Cineastas españoles se pasan a las series

O tal vez deberíamos decir que las plataformas de VOD, un mercado en expansión también en España (por ahora tiene como usuarios a algo...

Las redes sociales no son sociales

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen de redes sociales en un portátil
Foto: Pixbay

No seas ingenuo. De verdad no te has preguntando por qué, de repente un día ves cuarenta veces el mismo meme en tus redes sociales. Por qué parece que todos tus amigos cuelgan el mismo vídeo de gatitos. Por qué durante una semana la misma noticia (ojalá sea esta) se repite en tu feed de Facebook o de Twitter una y otra vez. ¿De verdad piensas que es porque es el meme, el vídeo o la noticia de moda?

 

Redes sociales de bots y algoritmos

No, no es así. Es el meme, el vídeo o la noticia que ellos quieren que veas. ¿Y quiénes son ellos? Lo peor de todo es que no existen esos ellos. Son solo programas informáticos. Bots y algoritmos que te sirven información según lo que en principio son tus intereses. Pero eso significa que tus intereses jamás se verán ampliados. Al contrario. Tu perspectiva de la realidad será cada vez más estrecha. Más unidimensional. Más pobre.

La compañía especializada en seguridad informática Incapsula acaba de publicar un informe que deja de piedra. Según este análisis, más de la mitad del tráfico en las redes sociales son bots. Robots informáticos que rastrean Internet. Que te rastrean a ti. Tus likes, tus follows, tus unfollows. Es decir, en Internet hay más máquinas que humanos. En concreto, el 48,2% del tráfico lo realizan humanos. El resto, máquinas.

Imitadores y decisores

¿Sabes esas veces que buscas algo en Amazon o en Google y luego vas a otra web y te aparece un banner de justo el producto que has estado buscando? Ahí has tenido uno de estos robots mirándote. Y estos son de los más claros. Pero la mayoría son de dos tipos. Los llamados Feed fletchers que deciden lo que te muestran las redes sociales según tus likes y clics. Y los Impersonators, los imitadores, que asumen identidades falsas para saltar sistemas de seguridad. Y realizar ataques informáticos, sobre todo de denegación de servicio, en otras palabras, dedicados a colapsar servidores.

Si esto no te parece del todo preocupante, piensa que muchos analistas identifican este tipo de tráfico como el responsable de la victoria de Trump. La capacidad del presidente americano para crear noticias sin parar invadió Facebook y Twitter haciéndole prácticamente omnipresente. Un dato. El 79% de la gente habló de Trump durante la campaña, frente al 21% de Clinton. Y sí, puedes pensar, “pero la gente hablaba de él mal” y quizá tengas razón. Pero cuando ves lo que ha sucedido, es para pensárselo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

3 de marzo, día de la naturaleza, vida silvestre

mailto  facebook  twitter  google+

Los Estados deben cumplir las obligaciones de derechos humanos en la protección de la biodiversidad.

GINEBRA (1 de marzo de 2017) – Un experto de las Naciones Unidas insta a los gobiernos de todo el mundo a que cumplan con sus obligaciones en materia de derechos humanos para proteger las plantas y animales insustituibles de nuestro planeta.

John H. Knox, Portavoz Especial de la ONU para los derechos humanos y el medio ambiente, dijo el viernes 3 de marzo: “La rápida pérdida de la diversidad biológica en todo el mundo debería desencadenar alarmas”.

“Estamos en camino a la sexta extinción mundial de especies en la historia del planeta, y los Estados todavía no logran detener los principales factores de pérdida de biodiversidad, incluyendo la destrucción del hábitat, la caza furtiva y el cambio climático”, subrayó Knox.

“Lo que se entiende menos es que la pérdida de biodiversidad socava el disfrute de una amplia gama de derechos humanos, incluyendo derechos a la vida, la salud, la comida y el agua”.

El llamamiento del Sr. Knox siguió a la publicación por él del primer informe de las Naciones Unidas (*) sobre la relación entre los derechos humanos y la diversidad biológica. En el informe, el Portavoz Especial describe la importancia de los servicios ecosistémicos y la diversidad biológica para el pleno disfrute de los derechos humanos, y describe la aplicación de las obligaciones en materia de derechos humanos.

“La gente no puede disfrutar plenamente de sus derechos humanos sin los servicios que proporcionan los ecosistemas saludables”, subrayó Knox. “Y la protección de la biodiversidad es necesaria para asegurar que los ecosistemas permanezcan saludables y resistentes”.

Entre sus muchos efectos negativos, la pérdida de biodiversidad disminuye la productividad y estabilidad de la agricultura y la pesca, socavando el derecho a la alimentación. Destruye fuentes potenciales de medicamentos, aumenta la exposición a ciertas enfermedades infecciosas y restringe el desarrollo del sistema inmunológico humano, socavando los derechos a la vida y la salud. También elimina los filtros naturales del ciclo del agua, socavando el derecho al agua.

“Mientras que la pérdida de biodiversidad afecta a todos, los peores son aquellos que dependen más de la naturaleza por su vida material y cultural”, dijo Knox. “Incluso cuando la tala de bosques o la construcción de presas tienen beneficios económicos, esos beneficios suelen ser experimentados desproporcionadamente por aquellos que no dependen directamente del recurso y los costos se imponen desproporcionadamente a aquellos que lo hicieron.

Leer la nota oficial de las Naciones Unidas.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Registrada la misma temperatura en El Cairo y en la Antártida

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Ya hemos contado que 2016 va a pasar a la historia como el año más caluroso desde que hay datos, aunque parece que 2017 quiere quitarle el récord, con hechos como este: la pasada semana, los termómetros de la Organización Meteorológica Mundial (WMO) anunciaron un nuevo récord de temperatura en la Antártida con 17,5 grados centígrados. Y curiosamente ese mismo día, El Cairo (Egipto) alcanzó una temperatura similar, pero claro, esta zona se considera desértica, y está acostumbrada a que el termómetro suba por esos confines, mientras que en los polos, las temperaturas tienden a estar bajo cero.

El hallazgo forma parte de un plan de la WMO por mejorar nuestras herramientas para pronosticar patrones climáticos en los polos, y entender la variabilidad natural del clima y el cambio climático que induce el hombre. Según comunicó el experto polar de la organización, Michael Sparrow: “El Antártico y el Ártico están mal cubiertos en términos de observaciones meteorológicas y pronósticos, y ambos juegan un papel muy importante en la conducción del clima y los patrones oceánicos y en el aumento del nivel del mar”.

Deshielo alarmante

Además, la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) aseguró que la capa de hielo en los polos está disminuyendo a niveles alarmantes. Tan solo en la Antártida la extensión de hielo en enero fue de 1,1 millones de km2, un 22,8% menos que en el promedio registrado entre 1981 y 2010.

El anterior pico de temperatura máxima en la Antártida era de 15 °C. y se había registrado el 5 de enero de 1974. No se trata de un récord absoluto. Pero la temperatura más baja registrada en la Antártida (y en el planeta) fueron los -89,2° C bajo cero que registró la estación de Vostok dirigida por los soviéticos en 1983. En cuanto a las medias, lo normal es que las temperaturas varíen entre los 14 grados en la costa frente a los -76 que pueden registrarse en los tramos más altos del interior.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Encuentran un fósil de 4.000 millones de años

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen del fósil hallado en Canadá
Imagen: YouTube

La Tierra se formó hace más de 4.500 millones de años. Y aunque en aquel entonces debía de ser algo muy distinto a lo que conocemos hoy en día, desde muy pronto se configuró como un espacio propicio para la vida. Los científicos continúan haciendo hallazgos que datan cada vez más lejos en el tiempo.

Vida en 1.500 millones de años

El último de ellos es el primero. Al menos hasta la fecha. Expertos de la University College London (UCL) han encontrado el ser vivo más antiguo hallado hasta ahora. Se trata de unos microorganismos incrustados en las capas de cuarzo del Cinturón Nuvvuagittuq Supracrustal, en Canadá. Estas primigenias formas de vida han sido datadas entre 3.770 y 4.300 millones de años.

Es decir la vida surgió en la Tierra menos de 1.500 años después de su formación. Puede ser que eso nos parezca una enormidad, como sin duda lo es, pero desde la perspectiva geológica, no digamos astronómica, es un lapso de tiempo muy breve.

El hallazgo se ha producido en una zona que con toda seguridad formaba parte de una especie de sistema de ventilación de agua caliente en un mar rico en hierro. Eso abona la idea de que “la vida surgió en las corrientes cálidas que surgían del fondo marino, poco después de la formación del planeta”, asegura el físico Matthew Dodd, del área de Ciencias Terrestres de la UCL.

Fósil o roca

El mayor reto de esta investigación fue determinar si los filamentos encontrado en los sedimentos canadienses estaban formados biológicamente o era restos geológicos. La similitud de estas formas con las que actualmente se pueden encontrar en ecosistemas similares, fue clave para determinar su origen biológico.
Se trata de estructuras de hematitas que presentan las mismas formas que resultan de la oxidación de mineral de hierro que realizan algunas bacterias.

El profesor Dood concluye lanzando una sugestiva idea. “Estos descubrimientos demuestran que la vida se desarrolló cuando tanto la tierra como Marte tenían agua líquida en su superficie. Esto plantea excitantes preguntas sobre el origen de la vida. Siempre y cuando encontremos vestigios parecidos en Marte. Si no, quedará claro que la Tierra es la excepción en cuanto albergar vida”.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias