El sitio más contaminado de la Tierra no es el que crees

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Marlenenapoli

Cuando se piensa en el lugar más contaminado de la Tierra, la mente se va inmediatamente al infierno radioactivo de Chernóbil, con sus imágenes grabadas por las televisiones de todo el mundo pese a los cientos de roetgens ambientales o los espeluznantes testimonios recabados por la premio Nobel Svetlana Aleksiévich. Pero es un error. Ni de lejos Chernóbil es el lugar mas contaminado del planeta. Ese sitio es Agbogbloshie, cerca de Accra, la capital de Ghana.

Un vertedero como síntoma

Agbogbloshie es el ejemplo perfecto del trato que la civilización occidental tiene con África. Primero, se le expolian los recursos naturales, de los que el continente es muy rico, a costa de mantener guerras civiles o de desastres medioambientales como en el delta del Níger. Después, estos materiales, una vez manufacturados, se convierten en bienes de consumo o de lujo en los países industrializados. Cuando ya no sirven, vuelven de nuevo a África en modo de productos de segunda mano, en ocasiones incluso etiquetados como ayuda al desarrollo, cuando en realidad son mero elemento de deshecho, para llenar los enormes vertederos que menudean entorno a las grandes urbes africanas. El de Agbogbloshie es un inmenso basural de aparatos tecnológicos inútiles. Miles de toneladas de ordenadores, televisores, frigoríficos, y móviles provenientes de Europa Occidental y Estados Unidos que acaban vertidos en este lugar.

250.000 toneladas de basura tecnológica

Cada año, Ghana importa cerca de 215.000 toneladas de material electrónico usado, de la que más de la mitad pasa directamente a este tipo de vertederos. Miles de personas, en situaciones de absoluta miseria, los recorren cada día en busca de componentes que poder vender. Uno de los más cotizados es el cobre, pero para separarlo de la protección que lo cubre, los rebuscadores queman los cables, generando enormes cantidades de partículas tóxicas principalmente de plomo, pero también cadmio, mercurio y otros metales pesados. Las más de 200.000 personas que viven de buscar entre esta basura del primer mundo y las que habitan en los alrededores se ven expuestas a tierras enfermas, aguas envenenadas y aire nocivo.

Contaminación desbocada

Según los estándares occidentales de seguridad, el límite de presencia de plomo en el suelo es de 400 partes por millón. En este vertedero de Accra se ha llegado a medir más de 18.000 partes por millón. Es difícil establecer cuáles son los efectos sobre la población, pues tampoco hay fondos para realizar análisis epidemiológicos, pero los primeros estudios están ya hablando de altas concentraciones de estos metales en la sangre y la orina de los habitantes de Agbogbloshie.

Algunas ONG trabajan sobre el terreno tratando de instruir a los habitantes sobre métodos de extracción de los componentes más seguras para ellos al mismo tiempo que se organizan para sacar el mayor rédito posible a los elementos recuperados. Sin embargo, su trabajo choca con una dura realidad. Occidente genera este tipo de basura altamente contaminante cada vez a mayor velocidad y, por lo tanto, necesita enviarla en mayor cantidad a África. Se estima que en 2020, Ghana recibirá el doble de basura electrónica de las 215.000 toneladas actuales.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

‘Verano azul’ o la metáfora de la Transición

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: rtve.es

Pancho, Tito, Bea, Chanquete…El año pasado, Televisión Española repuso Verano Azul. Seguramente fue por falta de fondos para sufragar nuevas producciones, y seguramente era la vez 140.000 que se ofrecía de nuevo. Pero demostró que la nostalgia es buena arma de negocio y que la serie todavía nos remueve.

La escritora Mercedes Cebrián nos propone ahora, en su ensayo Verano azul. Unas vacaciones en el corazón de la transición (Alpha Decay),  una lectura de la mítica serie que va más allá de explorar los secretos de engranaje de esta ficción de pandillas estivales. Por supuesto, se pregunta por qué gustaba la pandilla, por qué los jóvenes del momento se identificaban con estos personajes veraneantes, en un gesto tan típico de la familia española de clase media, en uno de los puntos cardinales de la costa de nuestro país, y qué pudieron aprender unos de otros y de la experiencia.

El puritanismo, la incipiente especulación inmobiliaria…

Pero también se plantea el papel que cumplió este título, en 1981, año de su estreno, y en los posteriores veranos en que se repuso durante más de una década, en el momento político que atravesaba España, aún con el susto del 23-F en el cuerpo. Nuestro país aún caminaba con inseguridad la senda de la democracia, y Verano azul simbolizaba el sentir de la Transición. La difícil convivencia de ideas puritanas apuntaladas en cuarenta años de dictadura con las nuevas libertades conquistadas, y el ansia por conquistar otras muchas. Matrimonio vs divorcio, hablar de la menstruación vs avergonzarse de ella, falda vs microfalda… También hay un vistazo a los mitos culturales del momento mencionados en distintos episodios, una escalofriante reflexión sobre los inicios la especulación inmobiliaria en la costa, o una referencia al manifiesto tabú que constituían los regionalismos en pleno estreno del Estado de las Autonomías y sus complejidades.

TítuloVerano azul. Unas vacaciones en el corazón de la Transición. Autor: Mercedes Cebrián. Editorial: Alpha Decay.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un debate religioso, primer diálogo entre españoles e indígenas

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Jago Cooper / Alice Samson

Existen registros bien documentados de cuál fue la impresión de los primeros europeos que llegaron a América después de 1492, sobre todo la Historia de las Indias escrita por fray Bartolomé de las Casas desde 1527 durante las tres décadas siguientes. Sin embargo, no existe un registro similar del otro lado, de aquellos habitantes que de pronto vieron llegar a unos seres que ni siquiera pensaron que eran de la misma especie, abordo de extrañas embarcaciones, subidos en raros animales y vestidos con insólitas ropas.

Grabados en una cueva

El Museo Británico y la Universidad de Leicester han hecho público un estudio conjunto que muestra el que quizá fue el primer debate ideológico, o religioso, entra las dos sensibilidades que entraron en contacto tras el Descubrimiento. Se trata de una serie de grabados en la cueva de la isla de Mona en Puerto Rico. En las paredes pueden observarse relieves anteriores a la llegada de los españoles con formas religiosas de los indígenas. Sobre ellas, a una altura superior, inscripciones en castellano y formas religiosas cristianas realizadas por los primeros colonos de aquellas tierras.

Formas religiosas

El equipo de investigadores, encabezado por los profesores Jago Cooper y Alice Samson, apunta que se trata de una especie de diálogo entre ambas culturas. Basándose en la inaccesibilidad de la cueva y su poca exposición exterior, aseguran que fueron los propios indígenas los que condujeron a los españoles hacia la caverna con el fin de mostrarles su santuario. Una vez allí, los españoles dibujaron a una altura superior, cruces y otros símbolos, como tratando de explicar cuáles eran las imágenes de su religión a los primigenios habitantes de la isla. El hecho de que las formas estén en un plano superior y no realizadas sobre las precolombinas es un síntoma de que no se trató de borrar el legado anterior, si no de establecer una especie de diálogo entre ambas culturas a partir de los grabados en la roca.

“Dios te perdone”

Junto a las formas religiosas también se han encontrado inscripciones de frases como “Dios te perdone” y los nombres del capital Francisco Alegre, Myguel Ripoll y Alonso Pérez Roldán. Junto a sus nombres escribieron la fecha de su visita: 1550.

Frente a la historia que ha trascendido de lucha y exterminación durante la conquista tras el Descubrimiento, los especialistas de ambas instituciones quieren destacar el sentido de encuentro y conciliación que la inscripciones de la isla de Mona representan entre dos culturas que nada tenían en común, pero que encontraron una forma de comunicarse y entenderse.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Causa y efecto del calentamiento global

mailto  facebook  twitter  google+

Para que veamos los efectos del cambio climático, podemos tener en cuenta estos ejemplos.

  1. Hay más Incendios en los bosques porque la nieve desaparece antes: Este fenómeno se observa en los países del hemisferio norte. los científicos piensan que hay tantos incendios debido a las altas temperaturas y el derretimiento temprano de la nieve. Ver fuente.
  2. Montañas que crecen: Los alpes y otras montañas están creciendo mas de lo esperado debido al derretimiento de los glaciares. Ver fuente.
  3. Satélites acelerados: EL CO2 esta aumentando y el aire es menos denso y hace las moléculas mas calientes y aceleran la velocidad de los satélites haciendo que los ingenieros los tengan que volver a colocar en su órbita. Ver fuente.
  4. Cambio en la genética de los pájaros; El calentamiento global hace que la primavera lleguen antes por lo que algunos pájaros se pierden la comida y entonces tienen hijos haciendo que esta genética cambie toda la población. Ver fuente.
  5. Lagos que desaparecen:Cerca de 125 lagos desaparecieron en el Artico por el deshielo de la capa por debajo de ellos, este fenómeno se da mayormente en los polos.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Puedes tomar el sol tanto como quieras

mailto  facebook  twitter  google+

Pero el problema es el siguiente. Te pones crema solar que te protege durante cierto tiempo. Cuando el efecto de la crema solar comienza a desaparecer, la piel se empieza a quemar. Para cuando te das cuenta, la piel ya se ha quemado, y no hay forma de saber cuándo es el momento correcto en el que la crema solar ha dejado de protegerte de los rayos Ultra Violeta (UV).

Hasta ahora.

Los científicos del mundo se dividen en dos bandos. Los que investigan cosas con complejas aplicaciones para el mundo real y los que investigan cosas que podemos aplicar casi sin pensarlo. En este caso, nos centramos en el segundo bando.

El doctor Justin Gooding y su equipo han diseñado un sistema que permite calibrar la exposición a los rayos UV.

Hasta ahora los sensores que existían solían necesitar un iPhone o similar y eran complejos de utilizar, o los parches que se usaban contenían productos poco saludables para el cuerpo (químicos peligrosos). La investigación y desarrollo (por eso se llama i+d) de este equipo ha permitido crear un parche que se ajusta al tipo de piel, no tiene ningún producto tóxico y te alerta de forma eficiente de tu exposición a los rayos UV. La idea es que podamos tomar más tiempo el sol, pero usando la protección necesaria en el momento adecuado.

Y tú pensarás ¿de donde viene este equipo? De Australia es la respuesta. ¿Por qué Australia? En Australia tienen los índices de UV más altos del planeta pudiendo quemarte la piel en tan solo 11 minutos en un día soleado de Enero. ¿Y por qué Australia tiene los índices más altos de UV? En Australia, debido a su posición en el planeta tienen un exposición a los rayos del sol muy alta, tanto que el servicio del tiempo suele añadir cuándo son peligrosos los rayos del sol con mensajes del tipo: “Sun protection recommended from 10:50 am to 1:30 pm, UV Index predicted to reach 3 [Moderate]”.

Los niveles de UV van desde el 0 hasta el 11. En Sydney se llegan a alcanzar niveles de 13 en los días más soleados de Enero.

Pero mucho cuidado con el tema, de quemarse que es muy serio.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias