‘Star Wars: Los últimos Jedi’: cuando la saga gira a los millennials

Hay mucha más creatividad y sello personal en Star Wars: El despertar de la fuerza, Star Wars: Los últimos Jedi, escrita y dirigida por...

Huercasa, country en mitad del campo y en familia

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Ryan Bingham

Tercera edición de Huercasa, el festival español de música country que se celebra en mitad de la naturaleza segoviana, en Riaza, y lleva el nombre de una marca de maíz. Este año, estrenando su banda propia, la Huercasa Country Festival All-Stars Band, que conforman Jeff Spinoza (Red House), Juan Carlos Esteban (The Widow Makers) y Francisco Simon (Red House), y se ha creado ex profeso para un concierto especial. Y, además, con cinco de las seis bandas en cartel tocando en exclusiva para el festival.

En los dos días que dura el certamen, el 8 y el 9 de julio, desde Oklahoma llegan los Turnpike Troubadours, por primera vez en España. También tendremos aquí a The Mavericks, una mítica banda liderada por Raúl Malo que vienen a España para tocar únicamente en este festival.

Juego de niños

El carácter familiar de esta cita musical la lleva a desplegarse por el campo de fútbol municipal Las Delicias de Riaza, la Plaza Mayor o la Campa del Rasero, donde se ha organizado una zona de recreo infantil.

Completan el cartel musical la cantautora canadiense Whitney Rose y Ryan Bingham ganador de un Oscar, un Globo de Oro y un Grammy en 2010 por The Weary Kind.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Es necesario usar el Dentífrico para limpiarse bien los dientes?

mailto  facebook  twitter  google+

La respuesta corta es: No.

Así de fácil. La pasta de dientes no es jabón. Los dientes no se limpian como la ropa. Los dientes se limpian como si limpiáramos un cuchillo que acabamos de usar para untar mantequilla o mermelada. Pero no se trata de ropa sucia en la que tenemos que disolver manchas. Los dientes son como un vaso de porcelana, un plato de loza, un cuchillo… son una superficie a la que se pegan cosas, pero que solo frotando con un estropajo podemos eliminar. Incluso sin agua podemos limpiarnos bien los dientes.

La pasta de dientes nos puede dar buen sabor, ayudar a reducir la sensibilidad u otros factores, pero a limpiarnos los dientes, la respuesta breve es NO.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

La realidad virtual ha vuelto (para quedarse)

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: YouTube

En 1992, la película ‘El cortador de césped’ popularizaba un concepto tecnológico que parecía iba a cambiar la vida de los seres humanos: la realidad virtual. A través de imágenes sintéticas podría transportarnos a otros lugares e incluso hacernos sentir sensaciones y emociones creadas artificialmente. Pero sin embargo, aquella explosión quedó en nada y durante dos décadas la realidad virtual quedó relegada, como otra de esas promesas de la tecnología que mueren encerradas en el cine.

Esta vez es de verdad

Hasta ahora. La realidad virtual ha vuelto con fuerza y parece que esta vez es de verdad. En su apoyo han venido diferentes elementos que, ahora sí, la hacen posible. El primero de ellos son los teléfonos móviles inteligentes. Este dispositivo permite, por un lado, tener una pantalla personal en la que poder proyectar este sistema. Y por otro, aporta un giroscopio que reconoce la posición del usuario sirviéndole la imagen que corresponde con esa ubicación y moviendo la película al compás de los gestos de la persona.

En segundo lugar están las cámaras que permiten grabar o fotografiar en 360 grados, creando universos envolventes y ultrarrealistas que se pueden proyectar en los teléfonos móviles o el los ordenadores.

Un golpe de suerte

Pero el salto más importante para lograr la inmersión completa en esta realidad virtual, lo dio Palmer Luckey al crear el casco Oculus Rift. Se trata de un dispositivo provisto de giroscopio, pantalla LCD y un software que permite proyectar imágenes y vídeos de 360 grados y reconoce hasta los más leves movimientos de la persona que lo porta.

Foto: Dcoetzee
Foto: Dcoetzee

De expedición con Google

Una vez completado el cuadro de hardware tecnológico, llega el momento del contenido. Lo que en un principio parecía destinado a videojuegos o experiencias recreativas, se ha revelado muy pronto como una potente herramienta en diversos campos, como por ejemplo la enseñanza, como demuestra la iniciativa de Google Expeditions. Google Expeditions se compone de una tablet, una serie de gafas de cartón cada una con un móvil y un software que une estos dispositivos. Cada uno de los alumnos de una misma clase se coloca las gafas con móviles y el profesor controla desde la tablet un viaje fantástico que teletransporta a los estudiantes a la Muralla China, a las ruinas mayas o al fondo del mar por ejemplo.

El salto mágico

Es precisamente Google, junto con otro grupo de empresa tecnológicas y de entretenimiento quien está haciendo la apuesta más fuerte en el campo de la realidad virtual. Se trata de superar la barrera que suponen engorrosos elementos como las gafas o los trajes con sensores, para crear universos de realidad virtual que puedan ser percibidos sin necesidad de un elemento intermedio. El proyecto, bautizado Magic Leap, se mantiene rodeado de misterio, aunque parece estar basado en unos dispositivos llamados chips fotónicos, Chip semitransparentes de cristal con recubrimientos a escala infinitesimal en los que se proyectan las imágenes. De esta manera se crea una “realidad mixta”. Es decir, mientras que la realidad virtual no permite interactuar con la realidad a secas, recordemos que el usuario lleva unas aparatosas gafas y unos gruesos guantes, Magic Leap permite proyectar imágenes sintéticas sobre la visión de cada persona, pudiendo añadir velocímetros a las nubes, procesos médicos en los quirófanos, trayectorias óptimas en los transportes, etc. Al menos esa es la idea, porque el cómo se va a hacer sigue siendo una incógnita, más allá de algunos datos y denominaciones tecnológicas confusas e inaprensibles para la mayoría. Una vez más, habrá que esperar, aunque con toda seguridad no serán dos décadas como la última vez.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Recargar el coche eléctrico en casa y de noche, lo más barato

mailto  facebook  twitter  google+

Recargar el coche eléctrico en casa y con la tarifa nocturna. Esta es la opción económicamente más rentable para los usuarios de los vehículos de esta naturaleza, de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de Tecnalia y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Carlos Madina, Inmaculada Zamora y Eduardo Zabala son los tres especialistas que han realizado esta evaluación, cuyo informe se titula “Methodology for assessing electric vehicle charging infrastructure business models” (Metodología para la evaluación de los modelos de negocio de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos) y se ha publicado en la revista Energy Policy.

Ha motivado el estudio el incremento en el uso del vehículo eléctrico (aunque en España apenas representa el 0,3 % del total de los turismos vendidos en 2015, mientras que en Holanda su cuota del mercado es del 9,6 %, y en Noruega, del 23 %,), sobre las ventajas de recargar el vehículo eléctrico en dos modalidades, carga lenta y rápida, y en tres emplazamientos cada una: la casa del usuario en el caso de la lenta, y las electrolineras los centros comerciales y los aparcamientos urbanos en el caso de la rápida.

El mejor precio, en casa

Los investigadores de Tecnalia y la UPV/EHU deducen que el mejor precio se conseguirá conectando el vehículo por la noche en casa, aprovechando las tarifas nocturnas. Esto sumado, por supuesto, a la comodidad que supone hacerlo en casa. Por su parte, la recarga en autopistas permitiría aumentar la autonomía del coche en muy poco tiempo (menos de media hora), con lo cual se podrían realizar trayectos más largos que los 100-150 kilómetros de autonomía que tiene actualmente un vehículo eléctrico convencional. Eso sí, es más cara tanto para el usuario como para el propietario del poste, pues el precio que pagaría el cliente dependería del uso de la infraestructura de recarga. Hablamos de unos 10 euros por cargar el vehículo para hacer 100 kilómetros.

La carga en puntos de interés como centros comerciales o aparcamientos urbanos, según la investigación, permite aumentar la autonomía del coche a precios más bajos. Unos 5 euros darían para unos 70 kilómetros de autonomía, en unas dos horas.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El macho de la mantis religiosa es un padrazo póstumo

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Apple 2000

Si hay un ser vilipendiado dentro del reino animal sin duda es el macho de la mantis religiosa. No solo es que casi siempre acabe devorado por la hembra durante la cópula, es que encima se le culpa de perder, literalmente, la cabeza por el sexo, extendiendo al pobre bicho lo que es un comportamiento humano.

Una investigación real

Pero esta es una interpretación errónea como un grupo de científicos de la Royal Society del Reino Unido se han encargado de demostrar. Los expertos buscaban desentrañar el por qué de este sacrificio de los machos de mantis con argumentos científicos y no de barra de bar. El resultado es sorprendente y lógico al mismo tiempo: los machos de las mantis se dejan devorar por sus parejas para que estas desarrollen un mayor número de huevos, y con más posibilidades de eclosionar con éxito, aportando, además de su código genético, aminoácidos esenciales y proteínas al desarrollo de las futuras crías.

Machos gamma

En la investigación, los entomólogos seleccionaron unos buenos ejemplares y les inyectaron un compuesto radioactivo. Después les juntaron con hembras de la especie y dejaron que se aparearan. Justo en el momento en el que parecía que la hembra se disponía a cumplir con el ritual que le marca su instinto, los científicos salvaron a la mitad de los machos y dejaron que la naturaleza siguiera su curso en el caso de la otra mitad.

Más huevos

Después analizaron las puestas y encontraron en ellas las proteínas cargadas con los iones radioactivos que habían inyectado a los machos. Y además, que las ootecas de las hembras caníbales presentaban un porcentaje superior al 50 por ciento más de huevos que las de sus compañeras que no pudieron deglutir a sus parejas.

Pero eso no es todo. Un macho devorado garantiza que más futuras mantis lleven su código genético en el mismo apareamiento… pero no puede volverse a aparear. La explicación de los científicos es que los machos se dejan devorar cuando el acceso a hembras es restringido y de este modo optimizan el afortunado encuentro. Cuando los machos disponen de hembras en abundancia, prefieren zafarse de sus parejas a tiempo y el canibalismo baja hasta entre el 13 y el 28 por ciento de los casos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias