Si alquilas en AIRBNB o similares firma un contrato

Enrique García de la OCU nos da estos consejos prácticos para alquilar con todas las garantías un piso este verano. Si usamos plataformas tipo...
Ranking

Las 10 cosas que no debes tirar en el WC

mailto  facebook  twitter  google+
01

Este es el ranking de las 10 cosas que solemos tirar por el inodoro y nunca, nunca, nunca deberíamos hacerlo.

 

TOALLITAS HÚMEDAS

 

Atascan los sistemas de alcantarillado porque no se deshacen. Causan un daño de entre 500 y 1.000 millones de euros anuales al tener que retirarlas de las conducciones.

02

TAMPONES, COMPRESAS y BASTONCILLOS

 

Pasa como con las toallitas. Están diseñados para no deshacerse en líquidos y atascan las tuberias.

03

ACEITE

Como ya sabrás, no se disuelve con el agua por su diferente densidad y un litro de aceite es capaz de contaminar mil litros de agua. Normalmente, acaba en los ríos y mares o sus riberas.

04

PRESERVATIVOS

 

Es pura lógica… ¡Están hechos para no romperse! ¿Acaso crees que se desharán en el agua?

05

COLILLAS DE CIGARRO

 

Además de los químicos contaminantes que llevan, y que no deberías tampoco de fumar, se quedará flotando hasta tres o cuatro descargas. Menudo gasto de agua con lo fácil que es tirarlo a la papelera, apagado, claro.

06

LEJÍA Y AMONIACO

 

Paradójicamente, aunque los usemos para limpiarlo, son altamente contaminantes y pueden oxidar.

07

PINTURAS Y DISOLVENTES

 

Pura química, de lo más contaminante que hay. La pintura siempre debes llevarla a un punto limpio. Ni por el inodoro, ni en un cubo de basura normal.

08

MEDICAMENTOS

 

Los compuestos químicos de las medicinas son muy contaminantes y afectan a la saludo cuando tras la depuración acaban en los depósitos de agua potable.

09

TIRITAS E HILO DENTAL

 

Pues tampoco se disuelven en el agua, no son biodegradables. Así que si los tiras por el inodoro, no desaparecen por arte de magia.

10

BASURA

Aunque sean restos orgánicos, el problema no es sólo si se disuelven o no y los componentes que tengan. El problema es que hacen falta muchos litros de agua para tirar algo que, en un cubo, no es necesario. Y el Agua es un bien escaso, un recurso natural imprescindible para la vida, que en muchos países no está disponible. No lo malgastes.

 

 

 

 

 

Este ranking se ha realizado gracias a la información facilitada por Fundación Aquae.

 

 

¿De dónde vienen los gatos?

mailto  facebook  twitter  google+

Cómo llegaros a nuestras casas los gatos
Foto: Stephan Czuratis

Ya os hemos hablado de cómo los perros llegaron a nuestros hogares. De cómo fue el primer animal que domesticamos. Pero, ¿qué ocurre con el otro mamífero con el que compartimos nuestro espacios y nuestra vida? Cuál es el origen del gato doméstico.

ADN de gatos fósiles

Ahora un grupo de científicos ha presentado un informe en el que pretenden sentar las bases del origen y proceso de domesticación del gato. Para ello, ha estudiado tanto el ADN de gatos actuales como el ADN mitocondrial de antepasados fósiles.

Al parecer, los primeros felinos que se juntaron a humanos lo hicieron hace alrededor de 9.000 años en las tierras del norte de África. Según las conclusiones del estudio, en un principio no fue una domesticación como tal. Más bien, estos pequeños felinos se acercaron a las asentamientos humanos en busca de comida. La acumulación de grano atraía ratones y estos a su vez a los gatos.

Control de plagas

Esta actitud hizo que los humanos fueran adoptándolos durante un largo proceso de casi 3.000 años. Los gatos garantizaban el control de las plagas y aseguraban los graneros y los cultivos. De esta manera, los primeros granjeros extendieron las poblaciones de felinos domésticos en Europa hace unos 6.400 años, procedentes de Oriente Medio.

Esta primera expansión no fue tampoco demasiado rápida. La auténtica explosión gatuna tuvo lugar hace unos 1.500 años cuando los egipcios exportaron a uno de sus animales sagrados por toda Asia y Europa. Desde ese momento, el gato se convirtió en un animal de compañía y no solo en un controlador de plagas.

Este estudio puede arrojar algunas luces sobre las grandes diferencias de comportamiento entre gatos y perros. Más allá de las divergencias propias de las especies, el gato lleva muchísimo menos tiempo entre nosotros y la domesticación ha sido más paulatina. Por el contrario, el perro, fue adoptado mucho antes y su cercanía al ser humano fue desde principio mucho mayor.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Vídeo

Camilo Herrera – 1 litro de luz

mailto  facebook  twitter  google+

Camilo comenzó su trayectoria emprendedora con la implantación en Colombia del proyecto “Un litro de luz”, que, con una botella, agua y cloro, conseguía iluminar, durante el día, el interior de viviendas en barrios marginales. De esa iniciativa original, Camilo avanzó con la creación de “postes solares” (que funcionaban con baterías de motos), y que ofrecían luz también durante la noche.

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Stephen Hawking nos recomienda mudarnos de planeta

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Stephen Hawking nos recomienda que nos mudemos de planeta. Y con cierta urgencia. Ha pedido a los países de renta alta que vayan enviando astronautas a la Luna para tomar posiciones, con la idea de construir una base lunar en los próximos 30 años. Y a Marte, en torno a 2025.

Así, considera el científico, no solo se revitalizaría el programa espacial, y con él se motivaría a la comunidad a desarrollar la astrofísica y la cosmología. También se crearían también nuevas alianzas en el universo, y se daría a la Humanidad posibilidades de desarrollo en el futuro.

Nos quedamos sin espacio en la Tierra

“No niego la importancia de luchar contra el cambio climático y el calentamiento global, como Donald Trump, quien es posible que haya tomado la decisión más seria, y equivocada, sobre cambio climático que haya visto este mundo”, ha afirmado el físico teórico de la Universidad de Cambridge. “Estamos quedándonos sin espacio y los únicos espacios a los que podemos ir son otros mundo”. Así, a su juicio, “es el momento de explorar otros sistemas solares. Expandirnos puede ser lo único que nos salve de nosotros mismos. Estoy convencido de que los humanos necesitan irse de la Tierra“.

Para Hawking, no hay un futuro a largo plazo para nuestra especie si permanece en la Tierra. Prevé que la golpee un asteroide o la engulla el Sol con el paso de los años. “Cada vez que damos un nuevo gran salto, como los aterrizajes de la Luna, reunimos a personas y naciones, inauguramos nuevos descubrimientos y nuevas tecnologías”, continúa. “Salir de la Tierra exige un enfoque global concertado, todos deben participar. Necesitamos reavivar la emoción de los primeros días de los viajes espaciales en los años sesenta”, concluye.

Los astronaturas coinciden con él

Hawking hizo estas declaraciones en su intervención en el festival Starmus, que reúne en Trondheim (Noruega) a científicos de ámbitos para abordar conjuntamente el futuro de la Tierra y la Humanidad. Tres astronautas de la NASA que viajaron a la Luna –Buzz Aldrin, Charlie Duke y Harrison Schmitt– coincidieron con Hawking en que ha llegado el momento de volver a la Luna para explorar opciones de supervivencia.

“Necesitamos pensar a largo plazo; ir a la Luna requiere ser socios con las naciones que tienen capacidades espaciales”, mantuvo Aldrin. Y si Estados Unidos no se alía “con la ESA (Agencia Espacial Europea), con Rusia, con Japón y con China, nos quedaremos bloqueados en algún punto”, advirtió Schmitt.

Sistemas demasiado lentos

Hawking reconoció que los sistemas de propulsión actuales de las naves espaciales “son poco prácticos para viajes interestelares”, son demasiado lentos. Pero la tecnología solar que se está desarrollando con el proyecto Breakthrough Starship podría acelerar naves a un 20% de la velocidad de la luz, para llegar a Próxima Centauri, la estrella más cercana al sistema solar donde el año pasado se descubrió un planeta potencialmente habitable, en unos veinte años.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El no negocio de la música

mailto  facebook  twitter  google+

La música siguen sin ser negocio
Foto: DELUX

Ayer se celebró en todo el mundo el Día de la Música. El verbo celebrar es muy ajustado para todo lo que se relaciona con la música. Ahora, es más controvertido si nos referimos a lo que toca a la industria musical.

Música libre

Puede resultar curioso las dificultades que la explotación está encontrando como consecuencia del advenimiento de Internet. La liberalización absoluta del consumo no ha encontrado una respuesta que permita un flujo justo entre artistas, discográficas y usuarios. La eliminación de los formatos físicos pareció venir en beneficio de estos últimos. Las discográficas reaccionaron tarde y mal. Para los artistas las cosas han cambiado poco. Siguen siendo el eslabón más débil de toda la cadena. Y eso que son el primero de ellos.

Como muestra, solo 24 horas antes del día de la música Spotify presentaba sus datos. Spotify fue la primera plataforma en ofrecer música en streaming. Esta parecía ser la solución definitiva que contentaría a todas las partes. El público no tenía que cargar con un formato físico, los músicos obtenían un escaparate para sus composiciones y una remuneración en función de las reproducciones. Y de paso también las productoras.

Millones de usuarios y pérdidas

Pero la cosa no parece estar funcionando. Con nada menos que 140 millones de usuarios de pago en todo el mundo, Spotify sigue sin ser una empresa rentable. Es más, sus pérdidas parece aumentar más según van sumando más suscriptores. En 2016, la compañía sueca creció nada menos que un 52% y alcanzó un valor de 2.900 millones de dólares.

Pero sus pérdida fueron muy elevadas. Nada menos que un incremento en el mismo periodo de un 133%, hasta alcanzar los 539,2 millones de euros. Gran parte de estas pérdidas se deben a mejoras técnicas en la plataforma. Pero la parte del león se la lleva el pago de royalties y otros derechos a las compañías.

¿Y los músicos? Pues para ellos no ha cambiado la canción. Son frecuentes sus quejas en redes sociales por las ridículas remuneraciones que reciben de la plataforma. Cómo millones de reproducciones se traducen en un puñado de dólares.

En definitiva, el nuevo sistema de explotación se parece demasiado al antiguo. Todo ha cambiado para que todo siga igual.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias