Los solteros salvarán el mundo

Si eres uno de esos singles o solteros, de los que han decidido no casarse o tener pareja estable, vaya, tal vez algún día...

3 de marzo, día de la naturaleza, vida silvestre

mailto  facebook  twitter  google+

Los Estados deben cumplir las obligaciones de derechos humanos en la protección de la biodiversidad.

GINEBRA (1 de marzo de 2017) – Un experto de las Naciones Unidas insta a los gobiernos de todo el mundo a que cumplan con sus obligaciones en materia de derechos humanos para proteger las plantas y animales insustituibles de nuestro planeta.

John H. Knox, Portavoz Especial de la ONU para los derechos humanos y el medio ambiente, dijo el viernes 3 de marzo: “La rápida pérdida de la diversidad biológica en todo el mundo debería desencadenar alarmas”.

“Estamos en camino a la sexta extinción mundial de especies en la historia del planeta, y los Estados todavía no logran detener los principales factores de pérdida de biodiversidad, incluyendo la destrucción del hábitat, la caza furtiva y el cambio climático”, subrayó Knox.

“Lo que se entiende menos es que la pérdida de biodiversidad socava el disfrute de una amplia gama de derechos humanos, incluyendo derechos a la vida, la salud, la comida y el agua”.

El llamamiento del Sr. Knox siguió a la publicación por él del primer informe de las Naciones Unidas (*) sobre la relación entre los derechos humanos y la diversidad biológica. En el informe, el Portavoz Especial describe la importancia de los servicios ecosistémicos y la diversidad biológica para el pleno disfrute de los derechos humanos, y describe la aplicación de las obligaciones en materia de derechos humanos.

“La gente no puede disfrutar plenamente de sus derechos humanos sin los servicios que proporcionan los ecosistemas saludables”, subrayó Knox. “Y la protección de la biodiversidad es necesaria para asegurar que los ecosistemas permanezcan saludables y resistentes”.

Entre sus muchos efectos negativos, la pérdida de biodiversidad disminuye la productividad y estabilidad de la agricultura y la pesca, socavando el derecho a la alimentación. Destruye fuentes potenciales de medicamentos, aumenta la exposición a ciertas enfermedades infecciosas y restringe el desarrollo del sistema inmunológico humano, socavando los derechos a la vida y la salud. También elimina los filtros naturales del ciclo del agua, socavando el derecho al agua.

“Mientras que la pérdida de biodiversidad afecta a todos, los peores son aquellos que dependen más de la naturaleza por su vida material y cultural”, dijo Knox. “Incluso cuando la tala de bosques o la construcción de presas tienen beneficios económicos, esos beneficios suelen ser experimentados desproporcionadamente por aquellos que no dependen directamente del recurso y los costos se imponen desproporcionadamente a aquellos que lo hicieron.

Leer la nota oficial de las Naciones Unidas.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Vídeo

Inteligencia: Humana, Animal, Vegetal y Artificial

mailto  facebook  twitter  google+

Un divertido monólogo científico sobre todos los tipos de Inteligencia… ¿Sabías que las plantas son inteligentes?

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Registrada la misma temperatura en El Cairo y en la Antártida

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Ya hemos contado que 2016 va a pasar a la historia como el año más caluroso desde que hay datos, aunque parece que 2017 quiere quitarle el récord, con hechos como este: la pasada semana, los termómetros de la Organización Meteorológica Mundial (WMO) anunciaron un nuevo récord de temperatura en la Antártida con 17,5 grados centígrados. Y curiosamente ese mismo día, El Cairo (Egipto) alcanzó una temperatura similar, pero claro, esta zona se considera desértica, y está acostumbrada a que el termómetro suba por esos confines, mientras que en los polos, las temperaturas tienden a estar bajo cero.

El hallazgo forma parte de un plan de la WMO por mejorar nuestras herramientas para pronosticar patrones climáticos en los polos, y entender la variabilidad natural del clima y el cambio climático que induce el hombre. Según comunicó el experto polar de la organización, Michael Sparrow: “El Antártico y el Ártico están mal cubiertos en términos de observaciones meteorológicas y pronósticos, y ambos juegan un papel muy importante en la conducción del clima y los patrones oceánicos y en el aumento del nivel del mar”.

Deshielo alarmante

Además, la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) aseguró que la capa de hielo en los polos está disminuyendo a niveles alarmantes. Tan solo en la Antártida la extensión de hielo en enero fue de 1,1 millones de km2, un 22,8% menos que en el promedio registrado entre 1981 y 2010.

El anterior pico de temperatura máxima en la Antártida era de 15 °C. y se había registrado el 5 de enero de 1974. No se trata de un récord absoluto. Pero la temperatura más baja registrada en la Antártida (y en el planeta) fueron los -89,2° C bajo cero que registró la estación de Vostok dirigida por los soviéticos en 1983. En cuanto a las medias, lo normal es que las temperaturas varíen entre los 14 grados en la costa frente a los -76 que pueden registrarse en los tramos más altos del interior.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Encuentran un fósil de 4.000 millones de años

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen del fósil hallado en Canadá
Imagen: YouTube

La Tierra se formó hace más de 4.500 millones de años. Y aunque en aquel entonces debía de ser algo muy distinto a lo que conocemos hoy en día, desde muy pronto se configuró como un espacio propicio para la vida. Los científicos continúan haciendo hallazgos que datan cada vez más lejos en el tiempo.

Vida en 1.500 millones de años

El último de ellos es el primero. Al menos hasta la fecha. Expertos de la University College London (UCL) han encontrado el ser vivo más antiguo hallado hasta ahora. Se trata de unos microorganismos incrustados en las capas de cuarzo del Cinturón Nuvvuagittuq Supracrustal, en Canadá. Estas primigenias formas de vida han sido datadas entre 3.770 y 4.300 millones de años.

Es decir la vida surgió en la Tierra menos de 1.500 años después de su formación. Puede ser que eso nos parezca una enormidad, como sin duda lo es, pero desde la perspectiva geológica, no digamos astronómica, es un lapso de tiempo muy breve.

El hallazgo se ha producido en una zona que con toda seguridad formaba parte de una especie de sistema de ventilación de agua caliente en un mar rico en hierro. Eso abona la idea de que “la vida surgió en las corrientes cálidas que surgían del fondo marino, poco después de la formación del planeta”, asegura el físico Matthew Dodd, del área de Ciencias Terrestres de la UCL.

Fósil o roca

El mayor reto de esta investigación fue determinar si los filamentos encontrado en los sedimentos canadienses estaban formados biológicamente o era restos geológicos. La similitud de estas formas con las que actualmente se pueden encontrar en ecosistemas similares, fue clave para determinar su origen biológico.
Se trata de estructuras de hematitas que presentan las mismas formas que resultan de la oxidación de mineral de hierro que realizan algunas bacterias.

El profesor Dood concluye lanzando una sugestiva idea. “Estos descubrimientos demuestran que la vida se desarrolló cuando tanto la tierra como Marte tenían agua líquida en su superficie. Esto plantea excitantes preguntas sobre el origen de la vida. Siempre y cuando encontremos vestigios parecidos en Marte. Si no, quedará claro que la Tierra es la excepción en cuanto albergar vida”.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

País del mundo con más ascensores: España

mailto  facebook  twitter  google+

En comparación con otros países, la oferta de ascensores de España se ve que va al alza.

Spain-has-risen-to-the-top-of-global-elevator-rankings-Elevators-per-1-000-people_chartbuilder (1)
A primera vista, hay una razón bastante simple por qué. El 65% de los españoles vivía en edificios de apartamentos, mucho más que el promedio de la zona del euro del 46%. (Los únicos países europeos que se comparan con España en términos de vivienda-vivienda son Letonia y Estonia, que son también alrededor del 65%.).

Eso parece bastante sencillo, excepto cuando se considera el hecho de que a diferencia de muchas de las otras grandes naciones que habitan en los apartamentos, los españoles no alquilan. Ellos poseen. De hecho, sólo Irlanda tiene una tasa tan alta de propiedad de vivienda, y sin embargo sólo el 5% de los irlandeses viven en pisos.

España no siempre ha sido un semillero de vivienda propia. De hecho, en la década de 1950, menos de la mitad de la población poseía sus hogares. Eso saltó a más del 80% durante el próximo medio siglo.

¿Cómo? En gran parte a través de la política muscular de Francisco Franco, el dictador que gobernó España desde el final de la guerra civil en 1939 hasta su muerte en 1975. Como sabemos, uno de los muchos efectos secundarios duraderos de las guerras es escasez de viviendas.

Antes de que comenzaran las hostilidades, España había recibido una afluencia de migrantes rurales hacia las ciudades. Eso se reanudó después de la guerra, exacerbando la escasez de viviendas.

Queremos un país de propietarios, no proletarios.

Mientras tanto, en un esfuerzo por acortar el apoyo popular, el régimen franquista instituyó regulaciones pesadas en el sector de alquiler, comenzando con la Ley de Arrendamiento Urbano de 1946. Como escribió en 2011 un economista del Banco Central español, Juan Mora-Sanguinetti):

Las intervenciones fueron severas. La protección del inquilino contra el desalojo era ilimitada. Incluso parientes cercanos del inquilino fueron capaces de sucederle como inquilinos en la misma vivienda y beneficiarse de las mismas condiciones. Con respecto a los alquileres, la Ley estableció incrementos fijos de una sola vez en el alquiler pagado por los apartamentos alquilados antes de 1939 y congeló las rentas de todos los nuevos contratos.

La regulación excesivamente restrictiva hizo difícil para los propietarios obtener ganancias en sus propiedades, desalentó el mantenimiento y disuadió la construcción adicional. La calidad de la vivienda se deterioró bruscamente y el suministro de viviendas siguió corto.

En la década de 1950, el gobierno reconoció que era necesario cambiar su postura. “Queremos un país de propietarios, no proletarios”, dijo el ministro de Vivienda de Franco en 1957.

Bajo la nueva política, el gobierno incentivó a los terratenientes a comenzar a vender sus propiedades a sus inquilinos a precios muy bajos. Las ventas despegaron, y se siguió una nueva legislación que codificaba la propiedad horizontal, o la copropiedad-lo que en América se llamaría un condominio. Los economistas Anna Cabré y Juan Antonio Módenes escribieron en 2004: “La ley creó una base legal para la inversión masiva en nuevos edificios que serían vendidos por pisos individuales y apartamentos. El movimiento hacia las ciudades, el alto empleo, la virtual ausencia de regulaciones y normas de uso de la tierra urbana, y la subida de la inflación hicieron el resto. Los emigrantes rurales trajeron sus ahorros e invirtieron en piedra (¿o debemos decir cemento?). Las parejas jóvenes compraban apartamentos baratos y comparativamente pequeños en nuevas áreas de las ciudades en expansión. Las familias de mediana edad abandonaron los centros históricos y mejoraron su nivel de vida mediante la adquisición de pisos nuevos y de mejor calidad. Y el empleo constante a sueldos inflados ayudó a todos ellos a pagar su hipoteca. En cuestión de años, la posesión de vivienda se había convertido en el objetivo de la mayoría de los españoles “.

Vale la pena señalar que el Reino Unido emprendió un programa similar de convertir la “vivienda del consejo” decrépita, propiedad del gobierno, y transformar a sus arrendatarios en dueños durante los años de Thatcher. Pero eso (ver el segundo gráfico más arriba de nuevo) no convirtió a los británicos en una nación de habitantes planos.

Tal vez la clave para entender los patrones de vivienda españoles es mirar más allá de las reglas del régimen de Franco sobre el alquiler a sus políticas económicas en general. En las primeras dos décadas después de la Guerra Civil, Franco intentó gobernar el país como una entidad económica totalmente independiente, cerrada al comercio, una autarquía. Bajo tal sistema, que estaba dominado por el gobierno, el uso de la tierra agrícola era de suma importancia.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias