Estamos madurando como sociedad en igualdad de género, pero entre las brechas que quedan por cerrar, especialmente abierta está la del deporte femenino. “Llevo...

¿Y si el tigre de Tasmania no hubiera desaparecido?

mailto  facebook  twitter  google+

Último tigre de Tasmania en cautividad en el zoo de Hobert, Queensland
Foto: Autor desconocido

Hay especies animales que nunca hemos visto, pero que permanecen en nuestro imaginario. El mamut, el dodo o el tigre de Tasmania. Animales que conocemos por la literatura y porque de vez en cuando hay quien asegura que van a ser recuperados con ingeniería genética. Aunque quizá no haga falta. Puede ser que le último de ellos no haya desaparecido.

Dos testigos del tigre de Tasmania

Ahora dos personas aseguran haber visto varios ejemplares de estos animales al norte del estado australiano de Queensland. No son los primeros testigos que aseguran haber visto al animal. Pero en esta ocasión, la detallada descripción aportada ha suavizado el natural escepticismo científico.

Tan es así que investigadores de la James Cook University’s Center for Tropical Environmental and Sustainability Science (nada menos) han decidido aplicar el método científico. Quieres comprobar si este hecho histórico es cierto. Para ello van a colocar cincuenta cámaras trampa en la zona de la península de Cape York. Los trabajos comenzarán entre abril y mayo.

Vistos muy de cerca

Aunque no las tienen todas consigo. Algunos expertos aseguran que los testigos pueden haberse confundido con otras especies presentes en la zona. Animales como perros salvajes, dingos o incluso una especie de jabalí autóctona.

Lo cierto es que el último tigre de Tasmania real, al menos hasta la fecha, murió en el zoológico Hobert, precisamente en Queensland, en 1936. Por eso se toman con cautela los avistamientos. Aunque Bill Laurence, profesor de la citada universidad aseguró al diario británica The Guardian, que en este caso hay indicios creíbles. Los encuentros se produjeron por la noche y en uno de los casos fue realizado a una distancia muy corta.

Los detalles sobre el comportamiento del animal, así como los ojos, el tamaño forma y otros atributos físicos lo diferenciaban de otros animales de la zona. Eran rasgos que lo acercaban a la mítica especie extinguida hace más de 80 años.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Se pueden des – extinguir las especies?

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

¿Es reversible la desaparición de una especie del catálogo de la fauna animal? ¿Podrían ser que volviéramos a convivir con mamuts? Es la pregunta que se hace el libro Bring Back the King: The New Science of De-Extinction, de la bióloga, escritora y monologuista Helen Pilcher.

Aunque no es la primera científica en cuestionarse semejante incógnita, en una época, la actual, en la que, en gran medida por la actividad humana, nos hallamos en uno de los momentos históricos donde más extinciones de animales se registran. De hecho, la comunidad científica ya trabaja métodos para recuperar especies perdidas, como el breeding back (seleccionar los animales existentes para identificar los aspectos que tienen en común con algunos de sus antecesores extintos) o la clonación.

España, país pionero

Y, de hecho, hay quien afirma, por ejemplo el genetista George Church, que en un par de años podrían recuperarse los mamuts, y Pilcher señala que el primer animal que se des extinguió fue el bucardo, una subespecie de cabra montesa, y se consiguió en un laboratorio de España, en 2003, aunque solo sobrevivió unos minutos.

Por cierto, ¿cuál es la respuesta de Pilcher sobre esta pregunta del millón, sobre si se conseguirá des extinguir especies? Pues se inclina a pensar que sí, que es posible la des-extinción, pero con matices, puesto que se trataría de la vuelta a la faz de la tierra de animales con una elevadísima coincidencia genética con otros extinguidos, pero no serían iguales al cien por cien. Así, determinados tipos de elefantes podrían parir a una suerte de mamuts.

¿Es esta la evolución de las especies? Probablemente sí, con versiones mejoradas de los animales. De nosotros.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Facebook no quiere que compartas mentiras

mailto  facebook  twitter  google+

Servicio de advertencia de noticias falsas de Facebook
Imagen: Facebook

Fake news, hechos alternativos, posverdad. Mentiras puras y duras que se cuelan como información auténtica. Y que ha encontrado en las redes sociales la forma perfecta para expandirse. Cuando ya ni los periodistas muchas veces contrastan la información, qué se puede pedir a simples ciudadanos que cuelgan noticias en sus muros de Facebook o en su Twitter.

Facebook pone el algoritmo a trabajar

Pero este tipo de contenido se ha convertido en un problema para las redes sociales. No solo porque les resta credibilidad sino porque les hace, de alguna manera, responsables de las consecuencias de propalar mentiras. Así que se han puesto manos a la obra.

Facebook lleva varias semanas probando un sistema para advertir a sus usuarios de que están colgando una noticia falsa. Cuando un usuario copia un enlace para publicarlo, una aviso le advierte de que la noticia ha sido puesta en entredicho por alguna de las distintas comunidades de fact checkers o comprobadores de datos o por algún medio de esos que aún mantiene la dignidad y la profesionalidad.

Cuadro de advertencia siempre visible

De esta manera el usuario puede rechazar compartir un contenido que ya sabe que tiene todas las opciones de ser falso. Si aún así quiere seguir y publicar el contenido, el aviso de advertencia se mantiene. De esta manera todos sus contactos de que esa noticia tiene toda la pinta de no ser cierta.

Facebook quiere conseguir limpiar los feeds de noticias falsas. Por eso se ha unido a las instituciones firmantes del Código de Principios de Comprobadores de Datos de Poynter.org. En el listado figuran muchos medios de comunicación y organizaciones dedicadas a descubrir mentiras falsas como Snopes de EEUU, ColombiaCheck de Colombia, Ojo Público de Perú, Chequeando de Argentina o El Objetivo de España.

Pero por si algo se escapa, Facebook también quiere dar la posibilidad a los usuarios más concienzudos. Muy pronto ofrecerá la posibilidad de denunciar las publicaciones de otros usuarios como noticias falsas. Ya que muchos no se lo piensan dos veces al darle al botón de compartir, al menos que sean conscientes de que están mintiendo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Un cortometraje grabado con técnicas 100% sostenibles

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Todo comenzó como un proyecto de tesis universitaria, y con la convicción de que han de implantarse técnicas más ecológicas en la industria cinematográfica. Ahora, su autor, Roberto Zamora, junto con su hermano Juan Pablo y algunos amigos, ha fundado el colectivo Fën Pictures, así llamado porque “Fën”, semilla en mapudungun (idioma de los mapuches, un pueblo amerindio que habita en Chile y Argentina), les sirve de símbolo a favor del acercamiento a nuestros pueblos originarios y asumir su respeto por la naturaleza.

Ciudado hasta el detalle

Con la empresa se han dedicado a realizar trabajos a base, solo, de técnicas sostenibles, como su cortometraje Santiago y Paloma, en cuyo rodaje se utilizó un equipo técnico (cámaras, ordenadores, etc.) cargado a partir de una placa solar, se sirvió un catering orgánico y vegano, el departamento de arte aprovechó materiales reciclados (extraídos, a veces, incluso de la basura), y el personal se movilizó en bicicleta. Por último, para no generar desperdicios, con los alimentos que sobraron hicieron un compost, y los materiales de arte fueron rifados para que no terminaran en la basura.

Santiago y Paloma se estrenó el 7 de marzo en la página de Facebook de la productora, para, días después, alojarse en Youtube.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Agua embotellada. La paradoja del agua que contamina

mailto  facebook  twitter  google+

Desechos de agua embotellada en una playa
Foto: epSos.de

Muchas son las polémicas que rodean al agua. Es lógico si se piensa que es el bien principal del que depende la supervivencia humana. Pero quizá uno de los debates más soterrados es el que está teniendo lugar entorno al agua embotellada.

Agua del grifo contra agua embotellada

Son muchos los que opinan que vender agua embotellada es como comercializar aire embotellado. Que en los países industrializados, donde para obtener agua potable basta con abrir un grifo, comprar agua en una botella de plástico no tiene sentido.

Ese es uno de los primeros problemas. El hecho de que para contener el agua se utilicen envases de plástico. De esta manera se convierte este líquido en un elemento que actúa en contra de la sostenibilidad. La paradoja del agua potable que contamina.

Agua del grifo contra agua embotellada

Y por supuesto, la distribución de cada botella comporta el consumo de combustibles fósiles en su transporte. Es decir, la emisión de más partículas nocivas a la atmósfera y el aumento del efecto invernadero.

Pero también se aduce que la calidad del agua embotellada no es mejor que la del agua potable que mana de los grifos. Y que si se quiere obtener todavía un agua más pura de nuestras cañerías basta con instalar un sencillo filtro.

¿Cuántas botellas de agua consumes?

Así las cosas, ya hay quién se está poniendo en acción. Biocoop es una cadena de supermercado bio de Francia. Recientemente ha anunciado que dejará de vender agua embotellada en sus establecimientos.

No es una decisión gratuita, pues reducirá en cerca de un 1% los beneficios de la compañía. Pero en Biocoop aducen que la venta de este artículo va en contra de la filosofía de la empresa. Para ejemplificar su argumento ha creado un curioso simulador. El usuario puede introducir el número de botellas de agua que consume semanalmente. Y el programa le ofrece como resultado, el impacto medioambiental de este consumo.

Por ejemplo. Si a la semana se compran 5 botellas de agua, se están emitiendo a la atmósfera 34 kg. de CO2. Se generan 4 kg. de desechos no reciclables. Se necesitan más de 93.000 kilómetros de transporte. Y se emplean 218 litros de agua en la producción.

Un buen puñado de razones claras como el agua.

 

En Leequid ya te hablamos de alguien que ha encontrado la solución: Agua Km 0.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias