Cineastas españoles se pasan a las series

O tal vez deberíamos decir que las plataformas de VOD, un mercado en expansión también en España (por ahora tiene como usuarios a algo...

Crónica de una maleta sin hacer (con GIFs)

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen de Andreas

La madre que me parió. Con perdón, pero, de verdad, la madre que me parió. Vuelvo a casa por las vacaciones de semana santa y me muero de ganas: dejar esta ciudad enorme y volver a mi pequeña ciudad mediterránea, solo para descansar. Pero, antes, antes de plantearme cómo llegar al aeropuerto o empezar a planear cosas más allá; antes de eso tengo que hacer una maleta.

UNA MALETA.

Desconozco si para el resto de la humanidad el drama es el mismo, pero para una servidora la sola idea de tener que preparar ese artilugio me llena de una mezcla de vagancia y nerviosismo que desconozco en cualquier otra situación. Como decimos por aquí, que me da tol palo, tío. Que no me inspira gana alguna.

via GIPHY

Los cálculos no salen nunca

Es que por no tener, no tengo ni la capacidad de pensar seriamente qué voy a llevar durante mis días fuera, da igual la cantidad de estos. Porque, vamos a ser sinceros todos, no es humanamente posible calcular qué vas a necesitar durante aproximadamente 15 días, mucho menos en una estación como la primavera que es, básicamente, IMPREVISIBLE, lo que añade una presión PRESCINDIBLE, valga la rima.

Pero la maleta sigue ahí. Es gris, cuadrada, de bordes redondeados y de cabina, es decir, pequeña, reducida: que hay que pensárselo bien, pues ahí dentro no cabe todo lo que quieras. Limitada, leñe. Una mirada rápida al armario, o ni siquiera eso, y una ya se resigna a aceptar que va a tener que hacer selección de la ropa. En voz alta, llevo una cuenta, como si fuera una regla de tres: si me voy 15 días eso significa que voy a necesitar unas 7 camisetas, o tal vez son muchas, o quizás me mancho… y dos pantalones, pero tal vez me aburro de ellos o me los mancho también, porque soy un desastre… pero en casa hay lavadora así que eso no es un problema…” y calculas y calculas y descubres que por motivos prácticos no puedes llevarte tu ropa preferida, porque es lógico que si te vas a llevar ropa que sea la cómoda, ¿o mejor con la que te sientes bien?

via GIPHY

Pero lo peor de la maleta aún no ha llegado

Es imposible no gruñirle a la maleta que sigue vacía. Mejor me bebo una cerveza antes. Con resignación y una lata en la mano coloco las camisetas que han alcanzado la virtud: cómodas y bonitas a la vez. Lo mismo con los pantalones. Y la doy por acabada, pero luego recuerdo que lo único que me he acabado es la cerveza porque en la maleta no he puesto ni la ropa interior, ni el portátil, ni cepillo de dientes ni esas cosas que te hacen un poco más persona.

Pero la ropa interior, ay señor, eso es siempre un drama. Bueno, todo el concepto de hacer la maleta lo es, pero con la ropa interior los síntomas empeoran porque hay una única ley universal: NUNCA TENDRÁS SUFICIENTES BRAGAS. Pero yo lo intento: cuento y multiplico, luego divido, hago trampas a ver si los números me dan. Por un momento espero poder hacer una especie de panes y peces, como un Jesús actualizado, pero no ocurre. Acepto, colocando todas las bragas que puedo en la maleta, que existe una pequeña posibilidad que algún día tenga que ponerme unas del revés. Intento ser optimista y lo llamo reciclaje; Pepito Grillo grita por el fondo de mi conciecia que es ser guarra.

via GIPHY

El punto de duda

Coloco el resto de las cosas. Reviso la lista que he hecho préviamente para asegurarme de que está todo y parece que sí. Aún así, aparece el familiar tirón en el estómago que deja un eco molesto y persistente: “te olvidas de algo”. Lo reviso todo treinta veces, por lo menos. Me dejo algo seguro, algo que nunca apunté en la lista, algo que aún ni si quiera sé que necesito, algo muy determinado y muy necesario… Se establece un rum rum semi-ansioso que me hace odiar, aún más si cabe, hacer la maldita maleta.

via GIPHY

Pero ya está hecha. Lo hice. Ahora, a casa. Esperemos que no exceda el peso que exigen las aerolínias porque os aseguro, de verdad que sí, QUE ME OIRÁN.

Imagen de Pixabay en CC por Andreas

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Bibliotecas de impresionante diseño

mailto  facebook  twitter  google+

“Google puede darte 100.000 respuestas, un bibliotecario te da la correcta, ha dicho Neil Gaiman. Estos edificios son, además de un templo de culto al libro, un reto para arquitectos, que han de hacerlas acogedoras, funcionales…

Grandes nombres de la arquitectura han aceptado el desafío, por ejemplo Herzog & Meuron, que han desarrollado una biblioteca con forma de panal curvilíneo en la ciudad alemana de Cottbus; el español Santiago Calatrava, que se encargó de otra en Zurich; Zaha Hadid, dejó su versión en Viena; y Toyo Ito puso en pie una en Tokio. Repasemos algunas de las más bibliotecas más sorprendentes del mundo.

Biblioteca Central de Seattle

He aquí un edificio que parece aterrizado desde el futuro en Seattle, la ciudad del grunge y Fraser Crane. Una especie de Silicon Valley de libros que incorpora el último grito en dispositivos electrónicos de lectura con espacios tradicionales de atesoramiento de libros. Los arquitectos Rem Koolhaas y Joshua Prince-Ramus fueron los encargados de su diseño en 2004, sobre las ruinas de un edificio neoclásico. En total, 38.300 m2 distribuidos en once niveles y con forma y textura de diamante, con acero y materiales con efecto reflectante.

Biblioteca de la Universidad de Aberdeen

En 2011, más de una década después de ganar el concurso para construir el Museo Aros de Arte Contemporáneo, los daneses Schmidt-Hammer-Lassen crearon este vanguardista edificio a la quinta universidad más antigua del mundo y con un enorme fondo de manuscritos e incunables. Fachadas diáfanas, acristaladas, para un bloque energéticamente eficiente, con un techo de paneles fotovoltaicos.

El Diamante Negro de Copenhague

Uno de los edificios más destacables de la Biblioteca Real de Copenhague y ya un icono de la ciudad. Un trapecio construido en 1999 a orillas del Canal de Christianshavn, del cuño del estudio Schmidt, Hammer & Lassen, e incluso les valió una nominación para el importante premio de arquitectura Mies Van del Rohe. La fachada es negro azabache, por ser granito pulido, pero el interior es luminoso gracias a su atrio acristalado. Las paredes de los pasillos interiores tienen forma, ondulada. Además del servicio bibliotecario, esta catedral del saber incluye salas de conciertos, conferencias y exposiciones, y una gran terraza en la cubierta.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Salen los números para dar una renta básica en España?

mailto  facebook  twitter  google+

Julio López Díaz, ha hecho estos números:

Si tomamos como referencia el salario mínimo interprofesional en España para 2017, que está en 707 euros al mes ó 9.906 euros al año, y las personas mayores de 18 años que pueden estar en los 38.000.000, la partida destinada a la renta universal se acerca a los 375.000 millones, lo que supone un déficit de 200.000 millones respecto al modelo actual.

La sanidad y la educación dejarían de ser gratuitas

Tenemos que tener en cuenta, que tenemos aparte Sanidad (75.000 millones) y Educación (45.000 millones). Si vamos a un modelo en el que la Sanidad y la Educación dejaran de ser gratuitas, tras recibir esa renta cada individuo mayor de 18 años, el déficit todavía sería de unos 80.000 millones de euros, que tendrían que salir de algún sitio.

Si se conservara el importe de las pensiones actuales (la mayoría por encima del salario mínimo), el déficit volvería a aumentar claramente por encima de los 100.000 millones.

El mundo cambiaría sustancialmente

Obviamente, hay números que se podrían hacer que son difíciles de plasmar. No sabemos el incremento de producción que puede dar toda esa gente que saldría del mercado laboral actual y que está dedicado a las tareas más rutinarias y repetitivas que generan poco valor añadido, y del incremento de productividad que puede venir de un mayor tiempo dedicado al ocio y la creatividad.

También es difícil de evaluar, si a mayor dinero por persona se reducirían otros gastos, como los derivados de combatir la pobreza o todos los relativos a la seguridad ciudadana. En cualquier caso, parece que todos estos casos reducirían ese déficit numérico del que partimos. Tampoco hay que olvidar, que la recaudación de las personas físicas y de sociedades ascendió a 95.000 millones de euros en 2016, siendo la parte mollar (72.000 millones) lo recaudado en IRPF. En resumen, que pienso que de una forma u otra debería implantarse, pero no me salen los números.

Anécdota sobre la renta básica universal

En el despacho de John D. Rockefeller, se presentó un día un perturbado mental, que poniéndole una pistola en el pecho, gritó: -¡Llegó la hora…! ¡Tiene que repartir toda su fortuna entre la humanidad! Conservando la calma, apartó Rockefeller la pistola y se puso a hacer una operación aritmética. Al terminarla, le dijo al loco. – Ya sabe que mi fortuna es de 2.000 millones de dólares, y que los habitantes del mundo son aproximadamente 1.800 millones. Tocamos a un dólar y doce centavos cada uno. Tenga, pues, lo que le corresponde y déjeme seguir trabajando.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

La obesidad en el mundo

mailto  facebook  twitter  google+

En 2010, la suma de las hambrunas y la desnutrición mató a alrededor de un millón de personas, mientras que la obesidad mató a tres millones.

En 2012 murieron en todo el mundo unos 56 millones de personas, 620.000 a causa de la violencia humana (120.000 por guerras y 500.000 por crimen). En cambio, 800.000 se suicidaron y 1.5 millones murieron de diabetes.

En el año 2014, más de 2.100 millones de personas tenían sobrepeso, frente a los 850 millones que padecían desnutrición.

En 2014, 39% de las mujeres y 38% de los hombres de más de 18 años tenían sobrepeso.

En 2014, 15%de las mujeres y 11%de los hombres de más de 18 años son obesos.

Se espera que la mitad de la humanidad sea obesa en 2030.

En la Edad de Piedra, el humano medio tenía a su disposición 4.000 calorías de energía. Esto incluía no sólo alimento, sino también la energía invertida en preparar utensilios, ropa, arte y hogueras. En la actualidad, el estadounidense medio utiliza 228.000 calorías de energía al día, que alimenta no solo su estómago, sino también su auto, ordenador, televisor, frigorífico, etc.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

El gran dilema del agua subterránea: o comes o bebes

mailto  facebook  twitter  google+

Pozo de extracción de agua subterránea en EEUU
Foto: John Poyser

Ya no hay duda de que uno de los mayores retos a los que nos enfrentaremos en los próximos años será el del agua potable. Porque cuando pensamos en el agua nos viene a la cabeza la mejor forma de apagar la sed. Pero hay que pensar que es el fundamento también de la alimentación. Que de hecho, la agricultura es la principal consumidora de agua en el planeta.

Consumo elevado de agua subterránea

Un grupo de expertos acaba de lanzar la señal de alarma sobre la situación de las aguas del subsuelo en todo el mundo. El estudio ha sido publicado en la revista Nature. Este tipo de recursos es el más utilizado para irrigar los campos en muchos países. Y el ritmo de explotación agrícola no permite que el agua de la capa freática que se emplea en el riego se renueve con las lluvias. De esta manera, los acuíferos se consumirán en muy poco tiempo. ¿Y entonces qué?

Estados Unidos, Irán, México o China son países especialmente expuestos a sufrir este fenómeno debido a la gran dependencia que su agricultura tiene de las aguas del subsuelo. Pero en realidad es un problema global, dado que el 43% del agua de irrigación agrícola en todo el mundo procede de estas fuentes.

Comunidades en peligro

Pero aún siendo un problema de primer orden en la agricultura, es sin duda la derivada directa sobre el ser humano la más preocupante a corto plazo. Muchas comunidades de diferentes tamaños dependen de acuíferos subterráneos para su supervivencia. Extraen de las aguas subterráneas el líquido que necesitan para cubrir sus necesidades más básica. La desaparición de este elemento compromete seriamente su viabilidad.

Y por supuesto, también existe una repercusión en todos los países, aunque no estén directamente implicados en la producción. Si los acuíferos se secan o disminuyen a niveles drásticos, el precio de los bienes producidos se incrementará exponencialmente. De esta manera, menos personas tendrán acceso a productos que complementen y equilibren sus dieta.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias