Las pantallas LED podrían causar daños irreversibles en la vista

  Sabíamos que las pantallas eran perjudiciales para la vista. No es nada nuevo, nos lo decían hasta nuestras abuelas: “no te sientes tan...

El difícil y necesario reto del turismo sostenible

mailto  facebook  twitter  google+

El reto del turismo sostenible
Foto: Aisano

Uno de los procesos que más expansión ha tenido desde finales del siglo pasado es el turismo. La globalización, la mejora y abaratamiento de los medios de transporte y el aumento de los niveles de vida en muchos países han llevado a sus habitantes a visitar otros lugares.

Lo bueno y lo malo del turismo

Es indudable que el turismo es una oportunidad para muchas naciones, sobre todo aquellas en vías de desarrollo. Y no hay que desdeñar su importante papel para extender la cultura y acabar con los prejuicios. Ahora, no todo es bueno en el turismo.

El movimiento de miles de personas hacia ciertos enclaves puede poner en riesgo su propia existencia. Es fácil de imaginar. Monumentos o paisajes naturales que se explotan por encima de sus posibilidades. Son estos los motivos que han llevado a la ONU a nombrar 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible.
Los objetivos de Naciones Unidas son hacer compatibles el desarrollo económico y la creación de puestos de trabajo con la promoción cultural y la protección medioambiental.

Vehículo de desarrollo

No es un trabajo fácil. Porque aumentar la promoción para alcanzar mayor desarrollo parece directamente proporcional al aumento de visitantes. Y por lo tanto, al incremento de la degradación de los entornos.

Pero sin duda, la fuerza del turismo como elemento económico merece especial atención. Desde 2009 cada año han aumentando un 4% los viajes internacionales. Y el turismo supone prácticamente el 10% del PIB mundial. Y más allá si se tiene en cuenta que el 57% de los viajeros tuvieron como destino países en vías de desarrollo y que el sector turístico es uno de los pocos que crece. Supone uno de cada once trabajos en el mundo y emplea a más mujeres que hombres.

Contacto cultural

Y por otro lado, está el indudable su papel como medio para crear puentes entre países y, sobre todo, entre personas. Para transmitir culturas y expandir la importancia de su mantenimiento. O llamar la atención sobre la necesidad de mejorar la situación de muchas comunidades.

Pero que el turismo sea sostenible también tiene una derivada medioambiental. El turismo supone el 5% de las emisiones de gases de efecto invernadero. También pone en peligro miles de enclaves naturales. Reducir este impacto mientras aumenta el número de visitantes es el reto.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

2016 supera el récord de temperaturas de 2015

mailto  facebook  twitter  google+

Los desiertos avanzaron en 2016
Foto: Peter Dowley

Las opiniones pueden discutirse. Las teorías pueden rebatirse. Las advertencias pueden desoírse. La augurios pueden ignorarse. Pero los datos son indiscutibles, irrebatibles, no pueden ser ignorados u obviados. Por eso, cuando la Organización Meteorológica Mundial (OMM) dice que 2016 fue el año más caluroso de la historia, hay que escuchar.

Tendencias confirmadas

La OMM ya había lanzado advertencias durante todo el año. Bueno, advertencias no. La descripción científica de un hecho. Por supuesto, con todo lujo de detalle en forma de números. Pero ahora ya ha analizado todas las muestras del año 2016 para lanzar sus conclusiones.

2016 fue el año más cálido de la historia. Y lo fue con mucho. La temperatura global fue 0,83 grados más alta que la media registrada en el periodo 1961-1990. Pero más relevante es el dato que dice que 2016 fue 0,07 grados más cálido que 2015. Y hay que tener en cuenta que el año 15 fue el de temperaturas más elevadas registrado. Hasta el pasado año.

Datos avalados

Estos son conclusiones extraídas tras el estudio de datos recabados por las organizaciones más prestigiosas del mundo. La OMM recoge datos de la NASA, La Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de EEUU, el Instituto Meteorológico de Gran Bretaña, el Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas y el Servicio de Cambio Climático Copérnico.

Consecuencias

Más allá de que esta preocupante tendencia se acelere año tras año, es que sus resultados ya se están sintiendo de forma elocuente sobre la Tierra. El pasado año, varias islas de archipiélago Salomón fueron engullidas por el mar. El invierno polar fue más de 2 grados más cálido que el año anterior. Esto hizo que se formase menos hielo y que este fuera más frágil y se deshiciera antes.A este ritmo habrá desaparecido completamente en 2030.

Como resultado, una gran grieta se está abriendo en la Antártida. Una brecha de 112 kilómetros de largo que si acaba por desgajarse del hielo continental desplazará una masa de hielo de casi 5000 kilómetros cuadrados. Es decir, más de tres veces la extensión de la ciudad de México.

Ahora queda por ver si seremos capaces de cambiar esta tendencia en 2017 o añadimos otro récord a la lista.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El Sáhara fue verde durante 6.000 años, cuando llovía diez veces más

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Seis milenios con vegetación en un desierto, el del Sáhara (hace entre 5.000 y 11.000 años). Parecerá sorprendente, pero en esa región del planeta llovía 10 veces más que en la actualidad, según un análisis de sedimentos marinos llevado a cabo por tres investigadores (Jessica Tierney, de la Universidad de Arizona; Peter deMenocal, del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia; y Francesco Pausata, de la Universidad de Estocolmo), que han publicado su estudio en la revista Science Advances.

Así las cosas, a aquel periodo se le conoce como ‘Sáhara Verde’. Y es que ya se ha hablado de él en otras investigaciones, aunque Tierney y sus colegas han sido pioneros en recopilar un registro continuo de las precipitaciones de la región durante los últimos 25.000 años. Se sabía que el Sáhara fue más frondoso en el pasado, pero no cuánto de húmedo, según Tierney. Y con estas características, el actual desierto del Sáhara servía entonces de hogar de humanos cazadores-recolectores que se ganaban la vida hace entre 5.000 y 11.000 años con los animales y las plantas que vivían en las sabanas y los pastizales boscosos de la región.

Ocupado por hombres

Tierney y sus colegas estudiaron núcleos de sedimentos marinos extraídos de la costa de África Occidental en cuatro lugares diferentes y a una distancia de 1.300 kilómetros, desde el cabo de Ghir (Marruecos) hasta el noroeste de Mauritania, los cuales revelan tanto los patrones antiguos de precipitación como la extensión del ‘Sáhara Verde’. La evidencia arqueológica muestra que los seres humanos ocuparon gran parte del Sáhara durante ese periodo húmedo, pero abandonaron la región durante un milenio hace unos 8.000 años, a mediados del ‘Sáhara Verde’.

Al analizar la cera de las hojas de los antiguos sedimentos marinos, los científicos determinaron los patrones de lluvia pasados de la región y también reunieron pistas sobre qué tipos de plantas estaban creciendo.

El equipo también quería saber si las condiciones en la tierra interactuaron con la atmósfera y afectaron al clima porque la mayoría de los actuales modelos climáticos no simula el período del ‘Sáhara Verde’. La cantidad de radiación solar que recibe la Tierra durante el verano en el hemisferio norte depende cuándo el ‘bamboleo’ de la Tierra, conocido como precesión, está en su ciclo de 23.000 años. Al comienzo del ‘Sáhara Verde’, el hemisferio norte estaba más cerca del sol durante el verano. Los estíos más cálidos fortalecieron el monzón de África occidental y produjeron más lluvia. Hacia el final del ‘Sáhara Verde’, el hemisferio norte estaba más alejado del sol y el monzón de África occidental era más débil.

Tierney apunta que hay una retroalimentación entre la vegetación, el polvo y las lluvias. Actualmente, el desierto del Sáhara es la mayor fuente de polvo del planeta, pero un Sáhara con vegetación produciría mucho menos polvo.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Qué es el síndrome del edificio enfermo?

mailto  facebook  twitter  google+

¿Cabeza como un bombo en el trabajo? ¿Problemas para pensar? ¿Dificultades para dormir al llegar a casa? Los motivos pueden ser múltiples, pero se incluye las malas condiciones del edificio de trabajo.

Hay, sin embargo, edificios llamados “verdes” o de bajo impacto ambiental que son también, además de buenos para el clima y la tierra, beneficiosos para la salud de los trabajadores. Las personas que en ellos muestran una función cognitiva superior en comparación con sus colegas en otros edificios de alto rendimiento que no tenían un certificado ambiental. Y esta habilidad cognitiva se manifiesta en una mayor capacidad para pensar y planificar.

Así lo ha revelado un estudio de la Escuela de Salud Pública T.H Chan de Harvard, en Estados Unidos. Los arquitectos se muestran cada vez más concernidos por el impacto de los edificios sobre el medio ambiente, pero éste es el primer estudio que muestra cómo el espacio afecta no sólo nuestra salud sino también nuestro cerebro.

Así, el estudio habla del “síndrome del edificio enfermo”, un término que apareció en los años 80, cuando los edificios comenzaron a volverse más herméticos y se redujo la cantidad que entraba aire fresco.

Las consecuencias de ese tipo de edificios serían, según la mencionada investigación, irritación de los ojos, nariz y garganta, dolor de cabeza, erupciones cutáneas y problemas respiratorios, que aparecen después de pasar horas en un espacio cerrado y que incluyen

Cómo mejorarlos

Para mejorar nuestras estancia en los edificios, se recomienda mejorar la ventilación, aumentando la cantidad de aire limpio y fresco que circule por el espacio cerrado. Reducir la presencia de sustancias químicas, es decir, elegir materiales y muebles que tengan bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles. Y además, es importante mantener una temperatura consistente a lo largo del día, permitir la entrada de luz natural, proteger el ambiente de los ruidos de la calle y minimizar los ruidos interiores, como los producidos por maquinaria. Y también limpiar las superficies regularmente para impedir la acumulación de polvo.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La última decisión de Obama: prohibir prospecciones en el Ártico

mailto  facebook  twitter  google+

Ártico de Estados Unidos
Foto: William Troyer, U.S. Fish and Wildlife Service

A partir de hoy Barack Obama es historia. Entramos en una nueva época que promete ser apasionante. Obviamente, desde el punto de vista informativo. Pero lo que ha hecho el anterior presidente ya queda en los libros. Aunque parte de su legado perdurará para siempre.

Proteger el Ártico junto a Canadá

Una de sus últimas decisiones fue la de prohibir las prospecciones petrolíferas en el Ártico. La decisión se tomo en conjunto con el ejecutivo canadiense. El país norteño está gobernado por otro presidente que ha demostrado un activo compromiso ambientalista, Justin Trudeau.

La decisión presenta un carácter irreversible. Todo parece indicar que ha sido la última iniciativa de Obama para proteger este entorno. Sobre todo frente a las preocupantes posiciones defendidas por su sucesor. La zona de los mares de Chukchi y Beauford será un “área vedada para futuras extracciones de gas y petróleo”, aseguro el presidente norteamericano. Canadá hará lo propio con la zona ártica bajo su dominio.

Irreversible, en principio

Además de la excusa ecológica, Sally Jewell, secretaria de Interior expuso otras motivaciones. La de proteger la pesca y los recursos marinos de los que viven las comunidades de la zona.

No está claro si la lucha termina con esta decisión. En principio, un mandato presidencial le permite excluir zonas de perforación en virtud de una ley de 1953. Ningún mandatario posterior puede derogar o modificar esta decisión. Sin embargo, las empresas energéticas pueden llevar la decisión a los tribunales. Incluso, el Congreso, dominado por los republicanos, podría revisar la decisión.

Petroleras en contra

Y estas compañías no se han hecho esperar para manifestarse en contra de la decisión. El Instituto Americano de Petróleo, organización que agrupa a más de 400 corporaciones relacionadas con la extracción, refinado y producción de crudo ha criticado al presidente. Para los productores “esta propuesta va en la dirección equivocada justo cuando EEUU se ha convertido en el líder mundial de producción y refinado de petróleo y gas natural, al mismo tiempo que hemos logrado reducir las emisiones de carbono”, aseguran.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan