Buscamos a los mejores estudiantes que puedan plantear una solución relacionada con el agua

Así de claro. Desde Fundación Aquae y Leequid unimos fuerzas para buscar a los estudiantes más brillantes. Premio internacional juvenil sobre el agua y...

Reporteros sin Fronteras alerta de un “notable retroceso” de la libertad de prensa en Europa

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Reporteros sin Fronteras (RsF) ha denunciado este miércoles, en su Informe Anual, que el derecho a la información ha sufrido en 2016 en Europa un “notable retroceso”, con la “proliferación de leyes antiterroristas que han afectado directamente a la libertad de prensa o el ejercicio del periodismo”. Particularmente, afirma avergonzarse del consentimiento de la UE con Turquía, la “mayor cárcel de periodistas del mundo”, por delante, para RsF, de China, Siria, Egipto o Irán.

La organización ha criticado en particular al Gobierno español, de Mariano Rajoy, y su reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘ley mordaza’, así como la “persecución a periodistas por revelar información de interés público” en episodios como el ‘caso Bárcenas’ o el ‘Football Leaks’.

Otras medidas que RsF denomina “señales de alerta” son medidas legislativas como la británica Ley de Poderes de Investigación, conocida como ‘Carta de los Fisgones’ (‘Snoopers’ Charter’), y que pone en riesgo la protección de fuentes periodísticas, la Ley de Prensa tramitada en Polonia y las medidas de espionaje y vigilancia masiva impulsadas en Alemania y Francia.

Periodistas iberoamericanos bajo amenaza

El último informe anual 2016 de RsF también señala a Iberoamérica, con un “crimen organizado, una corrupción generalizada y una impunidad” que siguen causando “estragos” entre los periodistas de la región. En particular, se refiere al periodista hondureño Milthon Robles, refugiado en España tras los atentados y el secuestro que sufrió por las denuncias de corruptelas en su país que hizo desde un programa de radio en la localidad de San Pedro Sula.

El texto también llama la atención sobre el hecho de que hayan caído en 2016 tanto el número de periodistas asesinados como el de secuestrados en el mundo (hasta 75 y 52 profesionales, respectivamente), señalando que es algo que se ha producido porque los periodistas han dejado de ir a las coberturas de conflictos en países como Siria, Libia o Iraq.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Esto es lo que no quieren que veas

mailto  facebook  twitter  google+

Censura
Pixabay

Probablemente este artículo no llegues a verlo. Puede que si lo haces, lo censuren después. No en nuestra web, pero sí en tu muro de la red social que, para evitar ser detectados, no vamos ni a nombrar. ¿Tan peligroso es para ti leerlo o ver la imágenes? Empecemos por el principio.

Lo que puedes ver pagando y lo que no

En la actualidad, hay una red social que seguramente usas que se ha convertido en el principal medio de comunicación del mundo. Más de 1.700 millones de personas tenían una cuenta en mayo de 2016 y pasamos conectados a ella más de tres horas al día (en realidad, si lo tienes en el móvil, mucho más).

Tal vez no veas la televisión o leas periódicos, pero te informas de todo a través de esa red.

Paradójicamente, el medio de comunicación más leído del mundo, no tiene contenidos propios. Todo lo que lees ahí, lo ha subido alguien que conoces o una páginas a la que sigues. También puede ser que los creadores de contenido paguen por que se publique en tu muro su noticia. Aunque pagar no garantiza que lo acabes viendo. Mucho menos, que hagas clic a la noticia y la leas entera. Como esta. Gracias.

Dicen que decide un robot

Probablemente has oído hablar muchas veces de los algoritmos. Unas fórmulas matemáticas que el ordenador usa para seleccionar lo que vas a ver o no, en un buscador como Google o en esa red social. Dicen que es para que encuentres lo que de verdad te interesa. Pero aunque sean objetivos y se basen en tus datos de navegación (qué te gustó, qué leíste, qué compartiste) la realidad es que deciden por ti. Ellos eligen lo que vas a ver y lo que no.

A estas alturas seguramente sabes también que aunque sigas a una página o a un amigo, no ves todo lo que publican. Es por el algoritmo, que elige aproximadamente el 5% de todo lo que alguien a quien sigues publica. ¿Lo más interesante para ti? ¿Quién lo dice? Ellos.

La primera consecuencia es que no te estás enterando de la realidad, sino de lo que ellos te dicen que está pasando.

Eso se llama información sesgada, y si el robot o algoritmo quiere, puede hacer que sólo leas noticias buenas o alegres, o negativas y tristes. Pueden hacerte saber mucho de alguien o que no sepas casi nada si no lo buscas. ¿Eso qué significa? Que puede influir en tus decisiones de compra y hasta de voto. Busca en internet información sobre las últimas elecciones en USA y verás que se ha hablado mucho de eso.

Pagar es la solución, pero tampoco.

Así que a las marcas, o los colectivos de tu interés y a los medios de comunicación real, los que escriben noticias para ti, sólo nos dejan la opción de pagar como anuncios nuestras publicaciones, para que se salten ese 5% del algoritmo y lleguen a tu muro. O no, porque nadie nos lo demuestra con un certificado o control independiente.

Eso nos parece bien, pues esa plataforma es suya, ha costado y cuesta mucho dinero y nadie paga por usarla. Si fuéramos un periódico en papel, tendríamos que convencerte de que lo compraras y pagaríamos por la publicidad o por imprimirlo, distribuirlo, etc. Así que eso, es justo.

Ahora llega lo que no quieren que veas

En general, los términos de uso de esa red azul que todos conocen deja bastante libertad para publicar lo que quieras. Eso sí, tiene una censura declarada en algunos temas que han sido muy sonados, como fotos de pechos de mujer (de hombre no) o de violencia extrema. Por supuesto, nada de pornografía. Aquí cada uno tendrá su moral y visión del tema, pero tampoco nos parece mal. Ya hay bastante de eso en internet, al alcance de cualquiera, para que nuestros muros se inunden de imágenes sensibles. Nosotros mismos hemos confirmado que el sexo es lo más buscado y visto en internet. Si no se pusiera ese filtro, en breve tu muro sería una sucesión interminable de porno.

¿Quién decide tu moral?

Otra cosa es que se considere porno una madre amamantando a su bebé, o una fotografía artística, o el cuadro de la Maja Desnuda de Goya. ¿Quién decide lo que es ofensivo y lo que es arte? Pues ellos. Y lo hacen explícitamente en sus condiciones de uso:

  • Los anuncios no deben incluir contenido para adultos, como desnudos, representaciones de personas en posiciones explícitas o sugerentes, o actividades que sean demasiado sugerentes o sexualmente provocativas.
  • Contenido sexualmente sugerente:
    Ejemplos:
    Desnudos o desnudos implícitos, aunque sean de carácter artístico o educativo
    Demasiada piel o escote visible, aunque no sea de naturaleza sexual explícita
    Imágenes que destacan partes individuales del cuerpo, como el abdomen, las nalgas o el pecho, aunque no sean de naturaleza explícitamente sexual.

 

Ahora sí, esto es lo que no te dejan ver

Después de explicarte la situación, vamos a contarte lo que nos ha pasado. Hace tiempo publicamos un artículo sobre un tipo de fotografía artística que está arrasando (Abajo tienes el link). Como todos los artículos que publicamos, lo compartimos en la red. Y no pasó nada. Ni el texto descriptivo, ni el título del artículo ni la foto fueron censurados.

Así que hicimos también como siempre y lo promocionamos de pago para que más gente lo viera. Y entonces, no.

Al tiempo de estar publicándose y con bastante éxito de vistas, recibimos un mensaje:

“Tu anuncio no se aprobó porque no cumple nuestras Políticas de publicidad. No se permiten anuncios que muestren desnudos, aunque no sean de naturaleza sexual, incluido el uso de desnudos con fines artísticos o educativos.
Para solucionarlo: te recomendamos utilizar imágenes o videos diferentes y comprobar que el enlace de destino cumpla también las políticas.”

Es decir, que aunque podíamos compartirlo en nuestro muro (de hecho, ahí sigue), no nos dejaban promocionarlo para que lo viera más gente. Algo que no podemos comprender, por más que nos expliquen.

No solo censuran el anuncio

Aunque cambiamos las imágenes y los textos como nos decían, por otros más light y poco sugerentes con fotos sin tacha, volvieron a impedirnos que lo publicáramos. Esta vez el mensaje decía que no podíamos anunciar un artículo que tenía lo que ellos no permiten en sus muros, fotos o textos prohibidos. Que no podemos ponerlo en su red, ni decirte que lo veas en nuestra web, voluntariamente.¿Cómo lo saben? Muy fácil. Si sabes lo que es un robot indexador, como los que utilizan Yahoo o Google, sabes que es un programa informático que entra en las webs y las lee. En este caso, el robot de la red social primero lee el anuncio o post del muro y decide si dice algo que no le gusta, o la foto enseña algo prohibido, y luego entra en el link que aparece y “lee” otra vez la noticia. Si considera que has intentado engañar al algoritmo o no le gusta lo que dice el artículo, porque habla de cosas como S*X* o incluye fotos de desnudos, entonces lo censura.

Lo curioso, es que si no es un anuncio, si es una publicación normal, como muchas que habrás visto hoy mismo, entonces cuela. Algunas de las páginas con más seguidores, millones, casi sólo publican desnudos, y lo avisan en el título.

Y esto es lo que no quisieron que vieras, pero queremos que veas.

Por eso, para que más gente pueda acceder a esta información tan peligrosa y horrible, hemos escrito este artículo que en realidad, te llevará a ese otro. NO ponemos el título, no vaya a ser que el robot nos lea hasta el final y nos pille. No sabemos hasta dónde llegan los robots, pero queremos comprobarlo.

Sí, es lo que piensas, nos la estamos jugando para que leas lo que no quieren que leas. Pero en Leequid queremos cambiar el mundo. ¿Te atreves?

 

Leer, aquí y ahora.

Redacción Leequid

Elaborado por el equipo de redacción Leequid.

O los medios acaban con los fakes o los fakes acaban con los medios

mailto  facebook  twitter  google+

Fake publicado por El País

No. El pequeño refugiado sirio Marwan de 4 años no viaja solo por el desierto. No. Aquella no era la foto de un agonizante Hugo Chávez. No, los Simpson no vaticinaron la victoria de Trump 15 años antes. A poco que pienses, recordarás más noticias falsas que te sirvieron como ciertas. Más bulos, o fakes como se llaman ahora, que se cuelan en los medios generalistas. Antes prestigiosas publicaciones que ahora se comen noticias que no son tal.

Facebook y Twitter se unen a Google

Hace unos meses, Facebook y Twitter se unieron a Google para luchar contra lo que allí se llama también hoax (la otra denominación). Que las tres mayores empresas relacionadas con la comunicación se pongan de acuerdo en algo es síntoma de que el problema es grave.

Las dos redes sociales se han unido a la plataforma First Draft News, creada en 2015 con el apoyo de Google. Esta iniciativa reúne a más de 40 medios internacionales que buscan compartir conocimientos y experiencias. Elaborar métodos de trabajo y formación para periodistas con el fin de verificar las fuentes de sus noticias.

Cualquier podría pensar que eso ya existe. Se llama rigor y es un principio básico del periodismo, quizá el único. Se basa en no publicar nada que no esté suficientemente verificado: no fiarse de lo primero que se ve o se oye. Pero en la era de la inmediatez, donde los medios han de competir con plataformas como Twitter o Instagram, la calma necesaria para contrastar una noticia muchas veces es sacrificada.

‘Les Décodeurs’

Pero ningún medio que se pretenda serio puede estar al margen del peligro de publicar noticias falsas. Le Monde busca acabar con ese contagio en sus páginas. Para ello emplea a 13 personas en su unidad de verificación. Con el clásico toque romántico francés les llaman Les Décodeurs (los decodificadores).

Este equipo trata de crear un proceso para contrastar las noticias efectivo y ágil, si eso es posible. Crear una base de datos de páginas poco o nada fiables, frente a otras más creíbles. Incluso están diseñando una extensión para navegadores que avisará a los usuarios sobre la fiabilidad de la noticia que están leyendo.

16 ‘fact-checkers’

Porque al final un medio no es más que la credibilidad que le confieren sus lectores. Por eso, la publicación más prestigiosa del mundo, The New Yorker, cuenta con un equipo de 16 verificadores de noticias (fact-checkers). Son esos tipos que, como dice la famosa frase, “cuando van a publicar un artículo sobre el Empire State Building, llaman para comprobar que sigue allí”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Un profesor vencido por Facebook y Whatsapp

mailto  facebook  twitter  google+

Un grupo de niños mira sus móviles ante la Ronda de Noche de Rembrandt
Foto: Gijsbert Van Der Wal

La lucha por atraer la atención de los jóvenes, y no tan jóvenes, es un trabajo cada vez más difícil. La dependencia del móvil nos ha convertido en seres gachos, siempre dispuestos a mirar nuestros perfiles sociales o a dejar de atender una conversación real para responder a otro por Whatsapp. Si ya es irritante en la vida normal, ¿se imaginan que debe sentir un profesor universitario?

Tan grave es la situación que un docente uruguayo decidió tirar la toalla. Leonardo Haberkorn renunció a dar más clases en la universidad OTR de Montevideo. Pero no quiso irse sin dar un buen portazo.

Una carta abierta

El profesor dejó su plaza el año pasado. Es ahora cuando se ha hecho viral la carta abierta en la que denunciaba la situación en sus clases. Muchachos que andan más preocupados de lo que sucede en su móvil que de las palabras del profesor. “Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me rindo. Tiro la toalla. Me cansé de estar hablando de asuntos que a mí me apasionan ante muchachos que no pueden despegar la vista de un teléfono que no cesa de recibir selfies”, se lamenta. Hace unos años, sus exhortaciones a que dejaran de usar el móvil durante las clases surtían efecto. Pero ya no.

Futuros periodistas

Lo que sería una situación enervante para cualquier docente, se revela más sangrante todavía cuando se piensa que Haberkorn impartía clases de Periodismo. Sus alumnos no dejaban de atenderle para seguir las últimas noticias a través de Twitter. Su atención se fijaba sobre la vida de sus contactos y conversaciones con amigos.

De hecho, otro de los lamentos del cesante es la nula curiosidad de sus alumnos y su ignorancia sobre los asuntos de actualidad. Sobre todos los asuntos en realidad.

“Esta semana en clase salió el tema Venezuela. Solo una estudiante en 20 pudo decir lo básico del conflicto. Lo muy básico. El resto no tenía ni la más mínima idea. Les pregunté si sabían qué uruguayo estaba en medio de esa tormenta. Obviamente, ninguno sabía”, se queja el docente.

De quién es la culpa

Que empleen cientos de horas semanales en leer en su móvil no implica que lean cualquier otra cosa. “¿Saben quién es Vargas Llosa? ¡Sí! ¿Alguno leyó alguno de sus libros? No, ninguno”, revela irritado.

Haberkorn no culpa directamente a sus alumnos de la situación. Para él todo empezó mucho antes. El desinterés y la incultura no les nacieron solos. Fue el resultado del aniquilamiento de la curiosidad a cargo de maestros que dejaron de corregirles las faltas de ortografía “enseñándoles que todo da lo mismo”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

De un foro a un medio y hasta la portada de Menéame

mailto  facebook  twitter  google+

La cronología de cómo se construye una noticia con muy poco fundamento:

Cada uno cree lo que quiere, pero es un poco raro que de un foro

  • http://www.verema.com/foros/restaurantes/temas/1288436-just-eat-verdad-rentable-para-hostelero

Se haga una noticia en PR Noticia

  • http://prnoticias.com/internet-y-redes-sociales/internet/20155400-justeat-y-comida-a-domicilio

y de ahí a portada de menéame con casi 24.000 clics, lo que pueden suponer cientos de miles de visitas a la noticia.

  • https://www.meneame.net/m/tecnolog%C3%ADa/justeat-estrategia-hundir-restaurantes-cancelan-servicios

Nuestro objetivo no es defender a Just Eat, pero sí ver el nivel de los medios de comunicación donde a veces se toma muy a la ligera la importancia de la comunicación.


Juntas un medio rápido, con una empresa grande y agitas el cóctel

La noticia de fuente, el foro, arranca con el texto de un usuario cuya única aportación a este foro ha sido una noticia donde deja sus dudas sobre Just Eat. Pauly, un usuario que responde al hilo inicial de forma crítica igualmente es un usuario que solo ha realizado 1 aportación a este foro.

El tema es que el resto de comentarios son más o menos correctos y en ellos se hace mención que Just Eat aprieta, como cualquier otra empresa, pero que si sabes gestionar los pedidos, puedes ganar dinero. Es cierto que los comentarios dentro de Just Eat están cerrados a los dueños de los restaurantes, pero es política de la empresa. Supongo que es para evitar interminables discusiones entre propietarios y clientes.

Lo importante es dar rápido y ganar clics

En el caso de PR Noticias, copia y pega textos de este foro y hace una noticia. Sin fuentes, sin citar al foro, nada… Básicamente un copia y pega de textos de internet con poco fundamento. Lo mismo, no pasaría nada, si no hubiera un tono amarillista en todo el artículo empezando por el título “JUST EAT y su sucia estrategia para hundir a los restaurantes que cancelan sus servicios”.

Para terminar se hace mención a una pizzeria y su queja sobre Just Eat. Hemos revisado todo el timeline de Dracula Pizza y no hemos encontrado este mensaje.

En fin, todo un poco superficial y sin mucha investigación que pueda dar algo de rigurosidad a la noticia. No está mal para captar clics, pero no creemos que sea una forma de construir valor.

La respuesta de Just Eat al artículo de PR Noticias.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias