El Ártico ha batido un nuevo récord de deshielo este invierno

El Ártico vuelve a dejarnos helados con otro record. Otro triste record relacionado con la pérdida de hielo. Acaba de terminar un invierno que...

Derraman un ‘río de petróleo’ en el Louvre

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

El pasado domingo, un ‘río de petróleo’ bañó el Louvre, en una suerte de performance que un grupo de activistas en contra del uso de energías fósiles  instaló en el célebre museo nacional de Francia, consagrado al arte anterior al Impresionismo.

Se trataba de trozos de tela negra que arrojó, lentamente y en silencio, además de ante la mirada de varios turistas, una treintena de personas, ante la escultura de Victoria de Samotracia. También arrojaron  panfletos en los que se podía leer “Total apoya al Louvre/El Louvre apoya a Total – #zerofossile”. Con la acción, que duró tres minutos –hasta que los vigilantes retiraron las telas- se quiso denunciar el acuerdo de mecenazgo entre la petrolera Total y este centro artístico.

Apoyo cultural vs. agravio al planeta

La polémica venía de lejos. Un grupo de asociaciones bajo el liderazgo de la ONG  estadounidense 350.org, lanzó en enero una campaña para pedirle al Louvre que pusiera fin a su relación con la Fundación Total, en sintonía con la lucha contra el cambio climático, que, para la organización y numerosos expertos, se ve agravado por el uso de energías fósiles. El presidente del museo, Jean-Luc Martinez, respondió a la ONG que las acciones llevadas a cabo por la Fundación Total (apoyo a las exposiciones, renovaciones, educación cultural, acción social) significan un “apoyo financiero decisivo”.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Libros que cobran vida

mailto  facebook  twitter  google+

Sleevefaces con libros
Imagen: Instagram/@librairie_mollat

De todos los negocios que pueden montarse, quizá el más romántico sea una librería. En estos tiempos de economía lectora, por decirlo de algún modo, lanzarse a vender libros precisa de grandes dosis de valentía. Competir con la piratería y con los nuevos canales no pone las cosas fáciles. Así que hay que tirar de imaginación. Como ha hecho lo librería francesa Mollat.

‘Sleevefaces’ literarios

Esta prestigiosa librería de Burdeos se ha ganado su sitio en el mundo de los virales a través de una curiosa iniciativa. En su cuenta de Instagram han colgado diferentes imágenes de lo que en inglés se conoce como sleeveface. Esta acción comenzó hace muchos años en relación sobre todo a las portadas de discos.

Se trata de colocar la portada frente a una persona, de modo que la imagen del disco y la de esa persona forman un único conjunto. Así es fácil ver en Internet divertidos montajes con el Aladdin Sane de Bowie, el Blonde on Blonde de Dylan o el The Very Best de The Doors.

Duchamp y Steve McQueen

Pero menos frecuente era verlo con portadas de libros. Además, las de Mollet están muy conseguidas. Porque hay que tener cierta destreza para sujetar la portada justo en el punto en el que parece que la imagen cobra vida.

Así podemos ver a Duchamp pensativo con una camisa de cuadritos. O a Steve McQueen perdiendo su tradicional estilo según baja la imagen. O el diablo mandón de Fawn Brodie con sudadera.

No se sabe si la iniciativa ha ayudado a la librería a aumentar su número de ventas. Pero sí le ha granjeado un notable aumento en sus seguidores en esta red social. Nada menos que 20.000. Quizá poco para un influencer, pero sin duda muchísimo para este tipo de negocios.

Iniciativas de este tipo ayudan a acercarse a los libros, o al menos a que se vea libros en entornos como las redes sociales, donde no son muy habituales. Y tiene un gran mérito para una librería con más de un siglo de historia. Pero que parece estar muy al día de cómo llamar la atención.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

110 muertos en Somalia en menos de dos días, por la sequía

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Un brote de cólera, carencias alimentarias, pérdida de ganado y tierras… Casi tres millones de personas están atrapadas en Somalia por las consecuencias de una severa sequía que ha acabado con la vida de 110  de ellas, todas del suroeste de la región, desde el pasado viernes, según ha informado el primer ministro del país, Hassan Ali Haire. Además, de acuerdo con Naciones Unidas, cerca de tres millones de personas estarán a un paso de la hambruna en junio de 2017 por culpa de una sequía que a esta fecha ya ha desplazado a más de 135 mil personas, y 360.000 niños sufren desnutrición aguda y otros 70.000 se hallan en riesgo de morir de hambre.

Evitar una tragedia humanitaria en Somalia

El presidente Mohamed Abdullahi Mohamed Farmaajo ha declarado el estado de emergencia en varias zonas del país y, a través de Twitter, ha realizado un llamamiento a la comunidad internacional y a los empresarios para que ayuden a “evitar una tragedia humanitaria”. Y es que los organismos internacionales y grupos humanitarios que trabajan en el país temen que la situación se descontrole y se desate una hambruna como la que golpeó a este país del Cuerno de África entre 2010 y 2012, cuando murieron cerca de 260.000 personas. La mitad de ellos eran niños menores de 5 años. En 1992, otras 220.000 personas fallecían por el mismo mal, la hambruna, que según la ONU ocurre cuando el 20% de los hogares no puede hacer frente a la escasez de alimentos, la desnutrición aguda afecta a más del 30% de la población y el número de muertos supera a dos personas por día por cada 10.000 habitantes.

Meses sin lluvia

Que no haya caído una gota de lluvia en meses ha derivado en el actual escenario de hambruna, la peor sequía en treinta años para el país. Se ha advertido que, además de las graves consecuencias que este drama podría tener sobre la salud de la población, también la seguridad podría verse afectada, podría empeorar la situación de seguridad en una zona donde la amenaza yihadista y los enfrentamientos interétnicos causan numerosos conflictos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Vídeo

¿Qué piensan los niños cuando ven anuncios de moda? Yolanda Domínguez te lo cuenta

mailto  facebook  twitter  google+

Yolanda Domíngez, Artivista —artista que lucha contra los estereotipos de genero— acaba de ganar con este vídeo de anuncios de moda el premio Beazley , otorgado por el Design Museum del Reino Unido.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un cráter al pasado remoto y al negro futuro

mailto  facebook  twitter  google+

Crater Batagaika
Imagen: Google Maps

Relacionamos el calentamiento global con el deshielo de los polos. También con la subida de las temperaturas que provoca que cada vez haga más calor. Andamos preocupados por cuántos grados más podrán soportar los ecosistemas del planeta antes de desmoronarse. Pero no pensamos en otros hábitats que ya se están viniendo abajo. Literalmente. Como el caso del cráter Batagaika, en Siberia.

Un kilómetro de cráter

Este enorme cráter tiene más de un kilómetro de ancho y 85 metros de profundidad. El hundimiento del terreno está causado por el derretimiento del permafrost que forma el suelo del lugar.

El inicio de esta grieta está en los años sesenta. En esa época, se realizó una tala intensiva de árboles en la zona. La falta de cobertura vegetal hizo que los rayos del sol penetrarán directamente en la tierra. El hielo que aglutinaba el terreno se derritió y comenzó a hundirse el suelo.

30 metros al año

A partir de ahí, el cráter no ha parado de crecer. Y claro, en los últimos años el ritmo se ha acelerado. Si desde los setenta, el agujero en la taiga siberiana crecía una media de 10 metros al año, en los últimos tiempos se ha incrementado hasta los 30 metros al año. Incluso ya está empezando a amenazar al valle contiguo.

Los científicos son únicos para aprovechar oportunidades y tratar de ver el lado positivo de algo así. Por ejemplo, el caso de Batagaika les ha dado la oportunidad de estudiar el proceso de formación geológica de nuestro planeta en los últimos 200.000 años. Ese es el tiempo del terreno que el hundimiento del suelo está haciendo aflorar.

El calentamiento provoca más calentamiento

Así, científicos de la Universidad de Suseex, en el reino Unido, están estudiando cómo fue la interrelación de clima y procesos geológicos durante la Edad del Hielo. Cómo el enfriamiento y calentamiento del terreno configuró el paisaje.

Pero más allá de eso, el caso del cráter ruso es muy grave desde varios puntos de vista. Porque el calentamiento provoca más calentamiento. Al descongelarse el permafrost, se liberan grandes cantidades de elementos orgánicos que permanecían atrapados en el hielo. La descomposición de esta materia orgánica provoca más emisiones de C02 y otros gases de efecto invernadero. Es lo que los expertos llaman “retroalimentación positiva”. Aunque de positiva no tiene nada.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias