¿Quién inventó la bicicleta? Pierre Lallement 1862

En 1862 Pierre Lallement era un empleado de una empresa que hacía carritos para bebes. Un día vio como una persona montaba en una...
Ranking

Mar de Bering – 5 cosas que deberías saber

mailto  facebook  twitter  google+
01

¿Dónde está el Mar de Bering?

El Mar de Bering está entre América y Rusia. Es la parte más estrecha entre dos continentes en el Océano Pacífico. Este mar ocupa 2 millones de kilómetros cuadrados. Si lo cruzas en barco, puedes ir de Rusia a Estados Unidos cruzando sus 82 kilómetros. En comparación en estrecho de Gibraltar tiene 14 kilómetros en su parte más estrecha.

 

02

Sirvió de pasarela entre Rusia y América

En algún momento se podía caminar de un lado a otro. En un periodo de la última glaciación se hizo transitable y se supone que los cazadores de Rusia podían pasar de un lado a otro de los continentes.

03

¿Qué se pesca en el mar de Bering?

El mar de Bering es donde se suele grabar los programas de Discovery de Pesca Radical. La pesca del Cangrejo Real tiene si hogar en esa zona y el periodo de caza es de entre 4 y 12 días. Los barcos soportan olas de hasta 12 metros. Es una zona muy peligrosa de pesca, pero el Cangrejo Real es una pieza muy cotizada.

04

¿Es la mitad del planeta?

El mar de Bering define el meridiano 180 que es donde empieza y donde termina el día. Para ser precisos, hay dos islas en mitad del mar, una pertenece a Rusia y la otra a Estados Unidos. El meridiano 180 pasa entre medias de esas dos islas. La isla se llama Diomedes (la grande de Rusia, la pequeña de Estados Unidos).

05

Se puede cruzar de Junio a Octubre

Las corrientes son tan fuertes que durante los meses del invierno no se permite cruzar el mar. Solo durante los meses de verano se permite la navegación La pesca en este mar es muy productiva. Se pescan hasta 1.000 millones de dólares en pescados y mariscos en este mar. Las corrientes y el tipo de mar hacen que sea un ecosistema muy rico.

La Universidad Pompeu Fabra abre al público su patrimonio artístico

mailto  facebook  twitter  google+

La Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona ha inaugurado el circuito UPF Art Track, un recorrido cultural por el patrimonio artístico de la universidad.

Tapiés y Saura, protagonistas

La iniciativa, que se enmarca en el 25 aniversario de la universidad, plantea un recorrido que comienza en el edificio Roger de Llúria hasta llegar al Espacio Tàpies, dividido en tres salas, para mostrar una colección de pintura contemporánea formada por unas 25 obras con la firma de artistas como Soledad Sevilla, Frederic Amat o Josep Guinovart.

En concreto, en la primera sala se exponen las pinturas de Antoni Tàpies y Antonio Saura realizadas con motivo del cartel que la universidad presenta cada año. El resto de obras se pueden observar de forma virtual, a través de un monitor colocado en un caballete, junto bocetos y un manuscrito de Tàpies sobre su capilla laica.

La Sala de Reflexión

La segunda sala, una especie de cripta subterránea de hormigón, acoge la proyección de un vídeo sobre la construcción de Tàpies de la llamada Sala de Reflexión.

La visita concluye en el edificio del Depósito de las Aguas, una obra arquitectónica de Josep Fontserè con los cálculos estéticos de Antoni Gaudí, inaugurada en 1880 para regular el caudal de la cascada del Parque de la Ciutadella, actualmente reconvertido en la biblioteca de la -antes fue archivo, almacén y asilo-.

Ya en el exterior de la biblioteca, se podrá observar la instalación Cantata de la artista Susana Solano, un homenaje al filósofo Eugenio Trias, realizada en 2013, además de la escultura L’escala de l’enteniment del artista Vila Casas para el Any Llull.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La (verdadera) historia de los premios Nobel

mailto  facebook  twitter  google+

Medalla Premio Nobel - Fotografía: Jonathunder

El mercader de la muerte, ha muerto

Así titulaba un diario Francés en 1888 cuando por error se pensó que Alfred Nobel había muerto.

¿Quién es Alfred Nobel? Alfred Nobel, que como imaginarás es el fundador de los premios que llevan su apellido era un inventor Sueco con una gran habilidad para la manipulación química. Fue uno de los primeros en conseguir que la nitroglicerina se pudiera usar de forma industrial para producir dinamita. La dinamita en aquella época se usaba para la construcción y obra pública, pero rápidamente se empezó a usar para la guerra.

Además las empresas de Alfred estaban vinculadas con los metales y la fundición, con lo que no solo fabricaba dinamita, también fabricaba cañones.

Esto originó una gran fortuna para las empresas de Nobel, pero igualmente su reputación era la del “mercader de la muerte”, alguien que había hecho mucho dinero inventando maneras de matar a más personas más rápido.

Este titular hizo cambiar a Nobel

Este titular hizo cambiar a Nobel de perspectiva y en su testamento dejo toda su fortuna a la creación de los premios Nobel. No tenía mujer ni hijos. Tenía más de 350 patentes y fundó los premios Nobel. Seguramente sin ese titular solo recordaríamos de este hombre que invento la dinamita y cañones. Ahora su legado es el de premiar a las personas más brillantes en las diferentes disciplinas de la ciencia y las humanidades.

Por otro lado, podrías pensar que los premios Nobel no son otra cosa que una cortina de humo de un millonario para mejorar su imagen.

Sea como sea, los premios siguen, son una referencia a nivel mundial y han servido para que al menos una vez al año se hable de investigación en diferentes campos de la ciencia así como de literatura.

El ganador del premio se lleva a casa 1 millón de euros (aproximadamente – en base al cambio de las coronas suecas).

Las categorías de los premios nobel son medicina, literatura, física, química, paz, y economía.

 

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

mYmO pone en valor el papel de los mayores con mucho que enseñar

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Leandro Mercado

El actual desarrollo social y tecnológico está produciendo un incontable número de beneficios a todos los sectores, pero también está creando fuertes brechas entre grupos humanos. Quizá la mayor de todas es la que está distanciando a las personas mayores de las áreas productivas, de conocimiento y desarrollo.

Diálogo intergeneracional

Una organización sin ánimo de lucro se ha propuesto reintegrar a los mayores a la actividad social. mYmO busca poner en contacto a “seniors” con jóvenes para aportar su experiencia, su visión y su conocimiento a sus proyectos. Para lograr este objetivo promueve el diálogo intergeneracional creando una comunidad de mayores de 50 años con ganas de participar y poner de nuevo en primer plano todo lo aprendido a lo largo de una vida productiva. Una comunidad que no para de crecer y que sigue buscando nuevos miembros.

Memoria en movimiento

Desde el nombre, acrónimo de “memory in motion between Young and Old”, mYmO busca crear una memoria colectiva en movimiento que conjugue tradición con innovación. Eleonora Barone, creadora del proyecto, explica que la idea surgió de la necesidad de “poner en valor la experiencia y el conocimiento de los mayores para que sigan siendo actores relevantes en la construcción de la sociedad y como apoyo a las nuevas generaciones”.

Además de establecer vínculos entre profesionales experimentados y jóvenes con proyectos innovadores, mYmO también orienta su actividad a las instituciones públicas y labores de consultoría encaminadas a mejorar la productividad, retener y gestionar el talento, mejorar la competitividad y el sentido de pertenencia a partir de lo que califican como diversidad generacional.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Un africano en Groenlandia

mailto  facebook  twitter  google+

La editorial Turner publica, por primera vez en castellano, El africano de Groenlandia, un libro clásico de los años 80 de la narrativa de viajes, pionero en la cuestión intercultural.

Ambientado en 1966, cuenta la historia de un vecino de Togo, negro, que llega a Groenlandia, sobre cuya etnografía, de joven, leyó un libro que le impactó, Les Esquimaux du Groenland à l’Alaska, de Robert Gessain. Llega allí, a ese lugar sin calor, sin serpientes, tras un viaje de ocho años – por Costa de Marfil, Ghana, Senegal, Europa…-.

Contraste de culturas

Desconcierta así a los inuit, que solo tienen sustantivos para el color de tez blanco, pero lo acogen con generosidad en el territorio polar, a pesar de su pobreza. La historia se convierte así en un contraste -eso sí, muy divertido- de las culturas tribales de África y los esquimales. El togolés Kpomassie, por su parte, los acompaña a cazar, viajar en trineo, los observa descuartizando ballenas, haciendo sus necesidades -las hacían en público- y se emborracha. El protagonista vivió, así, un año entre esquimales.

Se trata de una narración autobiográfica, de Tété-Michel Kpomassie (Togo, 1941). El autor asistió a la escuela solo seis años, y suplió sus carencias formativas en viajes por el mundo. En 1981 recibió el premio Littéraire Francophone por este libro, el último que ha escrito hasta ahora.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias