Los solteros salvarán el mundo

Si eres uno de esos singles o solteros, de los que han decidido no casarse o tener pareja estable, vaya, tal vez algún día...

Las borracheras entre los jóvenes se duplican en los últimos 20 años

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

El gobierno español ha anunciado esta semana que desarrollará una Ley de Prevención del Consumo de Alcohol por Menores de Edad, y la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha informado este viernes de que el consumo de alcohol y las borracheras entre los jóvenes se han duplicado en los últimos 20 años, y propone varias medidas para mitigar el daño que éste puede causarles.

Entre otras medidas, los epidemiólogos sugieren que se introduzcan cambios fiscales para elevar el precio del alcohol, puesto que el precio de estas bebidas en España es el más bajo de la Unión Europea, y regular la excesiva accesibilidad de las bebidas alcohólicas para evitar su frecuente venta a menores. También proponen regular la promoción y la publicidad, el etiquetado e incluir advertencias gráficas de los riesgos de beber en exceso, y no transmitir que el consumo de alcohol es una práctica saludable.

Tan agresivo como el tabaco

Y en cuanto a la intervención directa con los jóvenes, plantea incrementar la detección temprana y abordar de forma sistemática los problemas de abuso y dependencia, ya que una parte de las personas que beben diariamente sufren un trastorno por dependencia, y garantizar en el sistema sanitario público el acceso a tratamientos efectivos. En su relación con los accidentes de tráfico, recomiendan revisar a la baja los niveles de alcoholemia.

Los autores del informe de la SEE concluyen que la ingesta de bebidas alcohólicas se asocia a consecuencias sanitarias, sociales y económicas tan negativas o más que las que produce el tabaco, en contra de lo que se suele creer, y de igual manera, afecta tanto al consumidor como a terceras personas. Especifican también que incluso las personas que no mantienen un consumo elevado pueden sufrir sus consecuencias.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Una serie nos muestra el peligro medioambiental en el que vivimos

mailto  facebook  twitter  google+

Giselle Bunchen en la serie Los años que vivimos peligrosamente
Imagen: YouTube /NatGeoTv

Varias generaciones desarrollaron su amor por el mar de la mano del mítico Jacques Cousteau. “Le comandant” nos adentraba en los misterios de los océanos. Nos ayudaba a comprender el delicado equilibrio de todo lo que sucedía bajos las aguas. Ahora su nieta, Alexandra Cousteau ha cogido su relevo para advertirnos sobre la situación en todo el planeta.

Famosos en serie

Junto a varias estrellas de Hollywood ha rodado la segunda temporada de la serie de documentales Los años que vivimos peligrosamente. Son personajes famosos que, una vez más, utilizan su rostro para alertarnos sobre las consecuencias del cambio climático.

El presentador de late night show David Letterman recorre la India para ilustrarnos sobre el reto que supone para el país cubrir las necesidades energéticas de su creciente población. Y cómo intentar hacerlo sin que ello suponga una catástrofe climática y medioambiental global. Algo similar a lo que hace Sigourney Weaver, pero en su caso, sobre la situación en China, en donde la contaminación es ya uno de los principales problemas nacionales.

Los efectos del cambio climático

El periodista Thomas Friedman investiga las migraciones climáticas en África. La modelo brasileña Gisele Bünchen se adentra en la selva de su país para reflejar los efectos de la deforestación sobre la población indígena. Jack Black se pone serio cuando aborda las consecuencias del incremento del nivel de mar en las costas de Florida. Y Joshua Jackson se centra en el impacto del calentamiento global en la Gran Barrera de Arrecife de Australia.

Los años que vivimos peligrosamente es una ambiciosa serie que ha contado con la producción ejecutiva de James Cameron y Arnold Schwarzenegger. Estas dos estrellas  han producido esta segunda temporada para el canal National Geographic. Su primera temporada, emitida en 2014, fue galardonada con varios premios, entre ellos el Emmy a la “Mejor Serie Documental”.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Una campaña de fotos francesa denuncia lo poco que ganan los escritores

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen de campaña

Sabíamos que la mayoría de los escritores no viven de la literatura. En España, se llevan un pequeño porcentaje del precio final del libro que escriben. Ese porcentaje, llamado royalties o regalías, oscila entre el 5% y el 12% del PVP (IVA excluido) y se aplica, a la venta bruta real, esto es, a los libros que realmente se han vendido, no a los que quedan en depósito en las librerías y pueden terminar devolviéndose a la editorial (el resto de la tarta se reparte entre editor, distribuidor…). A veces, con suerte, pueden llevarse un anticipo a la hora de firmar el contrato. La tirada media de un libro es de 1.000 ejemplares, pero en muchas ocasiones, salvo que sea un best seller o uno se apellida Marías o Muñoz Molina, las ventas no alcanzan ni la mitad de es número. No es diferente en el resto del mundo, un recinte estudio británico ha indicado que solo 1 de cada 10 escritores puede vivir de sus libros, han de complementar sus ingresos con actividades periodísticas, de divulgación…

La Charte des auteurs et des illustrateurs pour la jeunesse, una asociación francesa que representa a los escritores e ilustradores de literatura infantil y juvenil, ha lanzado una campaña fotográfica muy expresiva de la realidad que viven los autores franceses de este género. No pueden vivir del cuento, de sus cuentos: perciben incluso menos que la media de los escritores de literatura generalista en derechos de autor. Al igual que en España, los escritores franceses de literatura generalista se llevan un 10/12% en derechos de autor, pero en este caso, es el 7% .

La campaña aporta cifras de los libros que necesita vender un autor para comprar cualquier cosa. La protagonizan los propios escritores e ilustradores.

7 libros para un paquete de café

paquete-cafe

Dos libros para una baguette

pan

Cuatro libros para una caja de paracetamol

paracetamol

530 libros para unas gafas nuevas

gafas

2646 libros para un portátil 

ordenador

13 libros para poder un libro de bolsillo

libro

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La cantidad de árboles en el mundo ha bajado en el 2016

mailto  facebook  twitter  google+

La masa forestal en el planeta cae en picado. Esta gráfica del Banco Mundial es así de clara. Haber reducido un 1% la masa forestal a nivel mundial puedes pensar que es poco, pero estamos hablando de 1% de la superficie del planeta. Hemos pasado del 31,8% al 30,8.

El total de la superficie del planeta es 510.1 million km², el 1% de eso es 5 millones de km2 lo cual equivale a la mitad de la superficie total de Estados Unidos.

Ahora que has puesto una foto sobre la cantidad de árboles que perdemos, algunos casos especialmente significativos.

En Honduras

En Honduras se ha pasado de tener 81.000 kilómetros cuadrados de superficie de bosques en 1990 a 46.000 en 2015. En este caso la bajada es casi del 50%.

Los bosques en Brasil

En Brasil se ha perdido un 6% de la superficie de árboles. Brasil es un caso muy delicado por el amazonas.

Según este artículo se comenta que el Amazonas está perdiendo más árboles y más rápido por la tala ilegal. El amazonas acumula pérdidas de superficie de árboles de más de 775.000 kilómetros cuadrados desde 1990. Esa superficie es más grande que toda España.

Desde Agosto 2015 a Junio 2016 se han talado de forma ilegal más de 8.000 kilómetros cuadrados en el Amazonas. El año anterior la cifra fue algo superior a los 6.000 kilómetros cuadrados.

cantidad-arboles-brazil

Camboya

Asia es otro caso muy delicado. En Camboya se ha perdido un 20% de la superficie de bosques. Camboya es el tercer país del mundo que más masa forestal ha pierde. Solo por detrás de Nigeria y Vietnam.

cantidad-arboles-camboia

El lado positivo está en Europa y Estados Unidos donde se hacen campañas muy intensivas de recuperación de árboles, pero la batalla de momento la estamos perdiendo.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ayuda a los astronautas a hacer caca y gana 30.000 dólares

mailto  facebook  twitter  google+

Actividad extravehicular
Foto: NASA on The Commons

Los vemos en las imágenes de la televisión, acercándose a su vehículo espacial y les admiramos. Nos fascinan las tomas de sus paseos orbitales, con la Tierra de fondo. Las películas nos los muestran como héroes de un mundo inaccesible para la mayoría. Pero, hasta ahora, nada nos ha hecho pensar en otros aspectos más mundanos de los viajes al espacio. Por ejemplo, ¿cómo hacen caca los astronautas?

No hay duda de que lo hacen

Porque además de salir a reparar ese satélite o aquella sonda (espacial) y de flotar en la microgravedad, de lo que no hay duda es de que los cosmonautas también hacen caca. Y ese asunto, el de la gestión de los residuos humanos, trae de cabeza a la NASA. Tipos que han puesto a un hombre en la Luna son incapaces de resolver ese aspecto.

Tanto es así que ha convocado un concurso de ideas para tratar de resolverlo. Premia a la persona que encuentre la solución con nada menos que 30.000 dólares. Y para definirlo no se han andado con liturgias o eufemismos: Space Poop Challenge, el reto de la caca espacial.

La cuestión está resuelta más o menos cuando los astronautas se encuentran dentro de la nave. Con aspiradores y pañales, se van arreglando. Pero ahora, la agencia espacial norteamericana, quiere una solución más efectiva.

Así no llegamos a Marte

Porque, aunque pueda parecer una cuestión cómica, es uno de los elementos que están retrasando viajes espaciales más largos y ambiciosos. Es decir, si no resuelven el tema de la caca en el espacio, despídanse de llegar a Marte.

Lo que busca la NASA es la manera de que los residuos corporales, que además de la caca incluyen la orina y la menstruación, puedan ser gestionados de algún modo dentro de los trajes espaciales durante largos periodos de tiempo.

Fluidos en microgravedad

Los problemas a los que se enfrentan los que acepten el reto de la NASA son enormes. El sistema que se presente debe ser capaz de recoger y almacenar los residuos en el traje, sin que tengan contacto con el cuerpo del astronauta, sin la intervención de las manos del interesado y manteniendo la condiciones de presurización del interior.

Además, ha de garantizar su efectividad durante 144 horas. Es decir, que durante seis días, el invento debe funcionar sin que el interior del traje espacial se convierta en un infierno. Y un último punto. En microgravedad, los fluidos flotan a su antojo y su comportamiento no tiene por qué ser el mismo que en la Tierra. Ahí queda el reto.

El premio, además de la recompensa económica, es el reconocimiento de haber hecho una aportación esencial a la carrera espacial. Otra cosa es si el inventor luego quiere reconocer públicamente que él ingenió el sistema espacial de procesado de caca.

Astronauta Richard Mastracchio on Space Poop Challenge de HeroX.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias