunto, 2016, medido desde enero hasta noviembre, ha batido el récord de año más cálido de la historia. La temperatura global ha sido 0,7 grados superior al promedio de 14 grados. Así ha superado a 2015 por una décima de grado.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Unos cuantos títulos de animación para estas navidades

mailto  facebook  twitter  google+

Las navidades son un buen momento para ver cine, y este año que está a punto de terminar nos ha dejado excelentes títulos de animación que merece la pena revisar, aprovechando que están ya disponibles para alquiler en VOD.

ZOOTRÓPOLIS:

Técnicamente muy buena y muy divertida, presenta un mundo solo de animales con comportamientos muy humanos.

PETER Y EL DRAGÓN

Remake de la película de animación de 1977. Cine familiar, de acción y comedia, en un retorno a la factoría Disney más clásica.

EL LIBRO DE LA SELVA

Más próxima al original de animación de 1967 que a la novela de Kipling, esta versión despliega imágenes impactantes y tiene un tono sombrío. Números musicales y con un sentido de la aventura acentuado.

 

MASCOTAS

De uno de los mejores estudios animación del momento, nos llega esta historia, aventuras y risas.

KUBO Y LAS DOS CUERDAS MÁGICAS

Cuarto largometraje de la Laika, basado, como los anteriores, en el stop-motion. Una película perfecta, con un sentido clásico de la aventura y unos personajes entrañables.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Cómo sería el impacto de un asteroide en la Tierra

mailto  facebook  twitter  google+

Simulación del asteroide apunto de colisionar en el océano
Imagen: Los Alamos National laboratory

Andamos muy preocupados los humanos con las cosas que ocurren en la Tierra. Queremos decir, de la atmósfera hacia adentro. Pero a poco que uno sea aficionado a los cómics sabe que los más sabios tienen un temor mucho mayor. El de que el cielo se caiga sobre nuestras cabezas, ¡por Tutatis!

De la noche a la mañana

Porque si algo puede afectarnos de verdad y borrarnos de la faz de la Tierra de la noche a la mañana es la caída de un gran meteorito.

Llevamos tiempo preguntándonos, con nuestra curiosidad morbosa, cómo será el espectáculo. Vale que las pelis y los documentales ya lo han descrito. Pero ahora un equipo del Los Alamos National Laboratory ha realizado una simulación matemática en tres dimensiones que deja bien claro los efectos del impacto. Para evaluar las consecuencias reales ha utilizado potentes ordenadores capaces de procesar millones de datos. Y sistemas que reproducen el comportamiento de fluidos.

El asteroide caería en el océano

Como punto de partida han tomado que el asteroide golpearía sobre uno de los océanos, por una mera cuestión de probabilidades. 4 a 1 a favor de los mares. También han calculado que sería posible que el impacto se produjera más o menos cerca de la costa. Así que los han ubicado a unos 15 kilómetros de tierra firme. La simulación se ha realizado con rocas que van desde los 100 metros de diámetro a los 250 metros.

En cualquier caso, lo primero sería una columna de agua colosal. Pero después han establecido un primer resultado sorprendente. No se produciría el megatsunami que pelis como Deep Impact nos han hecho creer. La cantidad de agua que llegase a la costa dependería de varios factores. Lógicamente, la cercanía del lugar donde caiga. Pero también el ángulo de entrada del meteoro y de si estalla o no antes de impactar. Pero solo afectaría al área de costa más cercana al impacto.

Malas noticias

Ahí acaban las buenas noticias. Porque lo que sí se produciría es una evaporación inmediata de millones de toneladas de agua. Sería la consecuencia del calor acumulado por la roca en su viaje a través de las atmósfera y del generado por el propio impacto.

Este vapor de agua alcanzaría la estratosfera y allí podría quedarse durante años. Lo grave no es tanto el invierno nuclear que produciría. Mucho más peligroso sería el efecto invernadero que podría cambiar radicalmente el planeta. En lugar de frío, nos enfrentaríamos a un calentamiento global que defería al actual problema climático en una broma. La cosa se parecería mucho más a Venus, por ejemplo.

En todo caso, lo que esta fiel simulación explica es que la caída de un asteroide de cierto tamaño es algo realmente serio. Y si no, que se lo pregunten a los dinosaurios.

Pulsa aquí para ver la simulación.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias