El estado de California contra las petroleras

Lo de tirar de demandas y de abogados parece un lugar común en Estados Unidos. Así que en realidad, parece que mucho se ha...

Una gran batalla de agua une a Palma de Mallorca

mailto  facebook  twitter  google+

©Roberto J. León

Metralletas cargadas y granadas listas. Nos vamos a la batalla.

Estamos en Palma de Mallorca. Es el primer domingo de septiembre y se libra una importantísima contienda. Hay dos bandos: Canamunt y Canavall. Escoge sabiamente, aunque, te advierto: ninguno saldrá impune. Los tambores que anuncian la guerra ya redoblan y las banderías se inflan de valor. Gritos sobre gloria y victoria. Recargamos: Empieza una batalla de agua épica.

La historia mallorquina convertida en una divertida fiesta

Por segundo año consecutivo, los jóvenes llonguets (como se autodemoninan los de Palma) participan en la reconstrucción en clave de humor de uno de los episodios históricos más turbulentos de la historia de la ciudad. De raíces shakespearianas, allá por el siglo XVI empezó una importantísima escaramuza entre las dos mitades de la ciudad, Canamunt y Canavall (Casa Arriba y Casa Abajo), que se prolongó durante más de un siglo. Huelga decir que la violencia fue ejercida ampliamente. Hoy, siglos más tarde, desde el colectivo palmesano Orgull Llonguet se recupera la Historia para convertirla en una fiesta popular nutrida por el orgullo de pertenecer a Palma.

¿Falta fiesta? Pues nos la montamos nosotros

Todo surgió de la falta de sentimiento de colectividad que sentían los jóvenes de Palma. Así como en los pueblos de la isla de Mallorca las fiestas patronales son sinónimo de hermandad, en la capital faltaba esa ilusión de celebrar el orgullo de pertenecer a ella. En parte, podemos buscar las causas en el turismo, que sumerge a la ciudad en una vorágine en la que el palmesano es apartado a un lado, y también en la mala gestión de las fiestas y las actividades que se realizaban.

Pero llegaron los de Orgull Llonguet, muy comprometidos con la juventud y las fiestas por y para ella, y consiguieron recuperar el sentimiento de orgullo de una manera muy simple: luchar por la ciudad (nuestra ciudad). Efectivo y divertido. Así es como se reúnen cerca de un millar de personas de todas las edades a defender su bando en una batalla donde el imaginario guerrillero es sorprendente: Bazokas con botellas de agua, catapultas a base de embudos y gomas, bombas que son globos de agua, etc.

Y todo acaba con la muerte de un juez (hecho verídico) que al día siguiente, para concluir las fiestas, los propios combatientes entierran en acto de sátira (pues ellos mismos lo mataron) y brindan a su salud con la pócima mágica que el juez dejó en herencia. Dicen las malas lenguas que se trata de un chupito de Jaggermaister, pero no está bien perturbar a los plañideros con minucias, así que dejaremos que se lo tomen a gusto.

 

El orgullo llonguet se instala (esperemos) para muchos años

Y así es como se reactiva la cultura popular de una ciudad: con ganas de pasárselo muy bien. Poco a poco los palmesanos dejan atrás este gentilicio para adentrarse en el orgullo de ser llonguets y se crean tradiciones año tras año en la que se respeta la historia de la ciudad y se llena a los ciudadanos de orgullo e ilusión.

La moraleja es que sí, otras fiestas populares son posibles. Sí, se puede cambiar el mundo. En este caso, en que las fiestas populares son del pueblo, el propio pueblo ha decidido cómo celebrarlas. Esperemos que muchos se puedan contagiar de estas ideas fantásticas que se están desarrollando en Palma de Mallorca y que la fiesta de Canamunt y Canavall acabe consolidándose como tradición.

Larga vida a las iniciativas jóvenes y llenas de ilusión.

 

P.D: Si en las fotos notáis más presencia de Canavall… Es porque una servidora supo escoger bien de bando.

Fotos cortesía de Roberto J. León. Más en su blog Lux in Arcam.

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Excedente de consumidores

mailto  facebook  twitter  google+

Puede ser que esta frase te suene un poco rara. Sobre todo teniendo en mente esta idea que nos rodea constantemente de que hay crisis, de que la gente quiere ahorrar, pagar poco, etc…

Pero la realidad es que nadie sabe bien cuanto está dispuesto a pagar un cliente por un producto hasta que se lo vendes.

Es decir, un kilo de manzanas ¿cuánto vale? Vale lo que cada uno está dispuesto a pagar por ello.

Una familia que vive en el campo junto al agricultor, puede ser que esté dispuesta a pagar 50 céntimos por ese kilo de manzanas. Un persona que no tiene ni tiempo para ir a hacer la compra, puede ser que esté dispuesta a pagar 3 euros por ese kilo si se lo llevan a su casa. Si estás de viaje por África, un kilo de manzanas puede ser que sea lo que más necesitas y 10 euros por ese kilo sea hasta barato.

Eso es lo que se llama “excedente del consumidor”.

Tú produces un bien. Cualquier cosa. Eres abogado, contable, diseñador, creativo, carpintero… tu bien tiene un coste objetivo. Hacer una puerta, puede costar 10 euros. La materia prima, tus horas de trabajo… esos pueden ser costes objetivos. Ahora, esa puerta puede valer dependiendo de la casa 100, 1.000 o 10.000.

Lo mismo ocurre con un abogado. La hora de un abogado tiene un precio objetivo. Ese precio puede ser 50, 100 euros a la hora. Pero no es lo mismo tener un divorcio amistoso a resolver que tener que ayudar a alguien que es inocente en un caso de asesinato.

Siempre hay un precio objetivo y el precio que un consumidor está dispuesto a pagar por un bien.

¿Cómo se puede determinar el precio de un producto antes de que alguien pague por ello?

La realidad es que no se puede. La teoría dice que la tecnología nos puede permitir ese tipo de diseño, pero la realidad es más tozuda. Un usuario ante un precio que cambia siente desconfianza. La gente suele querer referentes claros. Por eso los gobiernos se encargan de regular precios en sectores clave como el agua, alimentos, educación, carreteras, vivienda (con la oferta pública), etc.

De esta forma la especulación que está dentro del concepto del “excendete del consumidor” no hace que todo se convierta en una caza por el dinero que potencialmente alguien está dispuesto a pagar por algo.

¿Qué ocurre en los sectores no regulados y la competencia?

Aquí vamos a casos como Uber o Airbnb. Cuando Uber llegó a España hubo mucho revuelo con los taxis porque se sentían amenazados. Realmente no es una amenaza al taxista. Si el taxista pudiera competir con las mismas armas, sería una guerra de igual a igual. El problema es que el taxista está en una jaula de oro (la regulación pública). No puede competir, pero tiene un espacio en el mercado sólo para ellos.

Uber entra en el mercado y dice que se puede hacer mejor. Viajes más baratos en coche. Realmente se habla mucho del daño que se hace, pero no se habla tanto del beneficio que se pierde. El taxi es caro. Uber es más barato. En este caso estaríamos hablando de la capacidad de generar beneficio para todos los ciudadanos que usan el taxi. También deberíamos hablar del beneficio para el medio ambiente, movilidad, etc… Uber quiere hacer que el transporte sea tan barato que no te merezca la pena comprar un coche.

Un estudio estima que el beneficio generado para los consumidores con Uber en Estados Unidos ha sido de unos 7.000 millones. Esto quiere decir que había un excedente en el lado del consumidor para el transporte que no se estaba aprovechando correctamente. La gente está dispuesta a pagar mucho por un viaje y lo hace con un Taxi. Uber sabe que se puede hacer más barato y que la gente va a ser más consumidora de este servicio a un mejor precio. Es decir, los Taxis por su regulación bloquean una oportunidad de negocio enorme. Uber quiere desbloquear este mercado, pero la propia regulación lo impide.

Podríamos decir que la administración ni permite mejorar el servicio a los ciudadanos, ni permite que se desarrolle más un sector profesional que podría dar más empleo e impuestos.

En el caso de AirBNB igualmente tenemos unos reguladores (la administración) que por miedo a perder el control de un mercado (los hoteles) no permiten que una nueva forma de ofrecer residencias turísticas florezca. Se puede entender la necesidad de regularizar el pago, impuestos, seguros, pero no penalizar o dar caza a los emprendedores.

Igualmente en este caso, estamos ante una situación que podría mejorar la capacidad de las ciudades de captar turistas, reducir el coste de la habitación y permitir que ese dinero vaya a restaurantes, bares, tiendas…

Muchas veces vemos el lado amenazante de la disrupción, pero igualmente se debe valorar el lado positivo

La disrupción del emprendedor (dos conceptos que van unidos) siempre es una amenaza para el sector establecido. En el sector del derecho se habla de que se pueden automatizar hasta 100.000 empleos. ¿Es esto malo? Depende de si eres un abogado, un potencial cliente de un abogado o un regulador.

Desbloquear un sector de actividad pudiendo amplificar su repercusión en la sociedad siempre debería ser una prioridad para los gobiernos. La economía colaborativa igualmente debería ser una prioridad para los gobiernos. A nadie beneficia un sistema inmóvil dominado por una oligarquía. Sean taxistas, notarios, banqueros. Los mercados y sectores deben ser abiertos y estar accesibles a que la innovación sea un factor que aporte transparencia, accesibilidad y un beneficio para la mayoría.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ranking

Cinco formas de Viajar en el Tiempo

mailto  facebook  twitter  google+
01

Hay algunas puertas que, como en El Ministerio del Tiempo, te hacen viajar al pasado viviendo una experiencia tan real que sentirás que por un momento, a veces unas horas, has estado en otra época. Algunas son recreaciones, pero otras son los restos del naufragio que la modernidad ha respetado, quién sabe también por cuanto tiempo. Te presentamos aquí cinco de las puertas para viajar a otras épocas en la Península Ibérica.

 

HERRERÍA DE COMPLUDO

Todo el Camino de Santiago es en sí mismo un recorrido atemporal en el que puedes sentir lo mismo que los millones de peregrinos que lo han transitado a lo largo de los siglos y, en muchos tramos, disfrutar prácticamente de las mismas vistas que ellos en valles y llanuras. En El Bierzo, si te desvías un poco o vas directamente en coche a disfrutarlo, se puede visitar una antigua fragua en activo con las mismas técnicas y herramientas que en la Edad Media, un martillo pilón accionado por un molino hidráulico tal y como ya lo hacían los romanos. Verla en acción forjando hierro es como mirar por un agujero o volver al pasado en una misión del Ministerio del Tiempo.
Aprovechando el viaje, puedes disfrutar de otras visitas a lugares anclados en la Historia cercanos: desde el propio pueblín de Compludo, un poco más adelante donde acaba la carretera (preciosa arquitectura popular) hasta la Cruz Ferrata del Camino, con su montaña de piedras depositadas desde hace siglos o las minas romanas de Las Médulas.

Lugar: Compludo, a 21 kms de Ponferrada. El Bierzo, León (España)
Ubicación en Google Maps.
WEB: Turismo de León.

 

Crédito Imagen: Miguel Checa Min_Master (Flickr)

02

FERIA MEDIEVAL DE ÓBIDOS

Los mercados medievales se han puesto de moda y es raro que no se celebre uno cerca de tu casa. Muchos no son más que mercadillos con puestos de artesanos, ligeramente decorados, con más intención que acierto. Cuando se celebran en pueblos que conservan la arquitectura medieval, son más creíbles. Y si se celebran en Óbidos, intramuros del castillo y con la condición de que los visitantes se vistan con atuendos de la época, entonces, es otro nivel.
Durante varias semanas de julio y agosto, la ciudad que ama los libros y cuenta con el primer Parador Nacional de Turismo de Portugal en su rehabilitado castillo, vuelve a otro siglo con sólo traspasar la puerta del recinto. El truco: los propios asistentes. Hay que comprar entrada para acceder, pero si entras vestido con ropajes medievales la entrada tiene un gran descuento, y como de lo que se trata es de que la experiencia sea real, en taquilla te alquilan el disfraz que prefieras, de cortesano, dama, templario, juglar o clérigo… al final pagas lo mismo, pero no es lo mismo. Los puestos de artesanía, las barbacoas con puercos ensartados dando vueltas, los espectáculos callejeros y los shows te trasladarán a un tiempo de cuento que te aislará de la rutina con las increíbles vistas de la puesta del sol desde la muralla.

Lugar: Óbidos, Portugal.
WEB: Mercado Medieval Óbidos.
Ubicación: Google Maps.

03

FIN DE SEMANA DUCAL

Avanzando en el Tiempo Histórico un poco, podemos llegar al Siglo de Oro y conocer a un personaje tan fascinante como la Princesa de Éboli, casi en persona. Y es que en la la Villa Ducal de Pastrana, donde Ana de la Cerda acabó sus días confinada dando lugar a la leyenda del “Balcón de la Hora” al que se asomaba cada día, recrea su época el primer fin de semana de cada mes. Un grupo de actores aficionados locales pertenecientes a una asociación que lucha por promocionar su pueblo, ofrecen estas visitas guiadas teatralizadas en el palacio restaurado hace pocos años por la Universidad de Alcalá para sus cursos de verano. Toda la villa se conserva como cuando sus calles veían pasar a ilustres vecinas como la Princesa o Santa Teresa de Jesús, así que una vez terminada la experiencia, el viaje al pasado continua.
Lugar: Pastrana. La Alcarria. Guadalajara. Castilla-La Mancha (España)
Web:  Ayuntamiento de Pastrana.
Ubicación: en Google Maps.

04

ANDÉN CERO

Viajar en el Tiempo atravesando una puerta subterránea como los funcionarios de la serie, es lo que harás si visitas el Andén 0 del Metro de Madrid. Una antigua estación del suburbano —Chamberí— que por estar demasiado cerca de otras dos se decidió cerrar y, como no le encontraron otra utilidad, ha permanecido tal y como era desde hace décadas. Sin el desgaste por el uso no necesitó nunca ser remodelada y se conserva con sus pareces de azulejos, su mobiliario vintage, sus anuncios publicitarios de la época y el diseño general del genial Antonio Palacios, arquitecto que dio personalidad a Madrid desde el palacio de la Cibeles al Círculo de Bellas Artes. Si los visitantes viajan al pasado, los viajeros de los trenes que pasan sin detenerse y tienen la suerte de coincidir con la estación iluminada, pensarán que están viendo fantasmas.

Ubicación: Plaza de Chamberí. Madrid. España.
Web: Metro de Madrid.
Ubicación: en Google Maps.

 

Crédito Imagen: De Museo8bits.com – Wikimedia, CC BY-SA 3.0

05

TREN BILBAO-LEÓN
Y para cerrar esta guía de Viajes en el Tiempo, una experiencia que será imposible de olvidar. Viajar en ferrocarril de vía estrecha desde Bilbao a León en algo más de 8 horas, recorriendo los bosques de Euskadi, los valles pasiegos en las Merindades burgalesas y los páramos y pantanos palentinos hasta llegar a una de las ciudades más apegadas al pasado como es León, con su catedral famosa por las vidrieras, esa “capilla sixtina del románico” que es el Panteón de San Isidoro o su Barrio Húmedo donde el aperitivo es milenario. Por supuesto, también puedes hacer el recorrido inverso, pero ten en cuenta que al ser una vía estrecha de un solo sentido, y durar ocho horas el trayecto, no podrás volver en el día y harás noche al final del camino. Sólo hay un tren de ida y otro de vuelta. Aunque dormir en León o Bilbao no son precisamente malas experiencias. La vía utilizada por modernos automotores diesel (que el trazado impide recorrer a una velocidad mayor de lo que podría la máquina) es la misma que los mineros utilizaban para llevar el carbón de La Robla, de las minas leonesas y campurrianas, hasta los altos hornos. Y como el mini tren no tiene cafetería, tendrás que revivir aquellos tiempos abriendo un bocadillo a mitad del camino. Un camino —el más largo de vía estrecha de Europa— que atraviesa aldeas, puentes, túneles y pasos a nivel a un ritmo que permite saludar con la mano a los niños que, en sus bicis, esperan el paso cada día como único aliciente del verano.

Ubicación: Bilbao (Euskadi) a León (Castilla y León), España.
Web: Renfe Feve.

 

Existe una versión de lujo para este trayecto, en un tren hotel. Aunque no es lo mismo, puedes ver la información en la web de Renfe: Expreso de la Robla.

‘El viaje de Unai’, la naturaleza a los ojos de un niño

mailto  facebook  twitter  google+

Fotograma 'El viaje de Unai'

 

Andoni Canela es fotógrafo de National Geographic, ha publica libros sobre animales como lobos, linces, águilas y osos. Y de uno de ellos, titulado La llamada del puma, ahora nos presenta un documental, El viaje de Unai, que recoge los 15 meses en los que recorrió, con su mujer y sus dos hijos y en un viaje de más de 100.000 km (63.000 km por aire, 36.000 km por tierra y 3.000 km por agua), diferentes continentes, con el objetivo de retratar la vida de un animal en cada uno de ellos.

En Europa se centró en el lobo ibérico, en América del Norte le siguió la pista al bisonte americano, en América del Sur se fijó en el puma de Patagonia, en la Antártida en el pingüino rey, en Australia convivió con el cocodrilo de agua salada, en Asia con el cálao bicorne y en África con el elefante del desierto.

Un mensaje de respeto

Unai Canela, hijo mayor de Andoni, de 12 años, es quien ejerce de narrador del metraje, en el que han colaborado WWF y PAU Education (editorial que colabora con la UNESCO), y que sirve de reclamo de una mayor protección de la naturaleza, en particular de los hábitats de los animales con un mensaje adecuado para llegar a adultos y niños. Meritxell Margarit, periodista y escritora de literatura infantil, además de madre de Unai, se ha encargado del guión junto al propio Unai y Julio Mazarico.

El trabajo es parte del proyecto Looking for the Wild (En busca de lo salvaje) del fotógrafo de naturaleza Andoni Canela.

FECHAS DE ESTRENO:
Madrid:
1 de septiembre en Cineteca Matadero (Plaza de Legazpi, 8). Estreno con presentación y coloquio a las 20h.
Pases 2, 3, 4 de septiembre a las 20h30. (Entradas aquí)
Barcelona: 14 de septiembre en Cine Phenomena (C/ Sant Antoni Maria Claret, 168) a las 20h.
16 de septiembre en Cines Méliès (C/Villarroel, 102). Pases diarios en Cines Méliès del 16 al 22 de septiembre a las 20h.
Próximamente: Oviedo, Bilbao, Valencia y Sevilla.

Toda la información en www.elviajedeunai.com

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El Dcode trae por fin a EODM a España

mailto  facebook  twitter  google+

Eagles of Death Metal
Foto: Alfred Nitsch

El pasado 13 de noviembre, una banda de rock americana lo daba todo en el show parisino de su gira mundial. De repente, tres terroristas entraban en la sala. Lo demás es historia. Una historia en la que Eagles of Death Metal (EODM) nunca quisieron estar. Este sábado por fin actúan en Madrid en el festival Dcode.

Dcode, un festival heterodoxo

El Dcode marca el final de la larga y prolífica serie de festivales que cada año menudean por toda la geografía patria. La presencia de EODM es el aliciente del cartel junto a Bunbury, M. Ward, Zara Larsson, Mark Ronson y 2ManyDJs. Bueno, no es necesario decir que también estarán Love of Lesbian. El grupo catalán ha actuado en todos los festivales de España. En todos menos en uno.

Efectivamente, se trata de un festival que unos pueden considerar ecléctico y otros de puro aluvión. Donde se van a dar cita propuestas intensas como las de Bunbury con otras electrónicas, rockeras o de público adolescente.

Siempre el Dcode ha parecido un festival hecho de recortes de aquí y allá, no se sabe si con la premisa de atraer a mucho público, aunque sea heterogéneo, o porque por estas fechas ya es lo que queda en el mercado. En cualquier caso, será curioso comprobar la mezcla de tendencias y generaciones que se dará cita en el Campus de la Universidad Complutense donde se celebrará.

Una presencia más que simbólica

La presencia de EODM en cualquier caso, es más que simbólica. La banda canceló las fechas españolas de la gira que les llevó al Bataclán al celebrarse días después de los atentados. La nueva cita prevista para el 4 de marzo también fue anulada debido a la fractura en un dedo del cantante Jesse Hughes. Hughes junto al componente de Queens of the Stone Age, Josh Homme, forman el núcleo duro de la banda californiana.

La acogida que tendrán por el público es otra de las incógnitas. Por un lado, la larga espera y la solidaridad tras el ataque fundamentalista podría hacer pensar en un concierto sentimental, sin dejar de lado la descarga rockera que el grupo garantiza.

Por el otro, las salidas de tono de Hughes tras los atentados, asegurando que si los asistentes hubieran estado armados, nada habría sucedido, puede diluir esa corriente de empatía. Para rematarlo, recientemente ha declarado que se siente feliz de tocar por fin en España, donde podrá admirar “la bonita tradición de los toros”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias