Buscamos a los mejores estudiantes que puedan plantear una solución relacionada con el agua

Así de claro. Desde Fundación Aquae y Leequid unimos fuerzas para buscar a los estudiantes más brillantes. Premio internacional juvenil sobre el agua y...

El MoMA también desafía a Trump

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: MoMA

A Donald Trump le siguen creciendo los rivales. El último, el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York)  ha decidido exponer, en la zona de su colección permanente, los trabajos de artistas musulmanes, como protesta contra el decreto del presidente de Estados Unidos que prohíbe la entrada de ciudadanos de siete países islámicos (Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen).

Así, la muestra comprende obras del pintor Ibrahim el Salahi, de Sudán; de la arquitecta Zaha Hahid, iraquí; de la videoartista Tala Madani, iraní; del escultor Parviz Tahavoli,, de Irán; o del dibujante Charles Hossein Zenderouidi y la fotógrafa Shirano Shahbazi, también iraníes, nacionalidad que, por cierto, ha sido de las más atacadas por Trump. Obras a las que se suma una escultura ubicada en el patio del museo del artista norteamericano Siah Armajani, de origen iraní.

Ideales de acogida y libertad

Para instalar estas obras, el museo neoyorkino desmontó otras de artistas como Pablo Picasso, Henri Matisse y Francis Picabia, y debajo de cada una de ellas ha ubicado un cartel que dice: “Esta obra es de un artista de un país a cuyos ciudadanos se les niega la entrada a Estados Unidos, de acuerdo con una orden ejecutiva presidencial dictada el 27 de enero de 2017. Esta es una de las muchas obras de arte de la colección del museo instalada a lo largo de las galerías de la quinta planta para expresar los ideales de acogida y libertad tan vitales para este museo como lo son para los Estados Unidos”.

La dirección del museo ha expresado que la muestra es resultado de la independencia ideológica del centro, que no es público ni tiene vinculación gubernamental alguna, y subraya su vocación de servir de espacio donde los artistas pueden expresar sus ideas, incluso creaciones artísticas individuales que expresen postulados políticos para enfrentarse al mundo real.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Starbucks, Netflix, Facebook… Las multinacionales desafían a Trump

mailto  facebook  twitter  google+

 

Seguramente a Trump le importó más bien tirando a poco que anoche, durante la entrega de premios de la Unión de Actores en Hollywood, varios actores y directores clamaran contra el decreto que el pasado viernes firmó el presidente estadounidense, suspendiendo la admisión de refugiados en EEUU durante 120 días, indefinidamente en el caso de los refugiados sirios, endureciendo las reglas de entrada en EEUU y prohibiendo durante 90 días el ingreso en territorio estadounidense a los ciudadanos de Irak, Irán, Siria, Sudán, Yemen, Libia y Somalia.

Seguramente tampoco lo haya conmovido la carta abierta que han firmado ya más de tres millones de personas contra el mandatario y sus más recientes medida. No está tan claro, sin embargo, cómo le va a sentar el rechazo frontal que ha recibido, también por su política antiinmigratoria, de algunos directivos de importantes multinacionales con base estadounidense, generadoras de cuantiosos pellizcos para el PIB del país.

Posiblemente la palma de este rechazo se la lleve Starbucks con el órdago que le ha planteado Howard Schultz, director general de la empresa, a Trump. Schultz, además de informar de que las declaraciones y medidas de éste en contra de los flujos inmigratorios lo han dejado “apesadumbrado”, ha anunciado en un comunicado que, en contraste con el espíritu que preside la gestión del inquilino de la Casa Blanca en materia de refugiados e inmigración, su compañía tiene previsto contratar a 10.000 refugiados en los próximos cinco años. Eso sí, aunque la iniciativa comenzará en Estados Unidos, y se centrará en la contratación de personas que trabajaron con el Ejército como traductores y personal de apoyo, se implantará a lo largo y ancho de los 75 países donde la cadena de cafeterías está presente. Schultz ha remachado además en su texto que su empresa seguirá invirtiendo en la economía mexicana “construyendo puentes en vez de muros”.

Grandes tecnológicas también han plantado cara al presidente estadounidense y sus medidas de cierre de fronteras. La caras visibles de Facebook y Apple, Mark Zuckerberg y Tim Cook respectivamente, han manifestado en comunicados o redes sociales su rechazo a la deriva antiinmigratoria de Trump, y han expresado su preocupación por el efecto que la orden puede tener para sus empleados. Reed Hastings, líder de Netflix, ha vaticinado en Twitter que la política de Trump “hará de EEUU un país menos seguro”.

Por su parte, Google, que calcula que al menos 187 de sus trabajadores podrían verse afectados por la medida del ex magnate, ha ido más allá de las palabras anunciando que donará cuatro millones de dólares a otras tantas organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes: Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR/UNHCR). La mitad del dinero, no obstante, no será capital de la empresa sino que se aportar a través de donaciones de los empleados, según USA Today.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La crisis de los refugiados afecta sobre todo a los niños en Italia

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen; UNICEF

 

Familias que se rompen en el dramático itinerario de los refugiados, dejando a los niños solos, perdidos, desamparados. Es un monumental drama que, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), ha aumentado en Italia, los niños refugiados no acompañados o separados suponen ya el 91 por ciento del total de los 28.200 menores africanos que llegaron a las costas italianas en 2016.

Esta alta proporción de menores sin acompañar hace única la ruta del Mediterráneo Central, que va del norte de África a Italia. En el caso de Grecia, sólo el 17 por ciento de los refugiados y migrantes que llegaron por mar en 2016 eran niños no acompañados por familiares adultos o tutores.

Riesgo de explotación

“Estas cifras indican la tendencia alarmante al aumento del número de niños altamente vulnerables que arriesgan sus vidas para llegar a Europa”, ha asegurado a Europa Press el jefe de Emergencias de UNICEF, Lucio Melandri. “Los sistemas actuales no están protegiendo a estos niños, que se encuentran solos en un ambiente totalmente desconocido. Precisamente porque están en movimiento, es necesaria una respuesta europea coordinada para mantenerlos a salvo”, ha añadido Melandri.

La procedencia de estos niños es Eritrea, Egipto, Gambia o Nigeria, y sus edades oscilan entre los 15 y 17 años. Las niñas, además, corren el riesgo de ser víctimas de explotación y abusos sexuales. De hecho, UNICEF indica que varias de ellas han asegurado haber sido forzadas a ejercer la prostitución como medio para “pagar” el coste del viaje en barco por el Mediterráneo. Mientras que a los niños se los obliga a trabajar.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Algunos datos sobre inmigrantes que no está mal recordar

mailto  facebook  twitter  google+

Buenos_Aires - Museo Hotel de Inmigrantes
Foto: Leandro Kibisz

Si algo caracteriza a la sociedad actual es la información. El fabuloso volumen de datos de todo tipo que tenemos a nuestra disposición. Pero aunque eso esté ahí, a nuestro alcance, parece que muchas veces lo ignoramos. Ignoramos la información que recibimos y su propia existencia. Lo que ocurre con los inmigrantes no puede ser más elocuente.

Los inmigrantes benefician la economía

Una gran parte de la sociedad mira con recelo a los extranjeros que se asientan en el país. Les culpan de todos los males de la nación. Van desde asegurar que destruyen el empleo a que contagian enfermedades. Por su puesto, que suponen un peligro para el orden y un drenaje de los servicios públicos. Todo falso.

La realidad es que la presencia de los inmigrantes es beneficiosa para la economía de los países de acogida. En todas las naciones occidentales es frecuente ver que muchos puestos clave de empresas innovadoras son ocupados por extranjeros. En su nuevo país es donde dan ponen en práctica las facultades adquiridas en su origen. Y los que están menos cualificados, ocupan los puestos de baja remuneración que los nacionales suelen rechazar.

Los datos en los países industrializados son claros. Los inmigrantes ocupan a más personas en sus empresas que puestos de trabajo ocupan. Es decir, no solo no vienen a quitarnos nuestros trabajos. Es que crean más.

Consumen menos recursos

En cuanto a los recursos públicos. Los inmigrantes aportan más a los servicios de seguridad social de las naciones en las que viven que lo que cuestan a las arcas públicas. Es lógico. Los inmigrantes suelen ser personas jóvenes, en edad de trabajar y sanos. Y muchos de ellos, cuando envejecen, vuelven a sus países de origen.

Por otro lado, está su aportación cultural. Lejos de ser algo solo folclórico, la presencia de inmigrantes en un país permite a este estado abrir un nuevo horizonte para sus industrias.

Ayudan al desarrollo

También es esencial el papel de los inmigrantes en las políticas de desarrollo. El avance de las sociedades más pobres y la reducción de las desigualdades es fundamental si buscamos un mundo más justo. Y no son los países desarrollados los que más están haciendo en este sentido.

Son los inmigrantes lo que están ayudando a este desarrollo. El Banco Mundial estima que este año las remesas de dinero enviadas por los inmigrantes a sus países ronda los 600.000 millones de dólares. Solo como dato, la Unión Europea dedicó a este concepto 68.000 millones de euros en 2015. Es decir, el 10%.

Entones, ¿por qué seguimos teniendo miedo a la inmigración? ¿Por qué triunfan apuestas de contenido xenófobas? ¿Por qué Trump y el Brexit? Quizá porque siempre es más fácil culpar a los demás de lo que provocamos nosotros mismos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Cuánto pesa la maleta de un refugiado

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Descorazona pensar qué meteríamos en una maleta si nos viéramos obligados a abandonar nuestro país, nuestro hogar, precipitadamente o para siempre, debido a conflictos armados, perseguidos por su condición sexual, por la amenaza de la violencia machista o la mutilación genital, dictaduras, pobreza endémica… Es algo que le ocurre a miles de personas a diario, 244 millones persona se han visto obligadas a emigrar de sus países buscando una vida mejor, y 31 millones de ellas son niños. Miles de maletas cargadas de dolor cruzando fronteras a cuyos propietarios quiere ayudar Cruz Roja con su campaña “La maleta que más pesa”.

Para escenificar la gran carga de equipaje que llevan estas personas, han instalado en el intercambiador de Moncloa (Madrid) una cinta transportadora con maletas que encierran las historias de cuatro personas que se han visto obligadas a abandonar su hogar.

Prejuicios sobre los refugiados

Además, la iniciativa enfatiza que no todos los migrantes consiguen huir y recuerda que más de 5.200 personas han muerto este año durante su travesía, la mayor parte en el Mediterráneo (más de 4.700 personas), pero también en Centroamérica (450) y en la región del Sáhara y norte de África (440).

De la campaña forma parte una página web con información sobre los flujos migratorios y distintos testimonios de personas migrantes, refugiadas y voluntarios. Además en este sitio web, denuncia que existen varios prejuicios contra estas personas basados en datos que no son ciertos, como que sólo migran hombres, cuando el 48 por ciento son mujeres; o que vienen con hijos, cuando la mayoría de ellos tienen de 20 a 64 años.

Cruz Roja atendió durante 2015 a más de 100.000 personas a través de distintos programas, como la acogida integral o la lucha contra la trata de seres humanos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias