La NASA dice que está a punto de encontrar vida extraterrestre

Vamos con la última de la NASA. En realidad no es la última, es más bien un paso más en los mensajes que de...

Un actor italiano interpreta completa una obra aun con el teatro completamente vacío

mailto  facebook  twitter  google+

Hace pocos días, Shia Lebouf se apuntaba un nuevo récord en su carrera, el haber estrenado una película con un solo espectador. Ahora, el actor teatral Giovanni Mongiano, de 65 años, conocido por sus interpretaciones de Pirandello y Tolstói, interpretó su función –un monólogo del que era autor e intérprete- en el Teatro del Popolo en Gallarate (en la provincia de Varese, en la región de Lombardía), el pasado fin de semana, aun no habiendo vendido ni una sola entrada.

Lo que explicó pretenderl Mongiano, que atesora 45 años de profesión a sus espaldas, era rendir, de esta manera, un tributo a la poesía y a la esencia del teatro, y, según un consejo que el propio dramaturgo ofrece a sus alumnos, mostrar respeto hacia el público, no preocupándose de si había o no gente en la platea. En esta ocasión, recitó su texto completo, durante hora y veinte minutos, con la asistencia del técnico de luces. Según la prensa, fue un acto provocador y de amor a su profesión. Hay quien habla incluso del “milagro de Gallarte”, en reconocimiento al gesto artístico.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Llaman Pink Floyd a un camarón capaz de matar peces con sus sonidos

mailto  facebook  twitter  google+

 

Investigadores de Brasil, Estados Unidos y Reino Unido acaban de descubrir una nueva especie de camarón, con una pinza rosa, y la han llamado Pink Floyd (o más concretaemente, Synalpheus pinkfloydi), además de por ese color, porque es capaz de generar tanto ruido como para aturdir o incluso matar a un pez pequeño.

En concreto, el sonido puede superar los 210 decibelios, más de lo que se emite en ciertos conciertos de rock.

El hallazgo se ha producido en la costa pacífica de Panamá.

Lo explica el equipo científico en un artículo publicado este miércoles en la revista Zootaxa. Hace años habían prometido ya que tomarían el nombre de la banda de rock si alguna vez descubrían un camarón de pinza rosa. Y es que Sammy De Grave, director del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, se había confesado fan de la agrupación desde la adolescente. De Grave bautizó en el pasado a otra especie de camarón Elephantis jaggerai, en honor a Mick Jagger, líder de los Rolling Stones.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Los Amantes de Pompeya eran dos hombres

mailto  facebook  twitter  google+

Amantes de Pompeya
Foto: Claus Ableiter

La fascinación que Pompeya sigue ejerciendo sobre nosotros casi dos mil años después de su desastres es lógica. No solo nos dejó una ciudad prácticamente intacta sepultada en la ceniza. También nos ha proporcionado hermosas historias. Como las de los dos amantes. Hermosas historias que la investigación ha puntualizado un poco.

Un símbolo del amor

Menos mal que esta noticia llega en estos tiempos. Porque durante muchos siglos se creyó que las dos figura petrificadas en pleno abrazo eran una pareja de amantes. Una pareja en el sentido antiguo: es decir, un hombre y una mujer. A partir de esa idea preconcebida clara, se elaboraron toda clase de historias románticas sobre el momento fatal en el que los dos personajes fueron alcanzados por la lava del Vesubio. Así, como el beso de Doisneau, se convierto en en la imagen de la pasión.

Sin embargo el cuento cambia un poco. Y como decíamos, mejor que haya sido ahora. Porque resulta que los dos amantes entrelazados por toda la eternidad eran dos hombres. Así lo revela una investigación realizada por los expertos de la Casa del Criptopórtico, el lugar en el que fueron hallados.

Análisis de ADN y TAC

Esta conclusión es el resultado de años de análisis de estas figuras y de todos los demás ciudadanos de la ciudad romana que pereció aquel caluroso día de agosto del año 79 después de Cristo. El análisis de ADN y la tomografía computerizada (TAC) permiten concluir que se trata realmente de dos hombres.

Cabe preguntarse qué habría sucedido hace tan solo unas décadas si esta noticia hubiera salido a la luz. Con seguridad, la historia de los amantes jamás se habría elaborado. Seguramente se habría dicho que se trataban de familiares, un padre que el último momento trata de proteger a su hijo. Pero hay otro pequeño problema. El análisis permite también determinar que las dos personas fosilizadas no son familiares.

Los Amantes de Pompeya, ¿eran amantes?

Rápidamente, Massimo Osanna, el investigador de Pompeya que ha hecho pública esta noticia se ha apresurado a decir que nada permite concluir que ambos hombres fueran amantes. Claro. Hemos avanzado mucho en la aceptación de los homosexuales. Pero de ahí a deducir que fueran amantes hay un largo trecho. Otra cosa es si hubieran sido hombre y mujer, como durante milenios se creyó.

Ahora solo queda por ver algo curioso y que realmente pondrá a prueba nuestro grado de tolerancia. ¿Se rebautizarán estas dos figuras unidas en un último y eterno abrazo?

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Quién demonios envía esas ráfagas de radio desde el espacio?

mailto  facebook  twitter  google+

Radio telescopio en Sierra Nevada, España
Foto: Slaunger

Siempre que hablamos de extraterrestres haciendo contacto con nosotros, pensamos en grandes naves que se posan sobre el planeta. O que se quedan suspendidas sobre el cielo. En seres de diferentes formas que bajan de las naves. Y que o quieren ser nuestros amigos o nos atacan.

Ráfagas Rápidas de Radio

Pero lo cierto es que es mucho más lógico pensar que el primer contacto con inteligencias de otros planetas no se producirá así. Lo más seguro es que ese contacto se realice a través de la comunicación. De algún tipo de señal que seamos capaces de detectar. Otra cosa será que tengamos la posibilidad de descifrarlas.

El hecho es que desde hace más de una década estamos detectado una fuerte señal de radio. Es lo que los científicos denominan Ráfagas Rápidas de Radio (o FRB, por las siglas en inglés de Fast Radio Burst). Las FRB son pulsos que duran milisegundos. Además, son una gran descarga de energía, aproximadamente 500 veces la energía de nuestro Sol. Se venían observando desde 2001, pero no fue hasta 2007 cuando se detectaron con certeza en el radiotelescopio de Parkes, Australia.

Más allá de la Vía Láctea

Desde entonces, los científicos de devanan los sesos tratando de identificar y localizar las señales. Y por fin han conseguido esto último. Desde 2012 se ha repetido esta ráfaga en seis ocasiones hasta 2016. Con estos datos, el gran Observatorio Arecibo de Puerto Rico pudieron trazar el origen en el Cosmos.
Los datos han permitido descartar que las ondas de radio procedan de la Vía Láctea. En concreto, han ubicado el origen en una galaxia enana a 2.500 millones de años luz de la Tierra. Los resultados del estudio acaban de publicarse en Nature.

Sin embargo, estos mismos científicos han echado un jarro de agua fría a nuestras esperanzas de que estas señales fuesen algún tipo de emisión radiofónica alienígena. Al parecer, una galaxia enana es el hábitat ideal para la formación de estrellas supermasivas. Y los restos de estas estrellas pueden ser el origen de esta fuente de radio. Otro origen puede ser un agujero negro que genere las ondas al tragar nubes de gas.

El caso es que parece que una vez más nos vamos a quedar con las ganas de encontrar por fin una señal de vida inteligente en otros planetas.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

‘Rosalie Blum’, un cómic y una película sobre cómo encajar en el mundo

mailto  facebook  twitter  google+

Tras una larga trayectoria como guionista, Julien Rappeneau, hijo del director Jean-Paul Rappeneau, debuta en la dirección con Rosalie Blum, adaptación, a cargo del propio Rappeneau, de la novela gráfica de Camille Jourdy, compuesta, en realidad, por tres tomos, lo cual ha ayudado al realizador francés a la hora de estructura su película en tres partes más un epílogo. Así, cada parte se corresponde al nombre de uno de los tres protagonistas de la película: Vincent (Kyan Khojandi), Aude (Alice Isaaz) y Rosalie (Noémie Lvovsky), quienes viven en una pequeña población francesa y quienes comienzan sus respectivas partes narrando, a modo de recuerdo, cómo se encontraban antes de que comenzaran unos sucesos que cambiarán el rumbo de sus vidas, las cuales se encuentran, en cada caso de un modo diferente, en punto muerto.

Vincent es un treintañero que trabaja en la peluquería heredada de su padre, mantiene una relación a distancia que no funciona y vive cerca –demasiado- de una madre asfixiante. Aude, por su parte, es una joven veinteañera que vive ajena a su acomodada familia sin tener muy claro qué hacer con su presente. Y, por fin, Rosalie, tía de Aude, una mujer madura que regenta una tienda de alimentación y que vive sola y aislada bajo el peso de un pasado que no consigue superar. Todo cambia cuando Vincent decida seguir a Rosalie, desencadenando unos sucesos que cambiarán la vida de los tres.

Romper expectativas

Rosalie Blum es una película con muchas virtudes. Una de ellas, la capacidad para ir rompiendo las expectativas del espectador al ir transformándose según avanza, no tanto porque oculte datos. Rappeneau sigue el trabajo de Jourdy con fidelidad pero introduce las suficientes variaciones como para convertir la película en algo diferente y personal. Por ejemplo, el tono de comedia permanece, pero introduce en las imágenes y en el tono una mirada melancólica que recorre de principio a fin la película sin con ello convertirla en una  película triste o sombría, todo lo contrario, hay en ella algo de una enorme vitalidad a pesar de estar hablando de tres personajes que, como indica uno de los cortes de la banda sonora, son tres solitarios o, mejor, tres formas de soledad.

En su primera parte, parece transcurrir por el terreno de la comedia ligera, casi intranscendente. Pero una vez que avanza entendemos mucho mejor lo que hemos estado viendo hasta entonces, algo que denota que bajo esa cierta o aparente capa de comedia de situación sin relevancia, en verdad, se ocultaba mucho más. Así, cuando arranca la parte de Aude, se revela que durante la anterior había en el fondo de la acción otra historia –que no estaba oculta- que la complementa y amplia. Así, en esa segunda parte, sin abandonar la comedia como género, parece que narra lo mismo que en la anterior pero desde otro punto de vista y, solo en cierto modo, así es. Rappeneau no solo no aburre en la repetición, si no que consigue que todos los sucesos tengan otro tono, otra forma, dado que ahora es la mirada de Aude la que va construyendo la historia. El modo de reconocimiento de la joven frente a Vincent, a quien va comprendiendo, o al menos entendiendo algunas de sus motivaciones, reserva algunos momentos tan simples (como aquel en el que ella observa cómo vuela una cometa) que son más que suficientes como para definir a los personajes y a sus sentimientos con una simple mirada y unos gestos.

Perdidos aun teniendo gente alrededor

Rosalie Blum, entre otras cosas, habla de tres personajes que se encuentran perdidos a pesar de tener gente a su alrededor a quienes aprecian; aun así, sienten que van a la deriva, cada cual por unas causas. No encuentra su lugar en el mundo. Rappeneau ha trabajado muy bien las motivaciones y el desarrollo de los personajes, mostrando unas constantes similares en ellos, a pesar de su diferencia de edad y situaciones, y la vez, lanzar una cierta mirada generacional independiente para cada uno de ellos.  En la tercera parte, la dedicada a Rosalie, la película no abandona el tono de comedia pero sí se rebaja y toma una cierta gravedad que revela el interior de los personajes para conducirlos a una doble resolución final que sitúa en el presente a los tres además de, en el breve epílogo, explica los motivos por los que Vincent se sentía atraído por Rosalie.

Rosalie Blum consigue algo tan complicado como es, desde una aparente sencillez, construir un relato complejo y bien armando tanto a nivel de guion como visual que atrapa de principio a fin, y que en sus cambios tonales nos introduce en una historia: la de tres personajes que buscan su lugar en el mundo tras reconocerse en el otro. Porque, en el fondo y en la forma, la película habla sobre la mirada hacia el otro, sobre reconocerse, aunque sea en la soledad y en cierta tristeza, en los demás para, así, comprender que no estamos solos, y que siempre puede haber alguien ahí para ayudarnos a salir hacia delante. Y lo hace desde un planteamiento que es tan amable como grave pero que en conjunto da forma a una película que corre el riesgo de ser ignorada si uno se acerca a ella desde una postura de predisposición que no permita apreciar que se trata de una magnífica película.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias