Aunque no lo creas, la paz está venciendo

Bueno, primero una aclaración. La noticia no es el avión que aterriza con normalidad. Desgraciadamente, la noticia es el avión que tiene problemas. Así...

‘Making a murderer’, la serie documental sobre la construcción de un asesino, tendrá segunda temporada

mailto  facebook  twitter  google+

Making a Murderer es una de las mejores y más sorprendentes series de los últimos tiempos, respaldada por un éxito mundial y seis nominaciones a los Emmy, incluida la candidatura a mejor documental. Es, sin duda, una de las mejores cosas que nos ha ofrecido Netflix desde su aterrizaje en España.

La primera temporada consta de en torno a una decena de capítulos que documenta la devastadora historia de Steven Avery, un vecino del Condado de Manitowoc (Wisconsin) que pasó 18 años en la cárcel por un asesinato que no había cometido. Aborda el proceso por el que el reo primero sale exonerado, gracias a los avances científicos en las pruebas de ADN, luego participa en la elaboración de una ley con su nombre para preservara la ciudadanía de las condenas injustas, y por último vuelve a ser acusado de un crimen y encarcelado, y ha de pelear durante años con un equipo legal para demostrar su inocencia y la de su sobrino adolescente y con bajo nivel intelectual, al que también se implica en la trama. La acusación se revela cada vez menos fundada y más adornada con visos de corrupción policial.

Diez años de trabajo, dos directoras noveles

Pues bien, parece que la extraordinaria habilidad para crear tensión narrativa de sus dos directoras, que arrancaron con este monumental proyecto de diez años como trabajo de fin de carrera -y a su fin, el mismísimo George Clooney se puso a sus pies para producirles otro trabajo-,  se invertirá en una segunda temporada de la serie, según ha anunciado Netflix.

«Nos sentimos extremadamente agradecidas por la respuesta y el apoyo a la serie. El interés de los espectadores ha asegurado que esta historia no acabe aquí, y nuestro compromiso está en continuar documentando los hechos según estos se vayan descubriendo», declararon Laura Ricciardi y Moira Demos, las codirectoras, a Variety.

En esta segunda entrega, se mostrará la llegada de una nueva coabogada de Avery, Kathleen Zellner, que, junto al resto de la defensa, continuará poniendo en entredicho el sistema judicial estadounidense. Todavía no hay fecha de estreno, pero parece que tendremos que esperar a diciembre de este año.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Salva a los animales del matadero al ritmo de The Smiths

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Charlie Llewellin

The Smiths fue un grupo adelantado a su tiempo. En lo musical impusieron un estilo y unas formas que, con ligeras modificaciones, han constituido el esqueleto sobre el que ha edificado el britpop posterior. Pero más allá de eso, su carácter visionario reside sobre todo en las letras del controvertido Steven Morrissey.

La carne es asesinato

Ya en 1985 la banda lanzó Meat Is Murder, uno de sus mejores trabajos y prácticamente un disco conceptual en defensa de los animales y una proclama en la canción que daba título al álbum en contra del consumo de carne y pescado, algo de moda hoy en día, pero marciano en su época. Este ha sido un de los vectores que ha conducido la carrera artística de Morrissey hasta el más o menos esperpéntico The Bullfighter Dies de su último disco.

Un videojuego

Ahora los Smiths vuelven de la mano de la organización animalista PETA. Que nadie se alarme, vuelven solo como videojuego, nada de esa reunión tan deseada y postergada. El juego se llama The Beautiful Creature Must Die y consiste en evitar que pollos y terneros acaben en el matadero.

Como no podía ser de otra manera, el juego tiene todo el aspecto de aquellos primeros entretenimientos digitales de los ochenta en los que los píxeles y la imaginación, a partes iguales, construían los universos del pasatiempo. Un juego arcade de 8 bits que causará más de un déjà-vu. Como banda sonora, una versión midi, lógicamente, del éxito de los Smiths.

Mejor que Pokémon Go

En el lanzamiento, Morrissey hizo gala de su verborrea mítica asegurando que “el juego pertenece a una cruzada global en la que nosotros protegemos a los débiles y a los necesitados frente a la agresión humana. Algo que no puedes hacer con Pokémon Go”. Y se quedó tan ancho.

En cualquier caso, como buen juego de los ochenta, tiene un importante componente adictivo. Vosotros mismos podéis comprobarlo:

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Cuatro de cada diez presas de los grandes carnívoros, amenazadas por actividades humanas

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Free images

Casi la mitad: cuatro de cada 10 presas de los grandes carnívoros del planeta están amenazadas por actividades humanas como la caza, la agricultura y la deforestación. La amenaza altera hasta tal punto la cadena alimenticia natural que hace que también esté en riesgo la supervivencia de los depredadores, por falta de sustento.

Es un dato que se desprende de un estudio publicado este miércoles en la revista Royal Society Open Science, que firman Christopher Wolf y William J. Ripple, profesores de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos).

11 grandes carnívoros en peligro de extinción

El estudio analiza 494 especies de presa, de ratones a búfalos, que constituyen alimento de 17 grandes carnívoros de más de 15 kilos, cuyas dietas, en un 70%, están basadas en la carne: la pantera nebulosa de Borneo, el tigre, el dole o perro salvaje asiático, el lobo etíope, el leopardo, el puma, el leopardo de las nieves, el lobo, el jaguar, el león, el lince eurasiático, el guepardo, la hiena moteada, el dingo, el licaón o perro salvaje africano y el lobo rojo.

Un 40% de las presas aparecen en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), lo que supone que 11 grandes carnívoros estén catalogados con alguna categoría de riesgo de extinción, y que las poblaciones de todos ellos salvo dos (el lobo y el lince eurasiático) se encuentren en declive.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Rocking Wheels – La cuenta que deberías seguir en Instagram

mailto  facebook  twitter  google+

Mara Zabala le pone cara, foto y vídeo a la vida desde un punto de vista muy original. Si hoy no tienes nada mejor que hacer, entra en su cuenta y mira las cosas que publica. Deberías seguir su actividad. ¡Todo un ejemplo!

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Tus fotos en la playa están contaminando el planeta

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: YouTube

Todos tenemos una cuenta de mail antigua que ya no usamos, pero que sigue activa recibiendo cada día varios mails de spam. Todos nos hemos dado de alta en alguna red social emergente y al final hemos abandonado esa cuenta porque la red era un rollo y ya tenemos bastantes perfiles. Perfiles que sí usamos y en los que acumulamos cientos, miles de fotos y de post desde hace años. Parece que no importa, que esas cuentas y esos contenidos abandonados no hacen daño a nadie. Pero no es así.

Datos inútiles que contaminan

Una vez más, nuestro comportamiento tiene unas repercusiones con el medio ambiente que no somos capaces de calcular, pero eso no nos exime de nuestra responsabilidad. Porque los datos que cada día se acumulan en esa nube virtual alimentada por nuestra actividad digital necesitan un espacio real, físico, en el que almacenarse. Y esos servidores son ávidos consumidores de energía tanto para funcionar como, sobre todo, para refrigerarse.

30 centrales nucleares

Los datos, los auténticos, no los compuestos por bits, son alarmantes. Las “granjas” de servidores necesitan anualmente 30.000 millones de vatios para funcionar. El equivalente a la energía generada por 30 centrales nucleares. En la meca del asunto, Silicon Valley, los centros de almacenamiento de datos aparecen como unos de los responsables de la contaminación ambiental. Y no es para menos, porque uno solo de estos centros puede necesitar más potencia que una ciudad de tamaño medio. Y todo esto para guardar fotos de tus pies en la playa y vídeos de gatitos.

Borra tus datos

The Big Data Takedown es una iniciativa que busca llamar la atención sobre este aspecto en el que nadie parece pensar. Si el 80% de la gente que acumula datos en la nube no necesita el 80% de esa información, ¿por qué seguir almacenándola? Porque las viejas cuentas de MySpace, de Google+ o de Hotmail están dañando al medio ambiente.

Esta iniciativa pone muy fácil al usuario aportar su granito de arena. Bastan con entrar en la web, seleccionar las cuentas de las redes sociales y servicios de mail que ya no usamos. El sistema nos dirá el impacto que la información inútil que acumulamos tiene sobre el medio ambiente. Y después del susto, nos permite ponerle remedio, eliminando, en la misma página, los perfiles y el contenido, liberando ese espacio en los servidores para que necesiten menos energía. Y para hacernos sentir todavía mejor, nos acaba informando de cómo hemos reducido nuestros huella medioambiental gracias al borrado de datos.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias