Un par de lecturas primaverales

25 años de Velocidad de los jardines. Uno de los hitos en la narrativa corta en España ha sido Velocidad de los jardines, de...

La pobreza energética afecta a más de cinco millones de personas en España

mailto  facebook  twitter  google+

La pobreza energética, es decir, la incapacidad económica para sufragar el gasto de calefacción en invierno, es un tema que está cobrando mucha importancia en los últimos años, cuando se han definitivo otros tipos de pobreza que van más allá de lo que antes se entendía como tal.

Estudio de la ACA

En este sentido, la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) ha publicado recientemente su estudio sobre el asunto a partir de datos recabados en el último invierno y los resultados son ciertamente preocupantes. Según este tercer estudio sobre pobreza energética en España llamado Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética. Nuevos enfoques de análisis, el 11% de los hogares de nuestro país no tienen suficiente dinero para afrontar el pago energético necesario para mantener la casa a una temperatura adecuada. Esto significa que 5,1 millones de personas pasan frío en sus hogares durante el invierno. Además, en los dos últimos años, esta cifra se ha incrementado en un 22%. Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia son las comunidades donde mayor es la incidencia de este tipo de carencia.

Desigualdad

Pero estos no son los únicos datos alarmantes, ya que hasta el 21% de los hogares españoles viven situaciones asociadas a la pobreza energética y un 6% de ciudadanos (es decir, 2,6 millones de personas) dedican más del 15% de sus ingresos al pago del gasto en energía.
Este estudio ha querido destacar cómo la pobreza energética también está marcada por profundas desigualdades. Las zonas rurales son más castigadas que las urbanas, así como las familias monoparentales, con mayor al cargo o con más de 3 hijos, las que tienen régimen de alquiler y aquellos hogares cuyos integrantes tienen un bajo nivel de estudios.

También se establece una relación entre la imposibilidad de afrontar el consumo energético y la salud. Del total de los hogares en los que se declaran tener mala salud, dos tercios son familias en situación de pobreza energética. La ACA asegura que este hecho causa alrededor de 7.000 muertes al año en España.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

La industria del calzado: falta de transparencia y pocos derechos laborales

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Campaña 'Cambia tus zapatos'

La industria del calzado vulnera los derechos laborales de sus proveedores. Esta es la conclusión del informe ‘Cambia Tus Zapatos’, que evalúa a 23 empresas europeas y sus políticas vinculadas a la actividad laboral y los derechos humanos en las cadenas de producción.

Falta de salarios dignos, poca protección de la salud y la seguridad laboral de los trabajadores

Entre las lacras que sufre la industria del canlzado, el informe indica que no se realizan “acciones creíbles” para garantizar que las personas trabajadoras perciban un salario digno, que no hay ninguna empresa que se haya comprometido públicamente a implementar un plan de acción que exija a todos los proveedores el pago de salarios dignos. También que este sector no promueve activamente ni la libertad sindical ni los convenios colectivos, y el informe acusa falta de transparencia y rendición de cuentas. La campaña reclama, en suma, garantías para el consumidor en relación con el comercio justo.

‘Cambia Tus Zapatos’ es una campaña internacional que trabaja para mejorar las condiciones sociales y ambientales en las curtidurías, fábricas, talleres y hogares en los que la producción de calzado de cuero se lleva a cabo, realizada por un consorcio formado por 15 organizaciones de Europa y tres de Asia. En su mencionado texto analítico, ve “preocupante” que ninguna empresa disponga de procesos y prácticas empresariales de carácter integral que permitan detectar los impactos negativos (existentes y potenciales) sobre los derechos humanos, ya que, a su juicio, para poder prevenir y corregir un problema, primero hay que detectarlo.

Excesiva deslocalización

También considera “arriesgado” que las marcas se centren en la relación contractual con un proveedor directo en lugar de analizar las vulneraciones existentes o potenciales más importantes de los derechos laborales y humanos en los países productores, y considera “problemático” que las empresas no sean capaces de detectar a los grupos más vulnerables, como migrantes y personas que trabajan en su domicilio, con el objetivo de darles la protección necesaria.

Se añade también que algunas marcas desconocen las empresas que integran las cadenas de subcontratación, y no saben qué curtidurías producen el cuero necesario para el calzado, y se critica, por último, que la mayoría de empresas no disponga de mecanismos independientes y eficaces para gestionar las denuncias de incumplimiento con los criterios sociales.

Respuesta industrial

Desde la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), han adelantado a Europa Press que el tema se está valorando desde Confederación Europea del Calzado, que presumiblemente lo debatirá en su próxima reunión, que tendrá lugar después del verano, para el mes de octubre.

En 2014, se produjeron un total de 24.000 millones de pares de zapatos. Ese mismo año, esta industria creció un 8%. El 88% de la producción mundial procede de Asia, con China como líder destacado (el 64,6% de los zapatos del mundo se fabrican en este país). En cuanto al consumo mundial, el mercado del continente europeo representa el 17%, lo que lo convierte en el segundo más importante.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Documentos en color muestran la Segunda Guerra Mundial de verdad

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Berlin Channel / YouTube

Muchas veces los inconcebibles horrores de la Segunda Guerra Mundial, su volumen global, la locura de un país entero y el atroz resultado hacen que todo parezca una ficción, una película. Los archivos multimedia de la contienda ayudan a este efecto. Aunque fuera la primera guerra que se documentaba con películas, la gran mayoría de ellas son en blanco y negro, de modo que al volver a verlo, se tiene la impresión de estar asistiendo a una superproducción, con sus grandes decorados, sus miles de extras, sus actores caracterizados como estrafalarios villanos.

Más allá de Discovery Channel

Pero está claro que no fue así. Más allá de los libros y los testimonios, las imágenes en color de la época nos transmiten con una fuerza brutal lo que ocurrió en aquellos años. No los documentales coloreados con esos apagados tonos pastel de Discovery Channel, sino auténticas imágenes y películas rodados en el primitivo sistema de impresión en color.

Hace unos días Mashable publicaba unas raras imágenes de Londres del periodo entre 1941 y 1945. Fotografías en el sistema Dufaycolor que muestran los estragos de la Luftwaffe sobre la capital británica y las celebraciones de la victoria, en las que resaltan, no solo por motivos cromáticos, las banderas soviéticas ondeando en las avenidas londinenses.

La destrucción de Alemania

En el bando contrario existen muchos documentos en vídeo. Hace unos meses se hizo viral un vídeo que mostraba el Berlín inmediatamente posterior a la contienda. Una ciudad en ruinas absolutas habitada por fantasmas de mirada perdida y amputados. El momento álgido era la visita de oficiales aliados a la Cancillería del Reich, con tomas del búnker en el que murió Hitler. Era solo uno de los vídeos que pueden verse en el canal Berlin Channel en YouTube.

Otro canal con documentos similares es Critical Past, en el que pueden reproducirse películas que muestran la destrucción de Colonia o un escalofriante clip que recoge los hornos crematorios de Dachau y los números tatuados en los brazos de sus prisioneros.

Spielberg y la mujer perdida

Y por supuesto, también destacan los documentos en color del importante Archivo de Películas y Vídeo de Steven Spielberg entre cuyos fondos se encuentra la conocida secuencia The Lost Woman en la que se ve a una mujer alemana residente en Checoslovaquia que huye en retirada mezclada con la Wehrmacht después de ser agredida por soldados del Ejército Rojo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El paseo -sostenible- de Jane

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: cubierta de 'El paseo de Jane'

Un paseo por Madrid inspirado por las enseñanzas y la actitud de la urbanista y activista Jane Jacobs, que este 2016 cumpliría 100 años. Fue en 2010 cuando se emprendió, a imagen y semejanza de experiencias similares en otras ciudades, con las de Toronto (Canadá) como pioneras, la iniciativa ‘El paseo de Jane’, organizada por varios colectivos, asociaciones vecinales y todas las personas que, individualmente, se han querido sumar a ella. Se trata de recorridos por barrios de Madrid donde se exploran sus calles y se piensa sobre ellas, y cada participante debe compartir con los demás lo que sepa de ellas y sus ideas.

Repensando los barrios de Madrid

Hasta ahora, la iniciativa recogía sus experiencias en su blog. Pero, con ocasión del centenario de Jacbos, el colectivo publica ahora, con la editorial Modernito Books, el libro colectivo El paseo de Jane, escrito a veinte manos e ilustrado por ocho artistas, para repasar estos años de caminatas y recopilando textos sobre la oportunidad de que los distintos barrios que han recorrido – de Lavapiés y Malasaña, a Carabanchel, Tetuán, Vallecas o la Cañada Real, así como enclaves de la perieria como Arganzuela- tengan la configuración que tienen.

En suma, se plantea que Madrid es una ciudad cercana, muy viva y querida por sus vecinos en muchos barrios, pero también muy afectada por la irracionalidad de los planes urbanísticos que se han sucedido en su territorio. El libro repasa someramente la evolución y la historia de los barrios a los que se refiere, y aborda cuestiones como el patrimonio, la vivienda o la gentrificación, y muestra cómo Madrid ha tenido que enfrentarse a la misma disyuntiva que denunció Jane Jacobs hace cincuenta años en relación con Estados Unidos: apostar por un urbanismo especulativo, planificado sin consultar a los vecinos, o por uno cercano e integrador, que cuente con la opinión y necesidades de la comunidad.

De ollas a presión a mercados infravalorados

En estas páginas se habla de esa olla a presión que supone la disparidad de tipos de vivienda de Lavapiés, desde infraviviendas a hostels; de la cantidad de espacios históricos y a menudo abandonados de Chamberí; el problema de la gentrificación; o los retos que afrontan los mercados madrileños, algunos recuperados con más fortuna que otros.

Jane Jacobs, considerada una de las teóricas más importantes del urbanismo, nos dejó un planteamiento de la vida en las grandes ciudades basado en construir las ciudades con la participación de quienes las habitan, una reivindicación en pos de humanizar las ciudades. Una de las mayores luchas de esta también activista fue evitar que se aprobara la construcción de la autopista Lower Manhattan Expressway, un proyecto de Robert Moses, partidario de priorizar la circulación del tráfico en la planificación urbana, para unir los ríos Este y Hudson en Nueva York. La propuesta pasaba por demoler  barrios históricos y desplazar a unos 10.000 trabajadores. Este episodio de la vida de Jacobs se refleja en el documental Jane Jacobs vs Robert Moses: la pelea urbana del siglo, que puede verse aquí.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Snapchat marca el momento en el que te haces viejo

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Adam Przezdziek

Cada generación tiene su propia cuña para agrandar la brecha con la anterior. Si desde los años cincuenta esa herramienta había sido la música, la ropa y el pelo, en los tiempos que corren tenía que ser la tecnología. Primero fueron los youtubers y su inaprensible sentido del humor para mayores de 30 años; ahora es una aplicación social para móviles llamada Snapchat.

Caduca a las 24 horas

Snapchat subvierte todas las normas que se tenían por lógicas para las redes sociales. Básicamente es una app que permite al usuario compartir imágenes y vídeos con sus amigos, pero estos contenidos desaparecen completamente a las 24 horas. Además su uso más extendido es el de enviar estas fotos o vídeos de manera privada. Quizá estos dos factores sean parte de su éxito, si se tiene en cuenta que los post antiguos en redes sociales y las fotos comprometedoras se han convertido en dos factores problemáticos para los usuarios, basta preguntar a algunos políticos españoles para comprobarlo.

Cosa de millenials

Otra razón de su extensión es la adopción como red favorita por los millenians, aquellos nativos digitales que conciben el móvil como una extensión de su personalidad. Los usuarios empiezan a usar la aplicación a los 13 años y el 75 por ciento de sus usuarios son menores de 25 años. Desde su aparición en 2011, Snapchat fue creciendo poco a poco hasta experimentar un ascenso exponencial en el último año, en el que ha alcanzado los 150 millones de usuarios activos diarios, lo que ha hecho que supere a otras plataformas sociales como Twitter, y que se publiquen más de 400 snaps diarios.

Su opción estrella es la de añadir filtros a los selfies, de manera que el usuario puede aparecer como un perrito, un zombie, coronado de flores o el popular faceswap, es decir, intercambiar su cara con la de un amigo. Además estos filtros se renuevan constantemente.

Por encima de 40 te explota la cabeza

Aunque sus funcionalidades son muy sencillas, el uso presenta cierta complejidad. Quizá sea esto lo que hace que los usuarios de más edad tengan problemas con Snapchat. Una reciente viñeta en The New Yorker lo describía con su habitual sarcasmo. Tres policías analizaban el cuerpo inerte de un hombre al que le ha explotado la cabeza con el móvil en la mano. El dictamen era claro: “Otro mayor de 40 años intentando usar Snapchat”.

 

Foto: Olja Antic
Foto: Olja Antic
Foto: Oakley Foxtrot
Foto: Oakley Foxtrot
Foto: SurFeRGiRL30
Foto: SurFeRGiRL30

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias