Cineastas españoles se pasan a las series

O tal vez deberíamos decir que las plataformas de VOD, un mercado en expansión también en España (por ahora tiene como usuarios a algo...

Las frutas y verduras que más pesticidas contienen

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

La Organización sin ánimo de lucro Environmental Working Group (EWG), de Estados Unidos y especializada en investigación de productos químicos en la alimentación, ha analizado, como cada año, las pruebas realizadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, señalando los productos y pesticidas más frecuentes. EWG elabora un catálogo de las ‘Dirty Dozen’ por orden de mayor a menor contenido en pesticidas.

Y entre las conclusiones de su examen de este 2017, EWG ha descubierto que casi el 70% de las muestras de 48 tipos de productos convencionales cultivados estaban contaminadas con residuos de plaguicidas, que persistieron en frutas y verduras incluso después de ser lavadas.

Las peras y las patatas no estaban en el ‘Dirty Dozen’ de 2016, y los pepinos salieron del ranking, en la que se encontraban en 2016, pero siguen figurando entre las frutas y verduras con más pesticidas. Los tomates cherry, la lechuga y los arándanos también están incluidos. Más del 98% de las muestras de fresas, espinacas, melocotones, nectarinas, cerezas y manzanas dieron positivo en residuos de al menos un pesticida, y una sola muestra de fresas mostró 20 plaguicidas diferentes, mientras que las muestras de espinacas tenían, en promedio, el doble de residuos de plaguicidas que cualquier otro producto.

En su listado de frutas y verduras con más pesticidas, se encuentran:

  1. Fresas
  2. Espinacas
  3. Nectarinas
  4. Manzanas
  5. Melocotones
  6. Apio
  7. Uvas
  8. Peras
  9. Cerezas
  10. Tomates
  11. Pimientos dulces
  12. Patatas

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El libro de papel sigue siendo insuperable

mailto  facebook  twitter  google+

El libro físico sigue en forma
Foto: Onderwijsgek

Hay un dispositivo tecnológico que está triunfando. Es lógico si se tienen en cuenta sus prestaciones. Se puede llevar a cualquier sitio y siempre funciona. Nunca se le acaba la batería. Contiene muchos megas de información y su uso es tan sencillo e intuitivo que hasta un niño puede utilizarlo son problema. Se trata del libro. Y parece que es insuperable.

El libro físico se vende más

Mientras otros formatos de entretenimiento y cultura atraviesan sus correspondientes crisis, el libro sigue en plena forma. Los cedés y las películas en deuvedé son prácticamente objetos del pasado. Han desaparecido a causa de los formatos digitales. Pero esto no está sucediendo con el libro.

Según un estudio de Nielsen publicado por The Guardian, la venta de libros físicos continua en ascenso en Gran Bretaña. El pasado año se incrementó en un 4%, un 6% si se tiene en cuenta el gasto. Además, las ventas directas en tiendas de libros en formato tradicional ascendieron un 7%.

El libro digital se vende menos

Sin embargo, estos datos de aumento de la lectura no se reflejan en las ventas de libros en formato digital. Estas cayeron un 4%. Y se trata de una tendencia, dado que es el segundo año consecutivo que bajan las ventas de libros electrónicos.

La explicación que encuentran en Nielsen es la de siempre. La gente sigue teniendo más apego a la lectura en papel que en pantalla. La explosión de la novela gráfica y la edición de grandes obras de ficción como Ve y pon un centinela de Harper Lee explican que los lectores tradicionales sigan con su tradición.

También entre los jóvenes

Pero más sorprendente es descubrir que el mismo fenómeno ocurre con los más jóvenes. Generaciones acostumbradas a obtener la mayor parte de su ocio a través de una pantalla, también prefieren el viejo papel a la hora de leer. En 2013, un estudio de la agencia de investigación Voxburner mostró que el 62% de los lectores entre 19 y 24 años preferían el libro convencional al digital.

Y es que es exactamente eso lo que está ocurriendo. El libro, una vez más, supone una ruptura. En este caso, un paréntesis en un mundo de omnipresencia digital. Y un libro supone un contacto físico, táctil, con el mundo real. Algo que puede tenerse entre las manos. Y esa sensación parece que sigue siendo insuperable.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Los mejores restaurantes y la farsa de las Estrellas Michelín

mailto  facebook  twitter  google+

Alberto de Luna tiene una web bastante popular de críticas de restaurantes. Lo bueno que tiene es que no es un crítico de ningún medio (de momento). El va, paga por sus cenas y luego las comenta con total liberta. No se trata de algo raro, hay muchos críticos independientes. Lo mejor de Alberto es que no se muerde la lengua y con esa actitud ha pasado de la nada hasta el millón de visitas que superará en breve.

Decir las cosas claras

Una cosa que siempre hemos comentado es que si en internet quieres hacerte un sitio, tienes que hablar claro. No se trata de venir a complacer a los poderosos. Se trata de venir y decir las cosas que mucha gente por rendir pleitesía a los poderosos no se atreven.

Leer el artículo sobre la Farsa de las Estrellas Michelín.

Contar historia personales

Además de decir la verdad, Alberto de Luna le da un toque personal a su blog contando historias personales en sus viajes de crítica de restaurantes. En el link que marcamos Alberto cuenta como fue pedirle a su novia matrimonio. Nada más y nada menos.

Un toque de humor siempre viene bien

Una de las mejores cosas de Alberto de Luna es su humor. No es para todos los públicos y no es para todos los usuarios, pero si entras, te engancha. Está claro que su sentido del humor no es para todos los gustos como queda reflejado en los mensajes de odio que generó su artículo sobre Pointer.

Síguele en Instagram

En Instagram es donde suma más seguidores. Pero desde su web puedes seguirle en Twitter o Facebook.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

La Bella y la bestia en carne y hueso

mailto  facebook  twitter  google+

Alicia en el país de las Maravillas, Maléfica, Cenicienta, Peter y el dragón, El libro de la selva, y, ahora, La bella y la bestia, son parte de un proyecto de Disney que reinventa, en nuevas versiones o remakes, sus grandes éxitos de animación, una manera de usar el legado cinematográfico de la productora para actualizar sus títulos más míticos. El procedimiento en todos los casos es ser fiel al original, aunque con algunas variaciones. Así, el ‘espíritu’ de aquellas películas no se pierda en su transplante a imagen real.

En el caso de La bella y la bestia, dirigida por Bill Condon, se trata de una adaptación de la película de animación de 1991, que realizaron Gary Trousdale y Kirk Wise, a su vez adaptación de la novela de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, y que permanece con el paso del tiempo como una obra maestra en su género, que además abrió una década para la Disney, la de los noventa, de grandes éxitos y revolución técnica y estilística. Una película que, además, o sobre todo, contó con la banda sonora de Alan Menken, un genio que compuso también la de La sirenita, Aladdin, Pocahontas o El jorobado de Notre Dame.

Menos inventiva

Eso si, pese a ser un fiel reflejo de la película original, La bella y la bestia en carne y hueso tiene una duración mucho mayor que la primera, lo que ocasiona a veces que no tenga su precisión narrativa ni su ritmo. Sin embargo, las canciones de Menken, que son en gran medida el motor narrativo, siguen mostrándose con una fuerza extraordinaria aunque los números musicales, quizá, no tenga la misma inventiva en imagen real que tuvieron en animación.

Además, en pleno 2017 la película corría el riesgo de estar fuera de época. Y en cierto modo, es así, a pesar de que el personaje de Bella, interpretado por Emma Watson, presenta una forma femenina muy diferente a la de animación. El uso de un clasicismo visual por parte de Condon tan medido en los números musicales, la apuesta por una fantasía con un discurso sobre la belleza interior por encima de las apariencias y el engaño de éstas por encima de lo que realmente es valioso, el tono festivo que impone la película en todo momento y la saludable aparición de un personaje gay en el elenco son elementos que hacen de La bella y la bestia una obra totalmente disfrutable y que recupera ese sentido de cine Disney para todos los públicos que a pesar de haber sido denostado por muchos, presenta todavía ese espíritu de gran cine y de espectáculo que apela a una sentido de disfrute pleno del cine. Como bien demuestra, por ejemplo, su último número musical, una celebración de alegría y de la vida. O su capacidad para, en imagen real, entregar una mundo de fantasía que, sin embargo, posee algunos contornos reales.

 

https://www.youtube.com/watch?v=XpMjfUJ1lUc

 

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Los neandertales tomaban aspirinas

mailto  facebook  twitter  google+

Dientes neandertales
Foto: AquilaGib

El hecho de que ellos ya no existan y nosotros sigamos aquí, cada vez más prolíficos, nos transmite la idea de que los neandertales eran seres muy atrasados. Incapaces para la tecnología compleja, para las asociaciones múltiples y para adaptarse con éxito a los cambios. Pero a falta de certezas sobre por qué se extinguieron, mejor haríamos en tenerles más respeto.

Dientes neandertales

Porque cada vez se tienen más evidencias de su asombrosa inteligencia. Investigadores de la Universidad de Leiden, en Holanda, han realizado el primer estudio profundo sobre la dieta de aquellos otros humanos. El resultado es sorprendente. No solo porque haya evidencias de que cocinaban y mezclaban alimentos. Sobre todo porque han descubierto que los neandertales usaban ciertas plantas por sus poderes medicinales.

Estos resultados han sido producto de un largo estudio sobre varias mandíbulas neandertales halladas en distintos puntos de Europa. Una proveniente de Bélgica, otras de la cueva del Sidrón de España y una más encontrada en la Breuil Grotta de Italia.

Una dieta variada

A partir de estas dentaduras incompletas, los científicos rascaron la capa de placa y sarro natural que se había formando. Y analizaron la composición. Un trabajo nada fácil, pues se trató de determinan lo que comían a partir de restos biológicos fósiles microscópicos.

De esta manera han podido determinar que su dieta se componía de mamíferos de tamaño medio y otros alimentos que recolectaban, como setas, vegetales y frutos como nueces.

Calmantes y antibióticos

Pero los hallazgos más interesantes son los realizados a partir de los restos de El Sidrón. En esos dientes se puede apreciar la presencia de restos de corteza de álamo. La corteza de este árbol contiene ácido salicílico. Es decir, el mismo principio activo de la aspirina. Y también, restos del moho de las plantas en el que crece el hongo Penicillium, básicamente el mismo antibiótico que descubrió Fleming. Los expertos creen que los neandertales utilizaban ambos productos naturales para calmar y curar abscesos dentales y que por eso se han encontrado los restos en la placa de sus dentaduras.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias