Buscamos a los mejores estudiantes que puedan plantear una solución relacionada con el agua

Así de claro. Desde Fundación Aquae y Leequid unimos fuerzas para buscar a los estudiantes más brillantes. Premio internacional juvenil sobre el agua y...

Una app que ayuda a no desperdiciar comida

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Es otra de tantas paradojas de nuestro tiempo, o quizá no sea una más sino que esté a la cabeza en importancia: cada año, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, se desperdician cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos, que tiene repercusiones en la salud de nuestro planeta, ya que la agricultura es una de las actividades del hombre que más recursos utiliza, y lo que es peor, podrían servir de sustento a dos mil millones de personas.

Además, de acuerdo con la misma organización, un 20% de este desperdicio de comida se da en puntos de venta como cafeterías, restaurantes y locales. Así, entre las múltiples las iniciativas que se han desplegado para hacer frente a esta situación, la aplicación Ecomida,  pretende ser una alternativa incidiendo en estos locales proveedores de alimentación, permitiendo a las marcas de alimentos publicar, de manera instantánea y geolocalizada, ofertas sobre los productos que quieran vender de inmediato. La app pone a disposición de los consumidores alimentos que no han podido ser vendidos por distintos motivos, como exceso de existencias o una fecha de caducidad que esté a punto de vencer, evitando así que sean desechados y terminen en la basura.

Disponible para Android

“Es la primera vez que se ofrece la oportunidad de valorizar cualquier tipo de alimento en “fecha corta” (sándwich, plato preparado, yogurt, pan, pastel, carne, frutas, verduras…), en cualquier cantidad disponible, en cualquier lugar. La iniciativa aprovecha las ventajas de una plataforma virtual: red ilimitada, proximidad e instantaneidad, así que cada alimento puede encontrar su comprador sin costos logísticos”, ha señalado Jean Brice Van Keer, cofundador de Ecomida.

Por ahora, la aplicación está solo disponible para Android, y en este vídeo se explica su funcionamiento.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El cáncer crece más de lo previsto en España, pero un tercio de sus casos podría evitarse

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha advertido este martes, en su Informe del Cáncer en España 2017 presentado como antesala del Día Mundial del Cáncer (que se celebra el próximo el 4 de febrero), que la incidencia de esta enfermedad ha aumentado más de lo previsto en España. Así, en 2015 se registraron 247.771 nuevos casos, 148.827 en varones y 98.944 en mujeres, lo que ha supuesto sobrepasar en más de mil los cálculos que se habían realizado para 2020, basados en el crecimiento demográfico.

Envejecimiento, tabaco, alcohol y obesidad y sedentarismo serían las causas principales de esta propagación de la enfermedad según la entidad, que también ha informado de que los cánceres más frecuentes en nuestro país son el colorrectal, el de próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago.

Hay, en este sentido, diferencias con el resto del mundo, donde Donde se diagnostican cada año aproximadamente14 millones de casos nuevos, y donde las estimaciones apuntan que el número de casos nuevos aumentará en las dos próximas décadas a 22 millones cada año. En el ámbito global, el cáncer más diagnosticado es el de pulmón, seguido del cáncer de mama, colorrectal, el de próstata, el de estómago y el de hígado.

Crecen las cifras de supervivencia

La buena noticia es que, de acuerdo con el mismo informe, las cifras de supervivencia de los pacientes con cáncer (un 53% a los cinco años) ha mejorado, debido a los progresos médicos obtenidos en algunos tumores como mama o colon. También  la estadística explica el aumento de tumores diagnosticados en los últimos 20 años en España, un crecimiento constante que se explica no sólo por el aumento poblacional, sino también por una mejoría en las técnicas de detección precoz y el aumento de la esperanza de vida.

Los expertos firmantes del mencionado informe recuerdan que el riesgo de desarrollar tumores aumenta con la edad, crece exponencialmente en el intervalo de los 55 a los 59 años, sobre todo entre los varones. Los datos hacen presagiar, además, que en España, uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres va a tener un cáncer de algún tipo a lo largo de su vida. Eso sí, no se trata de cánceres mortales, y un tercio de ellos podría evitarse si se reducen los factores de riesgo con hábitos de vida saludables, como hacer ejercicio de forma regular, reducir al mínimo el alcohol, no fumar y evitar la obesidad.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Las hormigas se ‘besan’ para desarrollarse

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

Esa especie de saludo que hacen las hormigas de tocarse unas a otras las antenas cuando se cruzan, a veces va a más. Juntas sus mandíbulas. Y si tuvieran labios, diríamos que se besan. Todas lo hacen, las 14.000 especies de hormigas que existen. Y esa conducta se llama trofolaxis o trofolaxia, según la definió, en 1918, el entomólogo estadounidense William Morton Wheeler, que descubrió que esa posición de bocas implica el intercambio de alimentos y fluidos.

La revista científica eLife publica ahora los resultados de una investigación relacionada con este hábito dirigida por la profesora Adria LeBoeuf, de la Universidad de Lausana (Suiza), que subraya que la trofolaxis es básicamente un mecanismo de distribución de alimentos entre adultos, y entre adultos y larvas, así como un medio de comunicación química entre los miembros de la colonia. Este dato se ha sabido porque se han analizado los fluidos de boca de las hormigas, que contienen sustancias relacionadas con la alimentación y otras que podrían asociarse con la conducta social de las hormigas, incluidas hormonas, que actuarían como reguladores de crecimiento, desarrollo y maduración de los ejemplares más jóvenes.

“Estos resultados sugieren que el trophallaxis desempeña roles previamente insospechados en la comunicación y permite el control comunal de los fenotipos de las colonias”, indican los autores.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo si dejamos de comer azúcar?

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

No solo de comer azúcar directamente, sino también comida basura y alcohol, que lo contienen. Una productora holandesa (LifeHunters) ha querido dar respuesta a esta pregunta en Guy gives up added sugar and alcohol for 1 month . Un documental que está haciéndose viral pero tiene grandes detractores.

En la cinta, el joven Sacha Harland se somete a una estricta dieta durante un mes, y va contando a diario cómo se va sintiendo. Además de perder peso y estar en mejor forma -se somete a chequeos médicos ante las cámaras, y al comenzar tiene el colesterol un poco alto-, inicialmente se siente cansado, y le pone de mal hjumor comer solo fruta, yogur y huevos. Después,  su estado de ánimo mejoró.

Harland además muestra las dificultaeds de comer de manera saludable fuera de casa, e incluso habla con una experta que analiza de manera crítica la industria alimentaria.En un mes, pierde cuatro kilos, le bana la tensión y el coleresterol, y dice tener más energía.

Hay, con todo, quien ha criticado este documental por no ser del todo justo, ni consideran que la alimentación propuesta sea realmente óptima. En particular, los zumos, que no deberían sustituir la fruta entera. No todo el mundo considera probado que el azúcar gener adicción, como afirma el documental. Por supuesto, hacer un estudio basándose solo en un caso no tiene rigor científico.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Las ensaladas envasadas favorecen la proliferación de las bacterias de salmonela

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

Las ensaladas envasadas en plástico son tendencia. Hojas verdes y hortalizas con algunos complementos servidas en recipientes transparentes o bolsas, prácticas para llevar a la oficina, evitarse esos minutos de lavado y preparación del proceso de toda la vida, ofreciendo originales recetas que animan a comer más sano… La fórmula suena perfecta, y tanto las aerolíneas como los restaurantes de comida rápida la aprovechan.

Sin embargo, una investigación de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, que se publica en Applied and Environmental Microbiology, una revista de la Sociedad Americana de Microbiología, nos advierte contra ellas, al menos contra el hábito de dejarlas demasiado tiempo en la nevera antes de comerlas y de no lavarlas cuidadosamente. Según las conclusiones del estudio, envasar durante días las hojas de lechuga en plásticos del tipo de estos productos puede fomentar la presencia de Salmonella entérica, una variedad de la salmonela, a la que las hojas de la verdura están expuestas durante su cultivo, a través de insectos, excrementos de aves y estiércol, entre otras fuentes. No son frecuentes los brotes por salmonelosis según la publicación, pero sí se consideran un problema de salud pública.

100.000 bacterias en 5 días

La ensalada envasada reproduce con más virulencia la bacteria. Los jugos de agua que libera la ensalada, cuando se condensa la humedad en las bolsas o recipientes, duplican la motilidad o movimiento de las bacterias Salmonella, fomentando la colonización de las hojas. Así, en la investigación de la Leicester, en cinco días de almacenamiento en refrigeración, 100 bacterias de Salmonella se multiplicaban en aproximadamente 100.000 bacterias. Esto es, aunque estén envasadas en frío, en las ensaladas se pueden reproducir las bacterias.

Los jugos de las hojas de ensalada aumentaron también la formación de biofilms, que suelen aferrarse con fuerza a las superficies que los recubren y se vuelven muy resistentes al lavado, lo que significa que, por mucho que se enjuague el recipiente antes de liberarlo, no se garantiza que desaparezcan las bacterias. Y según ha detallado la investigadora Primrose Freestone a la revista especializada Applied and Environmental Microbiology, unas cuantas hojas dañadas hacen que el patógeno crezca y sea capaz de causar la enfermedad. De acuerdo con la investigación, la bacteria de salmonela crece especialmente bien en hojas de espinaca.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias