Los perros huelen nuestro miedo

“No tengas miedo, porque el perro puede olerlo”. Todos hemos oído esa frase alguna vez que se nos ha acercado un perro. Normalmente son...

Los lobos que cambian el cauce de los ríos

mailto  facebook  twitter  google+

Penn State
Penn State

Cuando el Parque Nacional de Yellowstone fue creado en 1872, la población del lobo gris ya estaban en declive en Montana, Wyoming y Idaho.

La creación del parque nacional no tenía en mente la protección de los lobos u otros depredadores y los programas para controlarlos del gobierno en las primeras décadas de los 1900, lo que hizo realmente fue ayudar a eliminar el lobo gris de Yellowstone.

Los últimos lobos murieron en Yellowstone en 1926. Después de esa fecha los informes sobre los lobos todavía se publicaban, pero los científicos habían confirmado que las poblaciones de lobos habían sido extirpadas y estaban ausentes de Yellowstone a mediados de la década de 1900.

A partir de la década de 1940, los encargados del parque —biólogos, conservacionistas y ambientalistas— comenzaron una campaña para reintroducir el lobo gris en el Parque Nacional de Yellowstone.

Cuando se aprobó la Ley de Especies en Peligro de 1973, el camino hacia la reintroducción legal era clara. En 1995, los lobos grises se volvieron a introducir por primera vez en Yellowstone.

La historia de los lobos en Yellowstone se cuenta desde la exterminación, la ausencia y la reintroducción de los lobos grises a Yellowstone, y cómo la repoblación no estuvo exenta de polémica o sorpresas para los científicos, los gobiernos o los encargados del parque.

Encuesta: ¿En qué país viven más lobos?

Se crea un parque, pero no se protege a la vida que había dentro del parque

En 1872, el Parque Nacional de Yellowstone fue creado y sin embargo no había ninguna protección legal de la vida silvestre en él. En los primeros años de funcionamiento, los administradores, los cazadores y turistas eran esencialmente libres de matar a cualquier animal que se encontraran.

El lobo gris fue especialmente vulnerable a esta matanza sin sentido, ya que se consideraba un depredador indeseable y estaba siendo eliminado de toda América del Norte. En enero de 1883, el Secretario del Interior prohibió la caza de la mayoría de los animales del parque, pero el reglamento no se aplicó a los lobos, coyotes, osos, pumas y otros pequeños depredadores.

Poco después de que el Ejército de Estados Unidos se hizo cargo de la administración del parque el 20 de agosto de 1886, el capitán Moisés Harris, el primer superintendente militar, prohibió la caza pública de cualquier especie silvestre y cualquier control de depredadores era tarea de la administración del parque.

Los registros oficiales muestran, sin embargo, que el Ejército de Estados Unidos no dejó de matar lobos hasta 1914.

En 1907, bajo la presión de los ganaderos y la industrias, esta agencia comenzó un programa que se llamó Damage Control Animal. Este programa de control de depredadores mató a 1.800 lobos y 23.000 coyotes en 39 Bosques Nacionales de Estados Unidos en 1907.

En general se acepta que las manadas de lobos grises habían sido extirpadas del Parque Nacional de Yellowstone en 1926, aunque el Servicio de Parques Nacionales mantiene su política de control de depredadores en el parque hasta 1933.

Sin embargo, según un estudio se reveló que durante el período 1927-1977, había varios cientos de avistamientos probables de lobos en el parque. Entre 1977 y la reintroducción en 1995, hubo avistamientos fiables adicionales de lobos en el parque, la mayoría se creían solteros o parejas que transitaban por la región.

La investigación actualizada en la década de 1980 verifica que el último asesinato oficial de lobos en el parque tuvo lugar en 1926, cuando dos cachorros que se encuentran cerca de Soda Butte Creek fueron asesinados por los guardaparques.

Ausencia de lobos

Una vez que los lobos habían desaparecido, las poblaciones de alces comenzaron a subir. En ese momento muchos biólogos estaban preocupados por la erosión de la tierra y las plantas muriendo. Los alces se multiplicaron dentro del parque y las plantas de hoja caduca y las especies leñosas como el álamo sufrían el exceso de pastoreo.

El servicio del parque comenzó a capturar alces pero no fue suficiente.

La gente empezó a hablar de traer de vuelta a los lobos de Yellowstone para ayudar a controlar la población de alces, lo cual era un problema de gestión ya que todos los esfuerzos durante muchos años se habían puesto en su eliminación del parque.

