Sofia Coppola, segunda mujer en ganar la Palma de Oro en la historia de Cannes

Hacía mucho, demasiado, que una mujer no se llevaba la Palma de Oro a la Mejor Dirección en el Festival de Cannes: desde que...

Hay días tontos y tontos todos los días

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen de Robert Owen - Wahl

Hay días tontos y tontos todos los días. Tal vez ya lo he escrito antes, en alguno de estos artículos de sábado; pero no creo que esté de más recordar que hay días tontos y tontos todos los días. Y eso, amigos, es una verdad tan universal como que el agua cae hacia abajo.

Por un lado, los días tontos:

Te puedes levantar un buen día con el pie izquierdo, pisar tres veces la raya de la baldosa y pasar por debajo de una escalera. Y, si eres supersticioso, será un muy mal día. O te puedes levantar un buen día con el pie derecho, pero mancharte tu camisa favorita con el primer café, perder el metro en toda la cara (por la mañana y por la tarde, en reiteradas ocasiones) y que ni siquiera tu madre te coja el teléfono; y de repente, un día tonto frente a tus narices. De esos días en los que te duchas como si la mala suerte fuera cuestión de suciedad y usas tu gel favorito, frotando con rabia, a ver si vuelve el equilibrio natural.

Pero, en definitiva, un día tonto. De esos que se solucionan con una buena película o, tal vez, simplemente yendo a dormir y, cómo decían en esa vieja película, mañana será otro día.

Por otro lado, los tontos a secas:

Pero, si hay tontos todos los días, por estadística pura y dura te tiene que caer al menos un tonto en tu día tonto. Así se crea una inercia competitiva sobre a ver quién se pone más tonto, si el día o el tonto. Y te encuentras en una de esas encrucijadas que no son ni eso, ni nada, pues al final te los vas a tener que comer a los dos con patatas: al día, por cuestiones lógicas, y al tonto, porque suele insistir en demostrar que es tonto.

Las fases de la “tontuna”:

Frente a tal panorama, se producen dos o tres fases, dependiendo de cada uno, sobre la aceptación de la situación. A saber:

1. Luchas contra ello:

Te enfrentas a tu mala suerte, al día tonto y al tonto. Los ignoras, haces como si aquello no fuera contigo. Peleas, les plantas cara pero sin resultado. Finalmente, te frustras.

2. Lo sufres:

Dejas que la situación te supere. Te rindes frente a las inclemencias de las condiciones que has dejado de poder controlar. Te vapulean.

Aquí, se rompen los caminos. Porque una puede quedarse en este segundo punto, en el que simplemente recibes los golpes que te darán entre los dos y esperas a que el día acabe y puedas tumbarte en tu cama, tu espacio seguro, esperando empezar de 0 a la mañana siguiente.

O bien, plantas cara. Pero elegantemente, casi como quien no quiere la cosa. Aceptas que va a ser un día tonto y que los tontos vendrán a por ti, entonces simplemente te pones tu ropa cómoda, tu taza de café caliente y tu sonrisa más elegante y dices: Adelante.

via GIPHY

Porque los tontos, tontos son y tontos serán; y los días son impredecibles. Tratar con personas, tratar con uno mismo, pretender que todo salga bien son hazañas heroicas que no deberíamos autoimponernos. Simplemente, como decían los Beatles: Let it beeee, leeeet it beeeee.

 

Imagen de Robert Owen – Whal en Pixabay en CC

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Cómo Navegar entre Glaciares [Guía de Viaje]

mailto  facebook  twitter  google+

Glaciar Pedrito Moreno (Pixabay)

Tenemos una nueva guía de viaje gratuita para ti, esta vez para saber cómo navegar entre glaciares, una experiencia viajera realmente única. Y como siempre, se la hemos pedido a nuestro bloguero viajero, Marcos del Valle y su El Mundo se Ve Bien.

En la guía nos cuenta su excursión navegando en barco por el Lago Argentino entre los glaciares Spegazzini y Upsala y lo primero que nos advierte es de que no se trata de un viaje barato, y hay que “rascarse el bolsillo” pero, precisamente por eso, te lo contamos con todo tipo de detalles y hasta con vídeo. Porque hay muchas formas de viajar y leer es una de ellas.

Cómo siempre, todos los consejos prácticos de primera mano

Lo mejor de las guías de viajes que te enseñamos en Leequid es que todo lo que te cuentan está comprobado, porque lo hemos vivido en primera persona. Así que si lo que quieres saber es cómo llegar, dónde dormir, qué comer, qué se puede comprar o cuánto cuesta un billete para el barco, esta es tu guía.

Por ejemplo, detalles que nadie te cuenta como:

“Nuestro embarque fue en Punta Bandera, son 47 kilómetros desde el Calafate, la carretera no es mala pero nosotros calculamos 1h y 15 m, porque quisimos ir con tiempo de sobra para hacer fotos”.

Lo que debes tener en cuanta si vas a ir a los glaciares, punto por punto

Marcos ha preparado un decálogo de cuestiones importantes que debes tener en cuenta si te planteas un viaje así: Hacer números, Cómo aprovechar el tiempo, la comida y bebida, cómo encontrar el mejor lugar en el barco… esos truquitos viajeros que sólo te contaría un buen amigo.

Un recorrido fotográfico y en vídeo, además de una guía descargable sobre la navegación entre glaciares argentinos.

Leer esta fantástica guía de viaje te transportará por un momento a PUnta Bandera, Brazo Norte, Boca del Diablo y finalmemente los Canales y montes Upsala, Spegazzini ¡los glaciares! Algo tan especial, que como confiesa El Mundo se Ve Bien:

“Todo se borra de jun plumazo cuando se ven los primeros Icebergs. En ese momento a uno se le olvida el dinero que ha pagado por el trayecto y lo que ha tenido que pelearse por buscar un buen sitio en cubierta”

¿Pensado en viajara los glaciares? Aunque sea misión imposible, casi podrás sentir la brisa del recorrido con la guía Navegando entre Glaciares. Léela entera aquí. 

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Vídeo

Escuela La Biznaga, Málaga – La escuela donde los niños aprenden de forma diferente

mailto  facebook  twitter  google+

La Biznaga tiene un modelo educativo basado en la democracia interna y la investigación activa como metodología principal, que además de mejorar el proceso y los resultados, hace crecer la curiosidad y la creatividad de sus alumnos. En el centro se fomenta el trabajo en equipo y la empatía como factores esenciales para fomentar tanto el “desarrollo del intelecto como el del corazón.”

Este colegio basa su forma educativa en el proyecto Roma.

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

‘The First Monday in May’, un documental que pregunta si la moda es Arte

mailto  facebook  twitter  google+

Surtsey Films

No es una pregunta novedosa, tanto la comunidad artística como la de la moda llevan tiempo haciéndosela. El diseñador Karl Lagerfeld, por ejemplo, lo niega, dice que la moda es arte aplicado. Victorio & Lucchino, en cambio, sí le otorgan esa categoría.

Un hito reciente que reactivó esta polémica fue la exposición en 2011, en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, de la exposición Alexander McQueen: Savage Beauty, que batió récords de visitantes y organizaba el Costume Institute del Met. Andrew Rossi, director de documentales como Page One: Un año en The New York TimesIvory Tower, o The First Monday in May, nos muestra ahora su nuevo seguimiento cámara en mano, que se bifurca en dos eventos: por un lado, la famosa gala anual del Met, en este caso, del año 2015, en la que los diseñadores de moda van con quien consideran que mejor representa su estilo, y que sirve para recaudar fondos del museo; y por otro lado, la preparación de la muestra que inauguró aquella cita, China: Through The Looking Glass, que perseguía detectar las influencias de la cultura del gigante asiático en los diseños de moda, y superó en visitantes a aquella dedicada  McQueen.

 

Este seguimiento sirve para abordar las cuestiones que suelen plantearse cuando se analiza si la moda es arte, aunque la ambición del director, por más que el montaje de su trabajo no sea inocente, no es encontrar una respuesta, sino mostrar los puntos de conexión entre el mundo del arte y el de la moda. Además, la cinta sirve para constatar la dificultad que tuvo la empresa, tanto materiales como ideológicas (no siempre el gobierno chino ayudaba a que la muestra llegara a buen puerto).

Entre las personalidades que a las que sigue la cámara, destacan dos: Anna Wintour, editora jefe de la revista Vogue y presidenta de la Gala del Met, en torno a la que ya giró El diablo vestido de Prada; y Andrew Bolton, Head Curator del Costume Institue del Met. También aparecen el fantástico cineasta Wong Kar WaiBaz Luhrmann, que se encargaron de elementos visuales de la gala y de la exposición, así como rostros del cine o la música la moda como Kate Hudson, George Clooney, Julianne Moore, Jennifer Lawrence, Gong Li, Lady Gaga, Alicia Keyes, Kim Kardashian, Kanye West, Justin Bieber, Rihanna

Un conjunto de imágenes de lo más estético, una celebración de la moda y el arte y un curioso documento sobre la trastienda del montaje de una exposición.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Y si el tigre de Tasmania no hubiera desaparecido?

mailto  facebook  twitter  google+

Último tigre de Tasmania en cautividad en el zoo de Hobert, Queensland
Foto: Autor desconocido

Hay especies animales que nunca hemos visto, pero que permanecen en nuestro imaginario. El mamut, el dodo o el tigre de Tasmania. Animales que conocemos por la literatura y porque de vez en cuando hay quien asegura que van a ser recuperados con ingeniería genética. Aunque quizá no haga falta. Puede ser que le último de ellos no haya desaparecido.

Dos testigos del tigre de Tasmania

Ahora dos personas aseguran haber visto varios ejemplares de estos animales al norte del estado australiano de Queensland. No son los primeros testigos que aseguran haber visto al animal. Pero en esta ocasión, la detallada descripción aportada ha suavizado el natural escepticismo científico.

Tan es así que investigadores de la James Cook University’s Center for Tropical Environmental and Sustainability Science (nada menos) han decidido aplicar el método científico. Quieres comprobar si este hecho histórico es cierto. Para ello van a colocar cincuenta cámaras trampa en la zona de la península de Cape York. Los trabajos comenzarán entre abril y mayo.

Vistos muy de cerca

Aunque no las tienen todas consigo. Algunos expertos aseguran que los testigos pueden haberse confundido con otras especies presentes en la zona. Animales como perros salvajes, dingos o incluso una especie de jabalí autóctona.

Lo cierto es que el último tigre de Tasmania real, al menos hasta la fecha, murió en el zoológico Hobert, precisamente en Queensland, en 1936. Por eso se toman con cautela los avistamientos. Aunque Bill Laurence, profesor de la citada universidad aseguró al diario británica The Guardian, que en este caso hay indicios creíbles. Los encuentros se produjeron por la noche y en uno de los casos fue realizado a una distancia muy corta.

Los detalles sobre el comportamiento del animal, así como los ojos, el tamaño forma y otros atributos físicos lo diferenciaban de otros animales de la zona. Eran rasgos que lo acercaban a la mítica especie extinguida hace más de 80 años.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias