Estamos madurando como sociedad en igualdad de género, pero entre las brechas que quedan por cerrar, especialmente abierta está la del deporte femenino. “Llevo...

La increible reducción de mortalidad infantil

mailto  facebook  twitter  google+

OLYMPUS DIGITAL CAMERA - Morgue files

Al cabo del día hay muchos datos negativos sobre el planeta, clima, desigualdad, pero en otros aspectos el mundo da pasos de gigantes. La mortalidad infantil es un aspecto que sencillamente se ha reducido hasta niveles muy muy bajos.

En Argentina, Brasil, Colombia o México, la reducción ha supuesto un increible avance en la esperanza de vida.

La humanidad ha logrado grandes mejoras en la salud y las condiciones de vida. En la primera mitad del siglo XX, la tasa mundial de mortalidad infantil se redujo en más de la mitad y, sin embargo, todavía era alta: 1 de cada 5 niños nacido en 1960 murió antes de 1965. Afortunadamente, en las últimas décadas, en nuestras vidas, hemos visto un rápido progreso. En 2015 la mortalidad infantil global cayó a 4,3%, 10 veces menos que hace dos siglos.

Mortalidad infantil en Colombia

Mortalidad infantil en colombia – 1960 a 2015

En el caso de Colombia estamos hablando que hemos pasado de 120 muertes de niños menores de 5 años por cada 1.000 nacimientos (más del 10%) a estar por debajo de 20 cada 100 o un 2%.

Mortalidad infantil en Brasil

Mortalidad infantil Brasil

En el caso de Brasil, Argentina y México pasa un poco lo mismo. La mortalidad ha pasado de superar ampliamente el 10% a estar por debajo del 2%.

Mortalidad infantil Argentina
Mortalidad infantil México

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

El monstruo eólico

mailto  facebook  twitter  google+

Comparativa del Vestas 164 y el London Eye
Imagen: Vestas

A grandes males, grandes remedios. Nos hemos acostumbrado a las enormes cifras del cambio climático. A las toneladas de CO2 emitido y de combustible fósil quemado. A los grados que sube la temperatura global, los centímetros que asciende el mar y los kilómetros cúbicos de hielo que desaparece. Ha llegado el momento de los grandes números también para las soluciones. Y hay una turbina eólica que bate todos los récords.

Vestas 164. Mayor que el London Eye

Se trata de la turbina Vestas 164. Vestas es una empresa danesa que se ha especializado en la construcción de turbinas eólicas y que colabora con el gobierno danés para lograr que el país sea 100 por 100 sostenible energéticamente en pocos años. Esta turbina surge de la unión de esta empresa con división de industria pesada de la japonesa Mitsubishi.

Aunque Vestas 164 lleva varios años en proyecto sus números son sorprendentes. Sus hélices miden más de 80 metros y pesan 33 toneladas, se alza 200 metros sobre el suelo. En funcionamiento, sus aspas dibujarían un círculo con un diámetro de 164 metros. Casi 30 metros superior al del London Eye, la enorme noria de la capital británica. Ahora se encuentra en la última fase de su desarrollo.

Energía para 8.000 hogares

Pero lo más importante es la capacidad generadora que se espera alcanzar con este monstruo. En principio se previó que produjera 7MW al año. Después se rebautizó como 8MW ante la perspectiva de alcanzar esa cota. Ahora, los expertos esperan que pueda llegar hasta los 9 MW anuales. Es decir, una sola de estas gigantescas turbinas podría suministrar energía eléctrica a nada menos que 8.000 hogares durante un año.

El molino Vestas 164 está diseñado para su implantación en parques eólicos marinos, donde su enorme envergadura no supone un peligro. Además, en ese establecimiento puede rendir mejor con los continuos vientos marinos.

Se espera que esté en completo funcionamiento en el parque eólico Burbo Bank frente a las costas de Liverpool en 2018. Para esas fechas también está previsto que pueda emplearse en otro parque en el mar de Irlanda.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Hallan la razón científica por la que siempre te manchas al pelar una naranja

mailto  facebook  twitter  google+

Pìxabay

 

Ya puede uno ser mañoso y poner cuidado, que al pelar una naranja o un cítrico, siempre se manchará las manos, la ropa… Hay una razón científica para ello, así lo acaban de publicar investigadores de la Universidad Central de Florida, de Estados Unidos. Han filmado un vídeo a cámara lenta, difundido en Science Magazine, que permite visualizar con precisión el acto de pelar la naranja, y muestra que al presionar unas glándulas que contiene este cítrico, éstas liberan su contenido, una especie de aceite, a 10 metros por segundo.

Mil veces más rápido que un astronauta

Se trata de una aceleración que equivale a 1.000 veces la experimentada por los astronautas despegando en el espacio. Los investigadores aún estudian cómo puede alcanzar semejante velocidad, aunque estaría relacionada con la presión que acumulan las glándulas, que pueden ser esféricas o cilíndricas. También analizan por qué el aceite de las pequeñas glándulas se fragmenta en gotas diminutas.

Este hallazgo no solo sirve para desistir de intentar pelar naranjas de manera limpia, también podría ser útil para atomizar aceites volátiles y aromáticos, lo que podría servir para dosificar fármacos, tal como han anunciado en el encuentro anual de la Society for Integrative and Comparative Biology. Por ejemplo, podría ayudar a diseñar un inhalador de asma de emergencia que expide la medicina con esa explosión.

 

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Adele vs Beyoncé, la rivalidad imposible

mailto  facebook  twitter  google+

Adele y Beyoncé en la entrega de los premios Grammys
Imagen: YouTube

La historia de la música está pavimentada por el odio. O más bien, por enconadas rivalidades que alimentan la leyenda y, sobre todo, a los fans. Desde Chuck Berry contra Little Richards, la clásica de Beatles contra Stones, la dura de Guns’n’Roses contra Nirvana, la del trono del britpop entre Oasis y Blur. Y la actual, entre las dos grandes estrellas de la música en nuestros días: Adele contra Beyoncé.
Sin embargo, como ocurre en muchas ocasiones, esta rivalidad no es tal. Es un invento de la prensa o, más habitualmente, de los managers que pretenden crear hordas de fieles seguidores. Y para eso es tan importante tener a alguien a quien a adorar como a alguien a quien odiar.

Adele y Beyoncé, completamente opuestas

Adele y Beyoncé dan el arquetipo perfecto para una lucha encarnizada. Porque no pueden ser más distintas. Adele encarna la insulsa británica, paliducha y entrada en carnes. Con una buena voz pero absolutamente negada para el baile o la pose. En las distancias cortas sin embargo resulta una chica normal, accesible y risueña.

Frente a ella la diosa. Beyoncé encarna toda la megalomanía del starsystem norteamericano. Desde su eclosión en Destiny’s Child ha afianzado su posición como reina indiscutible del R&B. Potente, decidida, consciente de su ascendencia y en lucha constante. Inaccesible. Nada se le resiste. Puede cantar y bailar complejas coreografías al mismo tiempo. Incluso caerse aparatosamente por las escaleras del escenario y levantarse como su nada.

Admiración y respeto entre lágrimas

Pero una vez más todo es falso. La pasada edición de los Grammys dejó una de esas raras escenas que pasarán a la historia de la música sin que se emita una sola nota. Adele logro el premio más importante de la noche. Su disco 25 (va titulando los álbumes con la edad que tiene cuando lanza cada trabajo) obtuvo el reconocimiento como Disco del Año. Entre otros venció al monumental Lemonade de Beyoncé.

Cualquiera, en ese momento, habría aprovechado para agradecer el premio a toda la familia, a compañeros y a algún santo. Adele no. Adele, entre pucheros, dedicó todo su discurso de agradecimiento a Beyoncé. La cantante británica describió a la norteamericana como su modelo. Que la adoraba (sin ahorrar un taco). Y en cómo Beyoncé había ayudado a la comunidad negra a dar un paso adelante. Al final, ni corta ni perezosa, partió la gramola que representa el premio para entregarle la mitad a una Beyoncé que devolvía los halagos con más pucheros.

Puede que Adele tenga razón. Que Lemonade sea mejor álbum que 25. Aunque 25 haya vendido diez veces más copias, es probable que el disco de Beyoncé resista mejor el paso del tiempo. Pero eso da igual. Durante muchos más tiempo se recordará esta escena entre las dos estrellas de la música actual.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Madeline Stuart primera diseñadora con Down en la NYFW

mailto  facebook  twitter  google+

Madeline Stuart
Madeline Stuart Model

Madeline Stuart ya sorprendió al mundo cuando desfiló por primera vez en la Semana de la Moda de New York (NYFW), en 2015. Ahora se ha atrevido a llegar más lejos y lanza su propia colección de moda. 21 Reasons Why se llama la colección firmada por esta brava mujer que aun teniendo Síndrome de Down no hay quien la pare. Ella misma abrió el desfile con una de sus creaciones.

21ReasonsWhy.shop by Madeline Stuart @artheartsfashion #NYFW #BreakingTheMouldTour

Una foto publicada por Madeline Stuart (@madelinesmodelling_) el

La colección toma su nombre de famoso cromosoma 21 responsable del síndrome de down y está disponible en su propia web 21ReasonsWhy.shop

Madeline Stuart

“El nombre de su marca fue inspirado por su pasión de encontrar razones para mejorar nosotros mismos, ser más inclusivos, más saludables, y por qué debemos celebrar la vida, poniendo 21st chromosome en su lista de orgullos. La misión de Maddy es seguir difundiendo su mensaje de inclusión; que no hay límites, independientemente de la edad, tamaño, raza, altura, o discapacidad.

En Leequid hemos visto muchos ejemplos más de cómo el Síndrome de Down no te hace diferente, y nos encantaría que algún día dejara de ser noticia algo así.

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

Ver últimas noticias