Los perros huelen nuestro miedo

“No tengas miedo, porque el perro puede olerlo”. Todos hemos oído esa frase alguna vez que se nos ha acercado un perro. Normalmente son...

Una app para consumir pescado de manera responsable y otra para regar árboles a distancia

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: freeimages

Las aplicaciones no sólo son para el verano, pero dos ONG nos acaban de presentar un par vinculadas, respectivamente, a la pesca responsable y contribuir al mantenimiento de la flora.

App para consumir pescado de temporada

Por su parte, Greenpeace ha lanzado su primera guía para identificar los pescados y mariscos de temporada más habituales en las pescaderías, en formato aplicación web, que se puede descargar en  www.pescadodetemporada.org.

La ONG intenta así subvertir la situación de sobreexplotación de los océanos apelando a la responsabilidad de los consumidores de pescado. Y es que más del 40% de las poblaciones de peces del Atlántico y más del 90% de las del Mediterráneo están sobreexplotadas. Por medio de este calendario, se informará no solo de cuáles son las especies de temporada en las principales zonas pesqueras del país, sino también de cómo debería haber sido capturado el pescado para disminuir el impacto en el medio. Por último, ofrece doce recetas, una por cada mes del año, que llevan la firma de renombrados chefs como Diego Guerrero, Sergi Arola o Joan Roca.

Cabe ser optimista sobre el uso de la aplicación a la vista de los resultados de una encuesta que ha encargado Greenpeace que indica que buena parte de la sociedad valora el pescado sostenible y que incluso pagaría más por él. Un organismo independiente de la ONG ecologista ha realizado este sondeo a partir de cerca de mil entrevistas a compradores y consumidores de productos pesqueros Hay una preferencia por los productos frescos y conservas frente a los congelados y sazonados.

Política Pesquera Común

Con todo, Greenpeace ha recordado en rueda de prensa que, además de herramientas como esta aplicación web, es necesario contar con voluntad política para conseguir avances en el sector pesquero y mejorar los océanos. “Llevamos dos años de retraso en la implementación de la Política Pesquera Común en España y sigue sin aplicarse el artículo 17 de este Reglamento, que implica un reparto justo de las cuotas pesqueras que beneficien más al sector artesanal y a los océanos”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de océanos de la organización. “También llevamos dos años de retraso en la aplicación del nuevo etiquetado. Son escasos los puntos de venta que la tienen y suele ser incorrecta. Así las personas que consumen lo tienen difícil a la hora de elegir un pescado y marisco sostenible, y esta situación debería cambiar pronto”, ha concluido.

Una campaña de apadrinamiento para regar árboles

Por su parte, la organización Reforesta ha lanzado la campaña ‘Este verano, riega un árbol’, para ofrecer la posibilidad de donar tres euros con los que regar cuatro veces un árbol para ayudar a frenar la desertificación, evitar la degradación de la tierra y conservar las masas forestales, algo crucial para evitar el riesgo estival de incendios y la supervivencia de los árboles plantados.

En concreto, la campaña busca lograr la supervivencia de más de 9.000 árboles autóctonos plantados en los últimos cinco años, la mayoría de ellos en La Pedriza, lugar de gran valor natural integrado en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. También tienen plantaciones en La Barranca de Navacerrada y la Cañada Real Segoviana a su paso por Soto del Real.

La asociación realiza un mínimo de seis riegos en todos sus proyectos de plantación ya que durante el verano, las raíces cortas de árboles recién plantados pueden no llegar a las zonas del subsuelo donde se conserva la humedad.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un avión más grande que un campo de fútbol

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: JR Shumacher

De un tiempo a esta parte, los norteamericanos nos tenían un poco sorprendidos. Hacía tiempo que no oíamos ninguno de esos proyectos megalomaníacos a los que nos tienen habituados. Afortunadamente, siempre hay un mecenas que está dispuesto a reconciliarnos con la imagen que nos hemos labrado de sus grandes hazañas.

Cosa de Paul Allen

En este caso es el peculiar cofundador de Microsoft, Paul Allen, el que pone el dinero en el proyecto de desarrollar el avión más grande jamás construido, el Stratolaunch. Viendo las imágenes es una mezcla entre avión convencional y nave espacial sacada de Star Trek. Las medidas de aparato dan idea de la envergadura del proyecto: 550 toneladas de peso se sostendrán en el aire gracias a unas alas de 117 metros, es decir, utilizando la medida estándar en estos casos, mayor que un campo de fútbol. Cuenta con dos naves gemelas unidas por las alas y será tripulada por un equipo de tres pilotos.

Llevará naves al espacio

Su función no será, en principio, el transporte de pasajeros. Un proyecto de semejante tamaño, en todos los sentidos, busca ir más lejos. Su misión será llevar hasta la estratosfera, de ahí su nombre, cohetes espaciales que navegarán hasta el espacio y situarán satélites y naves tripuladas en órbita.

Es decir, será como las viejas lanzaderas espaciales que llenaron los informativos durante finales desde finales de los ochenta a inicios del siglo XXI: pero este sistema minimiza los riesgos del lanzamiento y se evita la siempre complicada reentrada en la atmósfera y por otro lado, se trata de un método mucho más eficiente de desde un punto de vista energético y menos sensible a las condiciones meteorológicas.

El proyecto lleva desarrollándose desde 2012 y este año se espera que realice los primeros vuelos de prueba una vez que acabe de ser montado en el puerto espacial de Mojave, California, para estar plenamente operativo en 2018.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El perro, el mejor amigo del pingüino en Australia

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Freeimages

En el sur de Australia, el perro es el mejor amigo del pingüino. En la isla de la isla de Middle Island, el pastor de Maremma, protege a los pingüinos azules -pequeños-, desde que a mediados de la década de los noventa, en la playa de la ciudad de Warrnambool una invasión de zorros comenzó a cazar pingüinos –los zorros habían llegado hasta aquí introducidos por los colonos, para la caza del ídem-, y diezmó sustancialmente su número en una década –de 800 a 10-. Según Proyecto Maremma Middle Island, una noche de 2005 fueron devorados 360 pingüinos.

Perros pastores

¿Solución? Fichar a perros pastores como guardianes. Fue idea de un criador de pollos, Allan “Swampy” Marsh. Y ha funcionado, la colonia se recupera. En 2013, el número de pingüinos sobrepasó la cifra de 100, y no se ha reducido desde entonces. Está registrado incluso el primero de los perros pastor de Maremma –también de procedencia europea- que se puso a cargo de una manada de pingüinos: Ben. Su hija Oddball heredaría el cargo. Esta raza de perro es capaz de distinguir amigos y enemigos, e identificar un terreno como propio y defenderlo.

No es la primera vez que Australia sufre una especie invasora que ataca a la fauna autóctona. Se cuentan 24 especies de aves, cuatro de ranas y 27 de mamíferos que se han extinguido a lo largo de su historia.

Una idea ejemplificante

La experiencia de Middle Island ha sido tan satisfactoria que se ha exportado, en el zoológico de Victoria ha puesto en marcha un programa piloto que reúne a los perros con los diminutos bandicut, nos mamíferos marsupiales parecidos a los roedores que están en peligro de extinción en Australia.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El 60% de los músicos padece alguna enfermedad mental

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Jean-Luc

Tendemos a pensar en los músicos de rock como personas egocéntricas, maniáticas, con propensión a las adicciones y a la destrucción bien sea de instrumentos, de habitaciones de hotel o de ellos mismos. Pensamos, no sin cierta diversión, que ese es el biotipo y nunca nos paramos a pensar que puede tratarse de un ser humano atormentado que sufre.

Músico loco

Un estudio encargado por la institución británica Help The Musicians, encargada de velar por la salud de los artistas, muestra que el 60% de los músicos de rock padece o ha padecido algún trastorno psíquico. Lejos de la imagen folclórica del roquero, estos datos muestran una alarmante realidad.

Malos hábitos

Si pensamos en los hábitos de vida de los músicos de rock es más fácil comprender su situación. Más del 84% aseguran tener unos horarios profesionales incompatibles con la vida social, una cantidad similar a los que confirman estar preocupados por los problemas de dinero o la inseguridad laboral. Otro factor es la necesidad constante de estar siempre a tope en sus actuaciones, que deriva en cuadros de ansiedad para el 72% de los músicos evaluados. Y no hace falta recordar el reciente caso del cantante de AC/DC, para comprender que el 47% asegure tener problemas de audición que derivan en depresión por su impacto a la hora de tocar. Las actuaciones en directo y, sobre todo, las giras, son uno de los elementos determinantes en la generación de un fuerte estrés en el colectivo tantos por las horas de trabajo como por los viajes y las largas temporadas alejados de sus familias.

A little help

Por el otro lado, los músicos parecen un colectivo más proclive a buscar ayuda para resolver sus problemas mentales. El 48% asegura haber acudido a profesionales en busca de terapia, el 29% se ha apoyado en familiares y amigos y solo el 23% piensa que no necesita ayuda externa para sobrellevar su carga.

Las conclusiones del estudio destacan que la visión de lujo y fama que acompaña a los músicos está lejos de cumplirse en una amplia mayoría de los casos, cuando está claro que se trata de individuos que llevan un estilo de vida profesional que pone a prueba su salud tanto física como mental.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El componente medioambiental de las presidenciales de EEUU

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Freeimages

El candidato que salga elegido en las presidenciales del próximo noviembre en Estados Unidos tendrá que adoptar decisiones clave para el medioambiente de su país. Más aún, del planeta. Y eso que, según ha criticado Tim McDowell, responsable de la sección de medioambiente de Mother Jones, el verde es un tema que apenas ha ocupado espacio en los debates.

Un cuarenta por ciento menos de emisiones

Pero serán muchos los asuntos ecológicos que tendrá que afrontar el próximo inquilino de la Casa Blanca. Para empezar, decidir si apoya el anuncio que hizo Obama en agosto de 2015, diciendo que el gobierno federal reduciría en un 40 por ciento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), orden que en este momento está pendiente de aprobación en la Corte Suprema de Estados Unidos.

También están pendientes de aprobación definitiva el plan de crear un parque natural protegido de casi 50.000 kilómetros cuadrados en Alaska, la ampliación de la reserva marina estadounidense a seis veces su tamaño actual, la disminución de los niveles de emisiones para 2025, y la entrada en vigencia del Clean Power Plan, un llamamiento a la inversión en energías limpias a gran escala.

Repensando el franking

Luego están las promesas. La -si nada lo cambia- candidata demócrata, Hillary Clinton, que ha manifestado reticencias respecto a la práctica del fracking, se ha comprometido, entre otras cosas, a instalar 500 millones de paneles solares por todo el país durante su primer mandato, y espera que en 2020, un tercio de la electricidad que se consuma en el país proceda de energías renovables.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias