Las pantallas LED podrían causar daños irreversibles en la vista

  Sabíamos que las pantallas eran perjudiciales para la vista. No es nada nuevo, nos lo decían hasta nuestras abuelas: “no te sientes tan...

Fotografía analógica: un arte que deberías probar

mailto  facebook  twitter  google+

Lucía León

La fotografía analógica, actualmente, es un vestigio nostálgico de otra época donde las cosas no eran tan fáciles, tan inmediatas, tan compartibles y pertenecían a una esfera íntima trazada por la paciencia y la confianza en uno mismo. Hoy en día, aunque suene a actividad hipster, vale la pena revisitar este arte para ver de otra manera el mundo.

Cualquiera puede ser fotógrafo

Actualmente, cualquiera tiene la suerte de poder considerarse fotógrafo aficionado: todos cargamos en nuestros bolsillos con una cámara; tal vez no precisamente réflex, pero sí lo suficientemente decente como para sacar alguna instantánea interesante. Buscar qué es lo que vale la pena fotografiar, aunque solo sea para compartirlo por una red social, crea una mirada cercada, delimitada por lo que nos puede resultar interesante, condicionada por las capacidades que tiene nuestra cámara de capturar aquello. Es decir, es una perspectiva, al fin y al cabo.

Nuestras perspectivas son el principal encuadre

Las perspectivas son tan importantes que tendemos, inevitablemente, a encerrarnos en la nuestra. Estas nos construyen realidades determinadas que dependen de nuestros matices vitales: cuáles son nuestras rutinas, expectativas, momentos favoritos… Y aquí entra en juego la fotografía, que nos crea un ojo único, pues es capaz de reducir nuestra mirada periférica a un solo detalle, o ser capaz de alcanzarnos objetos lejanos o capturar a las personas que queremos como solo nosotros las vemos.

La fotografía es una evolución de nuestra perspectiva vital, hasta conseguir crear un relato que cuenta quiénes somos.

La fotografía analógica o como autoconocerse

Pero, ¿qué ocurre con la analógica? Simple: no conoces el resultado hasta mucho más tarde y las posibilidades son limitadas (además de caras). Es decir, la analógica coarta nuestra mirada para que ella misma se restrinja. Nos volvemos, por primera vez, selectivos con nuestra propia perspectiva. Seleccionamos con cuidado aquello a lo que le tenemos tanto cariño como para querer inmortalizarlo. Con la tecnología digital, uno puede hacer 100 fotos sin apenas inmutarse. En cambio, en la analógica, hay 24 tomas por carrete, habitualmente: hay que elegir con cuidado.

La fotografía analógica nos llevará a cultivar ciertas virtudes inseparables del carrete, como lo son la paciencia, la selección y la capacidad de verlo desde diferentes perspectivas. Es probable, que de repente colocarse tras el visor y buscar ese punto exacto en el que uno encuentra lo que quiere pueda considerarse tarea titánica. Pero es cierto que, tras un visor analógico, el mundo es distinto: las luces son más cálidas, las figuras más definidas y todo cobra un poco más de valor.

Así que vale la pena coger la vieja cámara de papá o mamá, esa que hay que enfocar manualmente y mover la manivela a cada foto. Entonces, salir a pasear y descubrir qué nos interesa realmente de nuestro entorno. Cuando los recursos son limitados, ¿qué imágenes queremos conservar?

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

¿Quieres convertir tu historia en un cortometraje?

mailto  facebook  twitter  google+

 

¿Te gustaría que el guionista de Ocho apellidos vascos o la directora de Una palabra tuya convirtieran tu historia, esa historia que no dejas de repetirle a la gente, en un cortometraje, y que este se estrenase en salas copmerciales de cine?

Ahora tienes la posibilidad. Registra tu historia a la web www.historiasquecuentan.com antes del 6 de marzo, ya sea en formato texto, audio o vídeo, y tendrás esa posibilidad. Tres cineastas, Borja Cobeaga (guionista de ‘Ocho Apellidos Vascos’ y director de ‘Pagafantas’), Ángeles González-Sinde (ex Ministra de Cultura, guionista de ‘La buena estrella’ y directora de ‘La suerte dormida’ o ‘Una palabra tuya’) y Fran Perea (intérprete en ‘De tu ventana a la mía’, ‘Balada triste de trompeta’ o ‘Las trece rosas’, estrenándose en este proyecto con su ópera prima) podrán elegirla para llevarla a la gran pantalla ern formato corto.

“Creo que es muy bonito que algo que le ha pasado a alguien se pueda llevarse a una gran pantalla, interpretado por un actor. El tópico de que puedes contar mejor cosas que hayas vivido, es verdad. Si te han hecho una cobra, podrás contar mejor Pagafantas. A mí me la han hecho”, bromeó Cobeaga en la rueda de prensa de presentación del proyecyo. “Con lo difícil que es poner en marcha un rodaje, cuando me llamaron para este proyecto me lo tomé como una gran oportunidad. Además, me hace muchísima ilusión ponerme al otro lado de la pantalla por primera vez. Es algo que me llama desde hace tiempo”, agradeció Fran Perea en el mimos evento.

“Por corta que sea la historia, puede darnos pie a fabular sobre ella. A mí me resultará muy difícil rodar algo que no sea una comedia, por triste que sea la historia que me manden. Tampoco me gustaría que me contaran sus sueños. Yo no haría nada al estilo Iñárritu”, explicó Cobeaga. “Es un desafío contar una historia, y en poco tiempo, nacida de la realidad.  Hay muchas historias, en el Cercanías me pongo las botas escuchándolas. A mí me costaría mucho rodar algo que no tuviera ni una mujer, como Los últimos de Filipinas”, indicó Sinde. “Yo, si tuviera que contar una historia real, creo que sería la de mis abuelos. Uno al Norte, otro al Sur, tierra de por medio…”, reflexionó Perea.

Los tres cortos se estrenarán en el mes de mayo de 2017, en una apuesta por este género, que “goza de una salud excelente en España, la tecnología permite hoy rodar mejor que nunca”, reivindicó Sinde. El proceso de rodaje, y la relación que entablarán los directores con los protagonistas de las historias, se documentará en un proceso doble, con vídeos que se difundirán de manera online, por un lado, y una serie fotográfica realizada por el fotógrafo Paco Gómez (autor de Los Modlin), por otro.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un corto que compite en los Goya tiene a tres personas con Síndrome de Down como protagonistas

mailto  facebook  twitter  google+

Un conductor decide compartir trayecto con tres desconocidos a través de una conocida aplicación para móviles. En el trayecto le aguardan varias sorpresas, y el fin del traeycto no es el esperado. Mucho humor negro y pocos paternalismos. Es la película Bla Bla Bla. La protagonizan tres actores con Síndrome de Down y otro sin ella, y ha logrado una candidatura a los Goya.

El corto está disponible de forma gratuita y sin fines comerciales, y se puede ver de forma íntegra en plataformas como YouTube o Vimeo, pues se creó pensando en Internet. De ahí que dure solo unos tres minutos y medio, pues era uno de los requisitos del festival donde se presentó, Notodo Filmfest, donde se llevó cuatro premios en 2015 y comenzó una vuelta al mundo en más 70 festivales de cine que les han reportado más de una veintena de galardones.

Alexis Morante es el director de la pieza. Bruno Morante es su guionista, y ejerce de psicólogo y director en la Asociación de Padres de Personas con Discapacidad Intelectual (Apadis) de la Bahía de Algeciras, de donde proceden los tres actores que completan el reparto -Sara Sánchez, Carlos Pérez y Manuel Ponce-, que ya tenían experencia en la interpretación. En la mencionada asociación, tienen talleres de teatro y artes para potenciar la expresividad.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Woody Harrelson protagoniza mañana la primera película que se transmitirá en vivo

mailto  facebook  twitter  google+

 

El actor Woody Harrelson pasará la noche de mañana, jueves 19 de enero, así como la madrugada camino del viernes, rodando un largometraje titulado Lost In London LIVE que se transmitirá en directo, simultáneamente y a tiempo real, en más de 550 cines de Estados Unidos.

El actor ha inspirado la trama de esta peculiar película, una tragicomedia que él mismo ha escrito y dirige, en una mala noche que pasó en la capital británica, a raíz de romper un cenicero en un taxi. La cinta tendrá un solo plano, secuencia.

Con ella, Harrelson unifica sus dos pasiones, el cine y el teatro. Recientemente ha calificado el proyecto de “locura” y ha asegurado que le está resultando muy complejo de llevar a cabo, y por ello no le extraña que nadie se haya atrevido con algo semejante. Lleva semanas ensayando día y noche en una calle de uno de los barrios más típicamente teatrales de Londres.

Coprotagonizan la cinta el músico Willie Nelson y el actor Owen Wilson. Éste último muy amigo de Harrelson, y lo ha ayudado a refinar el guion.

Harrelson ha anunciado además, recientemente, que se unirá próximamente al universo Star Wars, con un papel en la película derivada sobre Han Solo de joven que el actor ha descrito como un criminal y un mentor.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Scorsese reflexiona en ‘Silencio’, su nueva película, sobre nuestra crisis de valores

mailto  facebook  twitter  google+

Este primer fin de semana del 2017 se estrena la nueva película de Martin Scorsese, Silencio, que para muchos no solo será una de las grandes películas del año, sino una de las mejores que ha firmado el director de El lobo de Wall Street o Infiltrados.

Han sido varios los años que el director ha tenido que intvertir en esta ambiciosa producción, basada en la novela de Shusaku Endo, y llega tras tres años desupués del último filme del director y productor. Ambientada en el siglo XVII, aunque se puede hacer una lectura actual de su propuesta, la película aborda el viaje de dos jesuitas, Rodrigues (Andrew Garfield) y Garrpe (Adam Driver), a Japón en busca de un tercero, Ferreira (Liam Neeson), que fue su mentor, que es el único superviviente tras una mantanza de religiosos, de quien se dice que ha apostatado. Quieren, además, reempender su labor de manera urgente porque se ha producido una grave crisis en Japón.
Scorsese ya había realizado dos incursiones previas, de manera explícita, en la religión, en la destacable La última tentación de Cristo y en Kundun, más modesta. Silencio, al igual que Hasta el último hombre, de Mel Gibson, habla de la fe y la creencia en tiempos de pérdida de rumbo y crisis de valores.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com