Iniciativas de reintroducción de los lobos

La campaña para restaurar el lobo gris en Yellowstone tiene sus raíces en una serie de estudios relacionados con la ecología y la relación depredador-presa del parque. En 1940 Adolph Murie publicó “Ecología del Coyote en el Parque Nacional de Yellowstone”. En ese estudio y en sus trabajo de 1940-1941 se comentaba que “Los lobos del monte McKinley juegan un papel decisivo en la construcción de una base científica para la conservación del lobo”.

“Todavía existe, incluso en los Estados Unidos, algunas áreas de considerable tamaño en la que creemos que los lobos grises pueden ser autorizados a continuar su existencia sin causar daños. … ¿Dónde están estas áreas? Probablemente todos los ecologista estarán de acuerdo en que algunos de ellos deberían estar en los parques nacionales más grandes y áreas silvestres: por ejemplo Yellowstone…”

El primer plan de recuperación se completó en 1980, pero obtuvo pocos resultados. En 1987, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. publicó un plan de recuperación del lobo del norte de las Montañas Rocosas revisado que abrió el camino a la reintroducción del lobo. El plan era un esfuerzo de cooperación entre el Servicio Nacional de Parques, Fish and Wildlife Service, la academia, las agencias estatales de vida silvestre y los grupos ecologistas. Su Resumen Ejecutivo contiene lo siguiente:

El Plan de Recuperación del Lobo en el Norte de las Montañas Rocosas representa una “hoja de ruta” para la recuperación del lobo gris. El objetivo principal era conseguir que el lobo de las Montañas Rocosas no fuera parte de la lista de especies en peligro de extinción consiguiendo un mínimo de 10 parejas reproductoras de lobos en cada una de las tres áreas de recuperación durante un mínimo de tres años sucesivos.

Los primeros lobos fueron introducidos en enero de 1995

En enero de 1995, funcionarios estadounidenses y canadienses liberaron 14 lobos de varios módulos al este del Parque Nacional de Jasper, cerca Alberta, Canadá. El 21 de marzo de 1995 los 14 lobos estaban sueltos en Yellowstone. Habían pasado más de 50 años desde su exterminio en el parque.

Adicionalmente diecisiete lobos capturados en Canadá llegaron a Yellowstone, en enero de 1996. Estos fueron los últimas lobos liberados en el parque. Las autoridades creían que la reproducción natural y la supervivencia eran suficientes para evitar liberaciones adicionales.

La población de lobos bajó inicialmente como resultado de “la lucha intraespecífica,” escasez de alimentos, la sarna, el moquillo canino, la caza legal de lobos en áreas fuera del parque y en un caso en 2009, la eliminación letal por los funcionarios del parque de un lobo habituado a los humanos.

A medida que la población de lobos en el parque ha crecido, la población de alces, su presa favorita, ha disminuido.

Antes de reintroducción, se predijo que los lobos matarían a un promedio de 12 alces por lobo por año. Esta estimación fue demasiado baja. Los lobos estaban matando a un promedio de 22 alces cada uno al año.

Esta disminución de los alces se ha traducido en cambios en la flora, más específicamente sauces y álamos. Aunque las muertes por lobo son directamente atribuibles a la disminución en el número de alces, algunas investigaciones han demostrado que el comportamiento de los alces se vio alterado significativamente por la depredación del lobo. La presencia de lobos empujaron a los alces a los hábitats menos favorables para su vida, disminución de su nutrición y su tasa de natalidad en general.

Además los lobos se convirtieron en depredadores de los coyotes. La población de coyotes pasó por una reestructuración dramática.

Hasta la vuelta de los lobos, el Parque Nacional de Yellowstone tenía una de las poblaciones más densas y estables de coyotes en América. Dos años después de las reintroducciones, la población “pre-lobo” de los coyotes se había reducido en un 50%. En un estudio se explica que alrededor del 16% de los coyotes con radio collar fueron presa de los lobos.

Los coyotes de Yellowstone cambiaron su territorio al pasar de prados abiertos al terreno escarpado. Los cadáveres de otros animales a la intemperie ya no atraen a los coyotes porque al acercarse a estos animales los coyotes son perseguidos en terreno plano y a menudo son cazados.

Los coyotes se sienten más seguros en terreno empinado donde a menudo los lobos, al ser más pesado, no pueden subir y la ventaja del coyote es muy grande.

Los lobos siempre ganaban a los coyotes en el uno contra uno. Los coyotes han sido conocidos por atacar a los lobos si los superan en número. Ambas especies matan a las crías de los demás si se les da la oportunidad.

Disminuir la población de los Coyotes, hizo aumentar la de los zorros, y a su vez, desplaza las probabilidades de supervivencia de las presas del coyote tales como liebres y ciervos, así como para los pequeños roedores y otras aves.

Estos cambios afectan a los brotes, semillas e insectos, lo que puede alterar el equilibrio de las comunidades de plantas locales, y así sucesivamente en la cadena alimentaria hasta el final a los hongos y microbios.

La presencia de lobos también ha coincidido con un aumento dramático en la población de castores del parque; donde sólo había una colonia de castores en Yellowstone en 2001, había ya nueve colonias de castores en el parque en 2011.

La presencia de lobos parece haber animado a los alces para hojear más ampliamente, disminuyendo su presión sobre las zonas de sauce, una planta que necesitan los castores.

La renovada presencia de castores en el ecosistema tiene un efecto sustancial sobre la cuenca de los ríos debido a la creación de diques. Con ellos se crean nuevos hábitats, estanques y pantanos, para los alces, nutrias, visones, aves acuáticas, peces, anfibios y más.

El efecto de arriba hacia abajo de la reintroducción de un depredador como el lobo en otras especies de flora y fauna en un ecosistema es un ejemplo de lo que se denomina una cascada trófica.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Un proyecto español genera biogás de las aguas residuales

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Xavigivax

Se supone que el principal cometido de las depuradoras de agua es ese, limpiar el agua con residuos y volver a hacerla potable. Sin embargo, uno de los primeros mandamientos de la ciencia es no conformarse con los que parece lógico.

En Chiclana

Ahora un proyecto en la ciudad gaditana de Chiclana tiene como objetivo obtener energía de la depuración de la aguas. En realidad se consigue generar biogás a través del cultivo de microalgas en el agua residual. El proyecto se ha denominado con el afortunado y descriptivo nombre de All-gas.

El trabajo de las microalgas

Los trabajos se están realizando en el Estación de Depuración de Aguas Residuales de El Torno. El cultivo de microalgas, en primer lugar, contribuye a la depuración del agua, al consumir los residuos que contiene. Además, como fruto del proceso de digestión de las microalgas, se genera un gas que puede ser usado como combustible.

El uso de las microalgas supone un ejemplo de economía circular, pues al mismo tiempo que se tratan las aguas, se obtienen otros elementos, como el biogás que además de generar la energía que consume la propia planta depuradora, también se espera que alimente la flota de vehículos municipales de la localidad, que como última ventaja son automóviles que funcionan con cero emisiones globales.

Este método de generación de biogás a través del empleo de microalgas ha despertado la curiosidad de varias compañías extranjeras que han acudido hasta El Torno para conocer de primera mano todo el proceso, con el fin de implementarlo en sus países.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Star Trek cumple 50 años

mailto  facebook  twitter  google+

Star Trek cumple 50 años. Y esta serie, una de las míticas de la historia de la televisión, con miles de trekkies o seguidores y un enorme despliegue de merchandising alrededor, celebra el medio siglo con  Star Trek: Más allá, dirigida por Justin Lin en sustitución de J.J.Abrams. La tercera entrega de la nueva era de la serie.
La saga, que gira alrededor del USS Enterprise y su tripulación, ha originado múltiples ciclos. El primero, Star Trek: la serie original,  se desarrolló entre 1966 y 1969. Entre 1973 y 1974, Star Trek: The Animated Series. Star Trek: la nueva generación comenzó en 1987 y terminó en 1994, a la par que se iniciaba en 1993, hasta 1999, Star Trek: espacio profundo nueve y, en 1995, Star Trek: Voyager, que concluye en 2001, el mismo año que se inicia Star Trek: Enterprise, que termina en 2005.

Otra vida en el cine

En paralelo, la serie ha tenido una vida en el cine, a base de películas participadas por parte del elenco original de la producción. La primera, Star Trek: La película, de Robert Wise; la segunda, Star Trek II: La ira de Khan, de Nicholas Meyer, que también firmó Star Trek VI: Aquel país desconocido. Leonard Nimoy, el famoso Capitán Spock de la serie, realizaría Star Trek III: En busca de Spock Star Trek IV: Misión: Salvar la Tierra. William Shatner, finalmente, dirigiría Star Trek V: La última frontera.

En 2009, J.J. Abrams dirige la primera entrega del nuevo ciclo, Star Trek, introduciendo una nueva línea temporal dentro del Universo Star Trek, con Kirk (Chris Pine) y Spock (Zachary Quinto) en la Academia de la Flota Espacial para narrar la construcción de la tripulación del USS Enterprese. En Star Trek: En la oscuridad, se introduce un villano interpretado por Benedict Cumberbatch, con más acción.
Finalmente, Star Trek: Más allá, ahora con Justin Lin a la dirección, ofrece más espectacularidad a la trama.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Galletas María o Galletas Digestive?

mailto  facebook  twitter  google+

Hoy es día 15 de agosto. Probablemente estás tranquilamente descansando, en la operación retorno o trabajando. Hoy he tenido un pequeño dilema. Me he puesto a desayunar y tras la operación retorno no tenía nada más que galletas María y unas Digestive. El instinto me ha llevado a pensar que las Galletas Digestive serían una mejor opción y me he puesto a investigar un poco sobre el tema.

Ambas galletas son igual de malas o de buenas (según se vea)

En ambos casos estamos hablando de galletas que tienen un 20% de grasa y un 17% de azúcar. En ningún caso son una opción buena para desayunar. Son productos demasiado calóricos y poco nutritivos. Mejor la tostada de pan normal que al final del día es el producto más normal / sano.

Ambas galletas, la María y la Digestive, son de origen Inglés y son galletas con diferentes estructuras. Las digestive son más grandes, gruesas y se desmigan fácilmente. Las galletas María son más pequeñas, finas y aguantan mejor el ser mojadas en el te o la leche. Pero ambas galletas presentan pocas cualidades nutricionales.

Qué deberían desayunar los niños

A los niños se les suele dar cualquier cosa para desayunar. Cereales, galletas, bollos, etc… Pero lo que cualquier médico te puede recomendar es intentar usar productos naturales. Pan, huevos, avena, fruta… este es el camino que se debe intentar seguir. El problema son las prisas que hacen que este modelo sea un poco complicado de ejecutar, o no…

¿Cuánto tiempo cuesta hacer un huevo revuelto?

Desayunar un huevo revuelto con pan normal es un desayuno que se prepara en 10 minutos o menos. ¿No merecen la pena esos 10 minutos en la salud de tu hijo? Está claro que el cuerpo de un niño lo asimila todo y lo digiere todo, pero que su cuerpo se nutra a base de comida muy grasa y con mucha azúcar puede tener un precio alto a largo plazo.

Resumen de esta tarde de agosto: Las galletas, sea cual sea el caso, son una mala excusa para el desayuno. La galleta María no es una galleta más sana o adecuada para una dieta sana. Mejor una fruta o una rebanada de pan normal (no pan de molde o pan tostado).

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ocean Colour Scene viajan a los tiempos de Moseley Shoals

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: idrewuk

Corría el año 1996 y el britpop estaba en pleno reinado. Imperio, para emplear una palabra más adecuada. Y como toda buena monarquía, dos casas se disputaban el trono. Dos hermanos cejijuntos de Manchester al frente de Oasis por una lado y un flacucho rubiales capitalino encabezando Blur en la esquina contraria. Una confrontación clásica en la historia de la música, que en este caso también era animadversión personal.

Vuelta a los escenarios

Así estaban las cosas, con la escena aún relamiéndose de What’s the Story (Morning Glory) y de The Great Escape, los discos de ambas bandas respectivamente, que aparecieron el año anterior. Y de pronto, aparecieron Ocean Colour Scene, cuatro chicos de Birmingham que hicieron que todos los cuellos giraran hacia ellos y hacia su segundo trabajo Moseley Shoals. Un disco distinto pero reconocible, fresco pero pegado a la tradición. Un disco que la banda recupera ahora, tocándolo íntegro en una gira que les traerá a España a finales de año, el 30 de noviembre en Madrid, el 1 de diciembre en Barcelona y el 2 en Zaragoza.

Un disco vigente

Porque ha pasado el tiempo pero Moseley Shoals sigue vigente y eso es algo que no ha pasado con la gran mayoría de los discos de la época. En su día ya tuvo una acogida acorde a su valor, llegando al número 2 en la exigente lista británica y siendo alabados por compañeros de peinado como Paul Weller o el mismo Noel Gallagher.

Desde la portada podía intuirse el contenido. Chicos que combinaban con clase cierta estética mod con algo más californiano. Y en el disco, la cosa iba más allá. Desde el arranque con The Riverboat Song y un primer riff que se veía que iba para clásico de la época, continuando por la luminosa The Day We Caught The Train, Lining Your Pockets mostraba su capacidad para la intensidad que después excitaría en temas como Profit in Peace mientras que 40 Past Midnight daba lo prometido en la portada, un tema mod sin aristas. Y así hasta el tenso cierre de Get Away con el cantante Simon Fowler mostrando que quizá sea una figura subestimada en la música británica.

Dos décadas después, tras una carrera demasiado lineal para llegar la relevancia que todo hacía indicar que alcanzaría, Moseley Shoals sigue siendo uno de los mejores discos de debut del britpop. Y esta gira que lo recupera cierra un círculo que para Ocean Colour Scene se convirtió en vicioso en el mejor sentido de la palabra.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias