Buscamos a los mejores estudiantes que puedan plantear una solución relacionada con el agua

Así de claro. Desde Fundación Aquae y Leequid unimos fuerzas para buscar a los estudiantes más brillantes. Premio internacional juvenil sobre el agua y...

Un hito en el Museo del Prado: por primera vez se dedica una exposición a una mujer

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Museo del Prado

Clara Peeters es la primera mujer en torno a la que se organiza una exposición específica en una de las mayores pinacotecas de Europa, el Museo del Prado (Madrid, España). Esta pintora flamenca es una de las pocas mujeres conocidas en el terreno de la pintura profesional (aunque, aun así, resulta bastante desconocida) de la Edad Moderna, del siglo XVII. Nació en 1594, vivió parte de su vida en Amberes y se especializó en bodegones, fue pionera en naturalezas muertas como gran parte de los pintores europeos de su generación, aunque también se han encontrado pequeños autorretratos reflejados en las copas en algunos de ellos.

La muestra, coorganizada con el Koninklijk Museum voor Schone Kunsten Antwerpen (Museo Real de Bellas Artes de Amberes), en colaboración con el Gobierno de Flandes y con el patrocinio de la Fundación AXA. Reúne las quince mejores obras que se conservan de Peeters (que son, en total, unas treinta, que empezó a producir muy pronto, desde los catorce años), procedentes de instituciones y colecciones privadas. Llega a Madrid tras su exhibición en Amberes.

Testimonio de una dieta

Pocos datos más que los mencionados se conocen de Clara Peeters. Tal como explica en su web la pinacoteca, no se sabe si estuvo casada. En seis de sus obras incluye el mismo cuchillo, un regalo de esponsales, que quizás fuese suyo. Sus bodegones son todo un despliegue de gruta y también pescado, que a menudo se comía en su época en Países Bajos, especialmente arenques, consumo en cierto sentido relacionado con la prohibición de comer carne durante los días de ayuno.

Los bodegones de Clara Peeters ofrecen una información detallada y precisa sobre los alimentos que se consumían en los Países Bajos y también sobre la vajilla que se utilizaba. Muchas piezas eran importadas, como el plato de porcelana blanca y azul -del tipo conocido como kraak- que procede de China y es característico del reinado del emperador Wanli (1573-1620).

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El MoMA también desafía a Trump

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: MoMA

A Donald Trump le siguen creciendo los rivales. El último, el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York)  ha decidido exponer, en la zona de su colección permanente, los trabajos de artistas musulmanes, como protesta contra el decreto del presidente de Estados Unidos que prohíbe la entrada de ciudadanos de siete países islámicos (Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen).

Así, la muestra comprende obras del pintor Ibrahim el Salahi, de Sudán; de la arquitecta Zaha Hahid, iraquí; de la videoartista Tala Madani, iraní; del escultor Parviz Tahavoli,, de Irán; o del dibujante Charles Hossein Zenderouidi y la fotógrafa Shirano Shahbazi, también iraníes, nacionalidad que, por cierto, ha sido de las más atacadas por Trump. Obras a las que se suma una escultura ubicada en el patio del museo del artista norteamericano Siah Armajani, de origen iraní.

Ideales de acogida y libertad

Para instalar estas obras, el museo neoyorkino desmontó otras de artistas como Pablo Picasso, Henri Matisse y Francis Picabia, y debajo de cada una de ellas ha ubicado un cartel que dice: “Esta obra es de un artista de un país a cuyos ciudadanos se les niega la entrada a Estados Unidos, de acuerdo con una orden ejecutiva presidencial dictada el 27 de enero de 2017. Esta es una de las muchas obras de arte de la colección del museo instalada a lo largo de las galerías de la quinta planta para expresar los ideales de acogida y libertad tan vitales para este museo como lo son para los Estados Unidos”.

La dirección del museo ha expresado que la muestra es resultado de la independencia ideológica del centro, que no es público ni tiene vinculación gubernamental alguna, y subraya su vocación de servir de espacio donde los artistas pueden expresar sus ideas, incluso creaciones artísticas individuales que expresen postulados políticos para enfrentarse al mundo real.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Vuelve ‘Exhibition on the screen’, que lleva al cine la vida de grandes pintores, con un documental sobre Monet

mailto  facebook  twitter  google+

Arranca una  nueva temporada de Exhibition on Screen, el proyecto que convierte las salas de cine en salas de exposiciones exhibiendo documentales dedicados a grandes pintores de la Historia del Arte.

En su primera temporada, lo hizo estrenando trabajos dedicados a Matisse, Van Gogh y los pintores impresionistas. La segunda la consagró a Goya, con Goya: un espectáculo de carne y hueso, que dirigió David Bickerstaff; Renoir, con Renoir: Admirado y Denigrado, dirigido por Phil Grabsky; y Pintando el jardín moderno: de Monet a Matisee, dirigida también por Bickerstaff, que explicaba la presencia del jardín en la cultura popular y su papel formativo en la evolución del arte desde principios de 1860 hasta la década de los veinte del siglo XX.

Hombre de negocios, vida atormentada y pintor impresionista

A Contracorriente Films estrenará en cines Yo, Claude Monet, el próximo 23 de febrero. Se trata de una original película documental realizada a partir de la correspondencia del artista. Se conservan unas tres mil cartas del director con sus amigos impresionistas, como Bazille y Pissarro-. Cartas a partir de las que se retrata al Monet impresionista, al Monet hombre de negocios y a Monet en su vida personal, de vida turbulenta, con desesperación, pobreza y oscuridad. Aunque Yo, Claude Monet también celebra el mundo de la naturaleza, que tanta presencia tuvo en su obra.

El actor Henry Goodman pone voz a las palabras de Monet. Phil Grabsky, director de la película, ha dicho: “me encanta hacer biografías porque cuando lees cuidadosamente la correspondencia, te trasladas a las localizaciones originales y al mirar profundamente sus pinturas, emerge una personalidad rica en matices y honesta. Este es absolutamente el caso de Monet, no hay sorpresas con este impresionista. Su magnetismo es a fuerza de pasión, una búsqueda sin fin y, sí, su genialidad”.

Exhibition On Screen tiene previsto nuevas entregas este 2017, El fascinante mundo de El Bosco (28 marzo), El jardín del artista: impresionismo americano (27 abril) y Michelangelo (15 junio).

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Pintores daltónicos y daltónicos mirando pinturas

mailto  facebook  twitter  google+

Dicen que el Greco tenía astigmatismo sin corregir, de ahí esas figuras alargadas, a veces excesivamente, a lo alto. También se dice que algunos pintores impresionistas tenían miopía, y por eso no distinguían del todo las figuras, solo manchas de luz y color, como reflejaban en sus cuadros.

Pero un capítulo aparte lo merecen los pintores daltónicos, esto es, los que, por cuestiones genéticas, distinguen ciertos colores de manera diferente a la mayoría de la gente. Así, la retina, en la parte de atrás del ojo, contiene sensores de luz llamados conos. Los tres tipos de conos –rojo, verde y azul- son estimulados por distintas ondas de luz. La mayoría de los daltónicos tienen también tres tipos de conos, pero los suyos son sensibles a una parte diferente del espectro lumínico.

Y para algunos estudiosos, haciendo de la necesidad virtud, algunos de ellos podrían haber aportado auténticas innovaciones y exhibiciones en el uso de los colores gracias a su especial percepción cromática.

En relación con el primero de los dos artistas mencionados, el oftalmólogo japonés Kazunori Asada ha desarrollado un software de simulador de visión cromática, con versiones para iPhone, iPad, iPod y Android, para apreciar los cuadros y sus colores tal como el artista los percibió. El sistema simula las distintas visiones tricromáticas, los tres tipos conocidos de percepción distinta de los colores, para disfrutar de los diferentes tipos de visión de las personas daltónicas: las que sufren los protanopos, aquellos individuos que padecen de ceguera para el rojo pero distinguen todos los colores excepto éste y sus derivados; los deuteranopos, en el caso de que solo se vea afectado el verde; o los tritanopos, que designa un defecto de visión según el que solo se padece ceguera para el violeta.

Y en opinión de Kazunori Asada, Vicent Van Gogh pertenecía al primer grupo, por lo que ha utilizado un algoritmo de filtrado que es capaz de asignar un color medio para aplicarlo a los cuadros de Van Gogh.

Daltónicos que ven pinturas

¿Y si es el espectador el daltónico, quien aprecia los colores del cuadro, y no, en este caso, los reales, de distinta manera? Según la organización británica Colour Blind Awareness, el daltonismo afecta a aproximadamente 1 de cada 12 hombres (8%) y 1 de cada 200 mujeres en el mundo.

En una reciente exhibición de la National Gallery, se incluía la obra La Coiffure, de Edgar Degas, un cuadro dominado por un rojo intenso, que, obviamente, Van Gogh o cualquier daltónico que vea distorsionada vería de distinta manera.

La mencionada muestra trataba el tema de los daltónicos. Joseph Padfield, un científico del área de conservación de la National Gallery, ideó una tecnología de punta de LED para replicar las distintas condiciones de luz que pueden cambiar la forma en que el cerebro percibe el color. Los rojos en el trabajo de Degas podían verse más vívidos al cambiar los colores que rodean la obra de arte, facilitando a quien no lo perciba un tono rojizo más próximo a lo que el artista quiso transmitir.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Juan Díaz expone en la Galería Kreisler ‘Momentos íntimos’, una llamada a la calma

mailto  facebook  twitter  google+

La Galería Kreisler, decana de las galerías de arte en Madrid, inaugura esta tarde Momentos íntimos, una exposición de Juan Díaz, uno de los acuarelistas más importantes de España. La muestra invita al sosiego y la reflexión a partir de la obra más reciente del pintor, con poéticas creaciones, delicadas y de tono suave, con paisajes nebulosos como inspiración y motivo.

Este artista toledano realizó en 1972 su primera exposición individual, desarrollando una extensa labor creadora que lo ha llevado a exponer en toda España y diferentes países como Argentina, Colombia, Estados Unidos… Ha participado en numerosas ferias de arte como ARCO, Madrid; Arteba, Buenos Aires; FIA, Caracas ; Art Fair, Santa Fé; Lineart, Gante; ArteSantander, Santander; o ArtBo, Bogotá Art Madrid, y ha obtenido numerosos premios, como el Nacional de Acuarela 1990 CAM, Madrid; 1ª Medalla en el LX Salón de Otoño, Madrid; Mención Especial en el V Salón de Otoño de Plasencia; 1er Premio de Pintura “Premios Ejército 1996”, Madrid; Premio Adquisición en el 1er Certamen Fundación Wellington, Madrid; Premio Especial Rafael Requena en el “IV Certamen Nacional de Acuarela 2003”, Caudete (Albacete); 1º y 2º Premio en el VII y V Certamen Nacional de Acuarela”, Caudete (Albacete).

Sus obras figuran en diferentes Museos, Colecciones privadas e Instituciones de Europa y América.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias