Los animales nos salvarán de todo

He tenido un día tan nefasto que lo único que me alegra mínimamente es pasarme por Twitter a mirar vídeos absurdos de animales. Sí,...

¿Qué es el Coltán? El mineral que se usa en todos los electrodomésticos y móviles

mailto  facebook  twitter  google+

cookiesound.com

Prácticamente todo electrodoméstico usa Coltan. Los móviles también.

Este mineral se usa para hacer los procesadores de prácticamente todo aparato electrónico.

Se han llegado a extraer 1400 toneladas de Coltán.

El Coltán se puede encontrar en cualquier país del mundo y países como Australia o Brasil producen mucho Coltán.

En el año 2013, de las 590 de toneladas extraídas, 400 procedían de África. En concreto de Congo, Ruanda y otros países.

Esta concentración ha hecho que la extracción del Coltan haya sido de todo menos pacífica haciendo de las minas del Coltan y de sus países de origen un “salvaje oeste”. Violaciones, sobornos, saqueos, han sido la práctica habitual para extraer este mineral.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Retos del Retail hoy

mailto  facebook  twitter  google+

Retail
©Shutterstock/MSMK

La profunda crisis económica ha mermado no solo la capacidad de compra de los consumidores, sino también la forma en que se concibe y afronta el consumo. El cambio de mentalidad se hace patente cada vez que llega el momento de hacer una compra: la cautela con el presupuesto se impone, al igual que la información previa sobre el producto o servicio que se va a adquirir.

Las principales asociaciones de distribución y fabricantes, como Anged o Aecoc, coinciden en que los hábitos han mutado con respecto a hace solo una década.

Se compra por Internet; se gasta menos dinero

Las familias, de tamaño más reducido, se guían menos por impulsos… Un nuevo escenario en el que, por fuerza, el sector del retail tiene que sentirse cómodo de nuevo para no desaparecer.

“Es evidente que el formato de distribución tal y como lo hemos conocido se ha ido para siempre y que las empresas que quieran quedarse se deberán adaptar o morir”, indica Eduardo García Gómez, consultor Estratégico y docente en MSMK – Madrid School of Marketing.

¿Y cómo pueden lograr las marcas cumplir este objetivo?

El experto señala tres puntos fundamentales. Para empezar, deben apostar con fuerza por crear experiencias de compra con las que consigan compensar al cliente por acudir al establecimiento a realizar la compra. En segundo lugar, apela a la construcción de una marca creíble y confiable, superando la barrera de ser meros repetidores de la propia información comercial. El tercer pilar sobre el que debe sustentarse el cambio tiene que ver con la innovación tecnológica, que García Gómez vincula no solo con sistemas de pago como pueden ser los Beacons, sino también con el aprovechamiento de herramientas como la geosocialización y las RRSS.

Consulta el artículo completo para conocer en profundidad los retos a los que se enfrenta el retail hoy y las fórmulas de éxito que las empresas tienen a su alcance: Retos del Retal de “hoy”.

 

 

Madrd Sales Congress

 

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Cómo disfrutar Washington [Guía de Viaje]

mailto  facebook  twitter  google+

Guía de Viaje Washington
Foto: Nicholas Raymond, Creative Commons en Flickr

Esta semana se hablará mucho del nuevo inquilino de la Casa Blanca, así que es un buen momento para saberlo todo sobre Washington por si quieres ir a conocerla. Como siempre, te proponemos la mejor Guía de Viajes que vas a encontrar en internet, y además puedes descargarla gratis.

Y si decimos que es la mejor es porque ya sabes que las guías de El Mundo Se Ve Bien escritas por Marcos, te cuentan lo que te contaría un amigo que ha ido antes que tú. Desde cómo ir hasta dónde alojarte, qué comer, qué visitar, cómo moverte en transporte público… todo, y de primera mano.

Lo has visto en las películas pero no es igual

Hay lugares en el mundo que no sabes si ir a comprobar por ti mismo lo que has visto o ahorrarte el viaje para conocer cosas más sorprendentes. Marcos te saca de dudas:

“Por no hablar de todos los escenarios cinematográficos, de esos que gustan tanto visitar cuando uno se viste de viajero en ciudad ajena. Por muchas cosas Washington nos dejará con la boca abierta por muchas veces que vayamos”

Preparativos de viaje

Lo primero que debes saber, aunque parezca obvio, es distinguir el estado de la ciudad, no vaya a ser que acabes en Seattle. Y una vez loacalizado, falta obtener tu visado. Recuerda que ya hace falta un pasaporte electrónico de los que tienen chip, y cuidado con la web en la que lo solicitas, porque además de engaños, puede costarte hasta diez veces más.

Qué llevar y qué comprar

Además del pasaporte y el visado, en la Guía de Washington encontrarás la información sobre lo que no debes dejarte en casa y lo que no te hará falta. Por ejemplo, sobre teléfonos móviles o ropa.

Y un poco de Historia, como siempre

Viajando a un lugar nuevo siempre aprenderás muchas cosas de historia, arte o cultura, pero es mejor haber leído un poco antes de llegar para entender mejor a dónde vas. En el caso de Washington, muchos de los edificios y lugares que verás están estrechamente ligados a la Historia de EEUU, desde la Casa Blanca al Museo Nacional de los Indígenas Americanos, o temas más actuales como el Museo Nacional Aeroespacial. USA es así.

Como cada semana, ya sabes, si quieres Viajar a Washington, puedes hacerlo leyendo: la Guía de Washington Gratuita.

 

Imagen: Nicholas Raymond, Creative Commons en Flickr.

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Qué quiere decir “Pleonasmo”

mailto  facebook  twitter  google+

wikia.com

Cuando escribes más de la cuenta solo para rellenar. Así de fácil.

La gente no espera documentos de 1000 palabras o 300 palabras. No entienden ese concepto de la longitud media de un artículo. La gente quiere respuestas claras a preguntas directas. Si te vas por las ramas, la gente desconecta.

Cuando hablas con gente que se dedica a posicionar contenido te comentan todo tipo de teorías sobre si es mejor artículos de 300, 1.000 o 2.000 palabras. La repuestas que suelo dar es que da igual. No se trata de rellenar un slot. Esto no es una presentación a inversores donde tienes que llenar 5 minutos de tiempo. Da respuestas claras a problemas concretos.

¿Cuanto vale un piso en Madrid? ¿Cuanto gana un camarero de media? ¿Cómo se hace el amor por primera vez? ese tipo de respuestas es lo que la gente busca. No escribas por escribir y no escribas paja. Escribe respuestas claras a temas concretos. De esa forma ganaras posicionamiento en Google.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Agradecido otoño, desagradecida ansiedad

mailto  facebook  twitter  google+

Ansiedad y Otoño
(CC) Marketa/Flickr

Agradecido otoño,

De mañanas frías y noches que invitan a la reflexión. Enfrentarse a una hoja en blanco duele un poco menos cuando el té caliente está cerca y fuera amenaza con tormenta. El sol desaparece pronto y los árboles se desnudan. Es época de cambios, propensa a acabar historias pero también a empezar de nuevas. Y qué dec

Suena el móvil y me distraigo. Dejo una frase a medias del nuevo post. Vuelvo a la realidad, pestañeando mientras observo dónde estoy; el otoño tiene tintes románticos de los cuales prescinde mi habitación: hay una lata de cerveza a medio acabar (que siempre ayuda en el proceso creativo), hay una fina capa de polvo sobre todos los muebles porque no tengo tiempo para limpiar y más de lo mismo con la ropa desordenada entre el suelo y la cama.

Suspiro.

Hago gala de mi capacidad multitarea mientras alcanzo el móvil con la derecha y la cerveza con la izquierda. Un sorbito con los ojos cerrados y la dejo. Miro las notificaciones: Tengo un mensaje de whatsapp de Enric y suenan muy convenientemente The Lumineers “Oh, Ophelia, Heaven helps the fool who falls in love”. Resoplo y leo el mensaje. Nada más que conversación banal: qué tal, cómo va. Sonrío y aún resuenan los ecos de Ophelia.

No contesto inmediatamente. Es más, no sé qué contestar. Nunca consigo discernir entre qué es lo interesante y qué es lo que no debería decir. Cuando tengo que hablar con alguien, siempre noto un punto de presión en el centro del pecho: ¿de verdad le importa? ¿no voy a molestar? Siempre noto que fuerzo, que pido un poco más de lo que realmente debería pedir. Al final, siempre caigo en la respuesta fácil: Bien, ¿y tú?

Pero a veces me atrevo un poco más y cuento algo: Pues hoy he visto el perro más bonito de toda mi vida. Y me planteo si mandarlo: ¿le importará? ¿quedaré como una niña tonta? ¿en realidad es algo interesante? Entonces, se desarrolla una lucha interna, donde me planteo si realmente vale la pena ceder un poco de quién soy, si realmente alguien lo va a aceptar.

Pero Enric es un encanto y siento una profunda confianza hacia él, así que le cuento lo del perro, porque en el fondo me gusta compartir lo que me ilusiona. Hay check y hay doble check. En línea, pero no dice nada. Entonces, el punto de presión en el pecho también se instala en la cabeza: me he excedido y le he contado algo que no importaba. Me siento fatal por ello. Odio hacer perder el tiempo a las personas y me preocupa qué piense de mí. Debería haberme callado.

Y lo que pase con Enric poco importa, siendo sinceros, porque yo no soy capaz de encontrar mi espacio donde me pueda sentir segura. Siempre midiendo mis palabras: ¿hasta qué punto está bien hablar? ¿hasta qué punto ofreces y, luego, exiges? Siempre replanteándome una y otra vez qué ha pasado, preocupándome porque ese no es mi lugar.

Y entre la espiral de preocupación, la culpabilidad: no debería sentirme así. Me siento dramática, que me ahogo en un vaso de agua. Siento que no tengo derecho a preocuparme de nada, que son solo situaciones mal gestionadas.

Y poco a poco, más puntos de presión aparecen en mi cuerpo. La respiración se altera y reconozco que estoy en uno de mis días malos. En los que una voz en mi cabeza me recuerda que no tengo derecho a sentirme mal, pero tampoco a pretender que los otros se interesen por mí. Pero esa misma voz recuerda que estoy mal, que no consigo encontrarme bien cuando se supone que todos deberíamos estar bien.

Activo el protocolo: concentrarse en la respiración, pensar en el color rosa y repetir un mantra budista. Mantener la mente ocupada: nunca pararse a pensar, siempre hacer cosas (a riesgo de convertirme en un autómata). Es una manera de vivir complicada: siempre ocupada. Si tiempo libre y, si lo hay, planificado. Si fallan los planes, entrar en pánico y volver a recalcularlo todo. Evitar acordarse de la fragilidad de lo que soy, porque en el fondo, ¿soy algo?

Me voy sintiendo mejor. Gradualmente, vuelvo al texto que estaba escribiendo. No quiero mirar el móvil en un tiempo.

Y qué decir qué hace con uno mismo, que consigue que la ansiedad sea paz.

Y sonrío, porque sé que es fantasía: ¿Cuándo la ansiedad es paz?

La ansiedad debe ser tratada

Si con este texto te has sentido identificada/o o reconoces puntos en común, es muy probable que sufras algún cuadro sintomático de un trastorno de ansiedad. Reconozco que así escrito suena muy poco atractivo, pero lo cierto es que es una patología frecuente (como lo es la depresión). Es importante aprender a conocerse a uno mismo y, sobretodo, entender que también necesitamos mimarnos psicológicamente, como lo haríamos con un problema físico. Si puedes, acude a un médico. Si no puedes, acude a gente que te inspire confianza; pero nunca te olvides de ti mismo. De verdad, es importante: quiérete, date espacio, mímate, encuéntrate. Es posible, de verdad.

 

Imagen: Marketa en Flickr (Creative Commons)

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Ver últimas noticias